jueves, 21 de febrero de 2008

Una foto del eclipse de ayer

Así como se vió en México, específicamente en la ciudad que mencioné en la entrada anterior. Debo agradecer a quien me animó a tomar estas fotos y aunque no es extremadamente detallada, me gusta tener este recuerdo de la ocasión.

Y aqui hay una foto del eclipse mucho mejor lograda, la cual fue tomada en Buenos Aires por Roberto Vieytes, autor de la misma, el cual la cedió gentilemente para ponerla en este blog.

martes, 19 de febrero de 2008

La ciudad en donde estudio

Alguna vez mencioné que me encuentro estudiando en otra ciudad distinta a la que nací y donde está mi familia. Se llama San Luis Potosí y es la capital del estado del mismo nombre. Se encuentra en la zona centro del país y tiene un clima generalmente templado aunque en ciertos días suele ser extremoso: o mucho calor, o mucho frío.
Lo que me gusta del lugar es que aún se puede caminar con confianza por las calles aunque sea tarde, el ritmo de vida es mucho más tranquilo y se puede llegar a muchos lados caminando. Lo que no me gusta es que el lugar es muy seco, el sol suele quemar durante el día y a veces de tan tranquilo puede tornarse aburrido. Claro que cuando me debo de quedar todo el día metida en el Instituto (como en estos días) ni cuenta me doy si está aburrido o no allá afuera. Los dejo con las fotos que tomé personalmente.
Plaza de Armas situada en el centro de la ciudad (véase la bandera de México ondenado sobre el edificio)Detalle del palacio de Gobierno y el kiosko de la Plaza de Armas (esta foto me gusta mucho como salió) Edificios aledaños a la Plaza de Armas
Catedral de San Luis Potosí
Calzada de Guadalupe
"La Caja del Agua" quizá el monumento más representativo de San Luis Potosí

lunes, 4 de febrero de 2008

Mi primer trabajo fotográfico "profesional"

Mi hermana es diseñadora gráfica y trabaja en una agencia de publicidad pero ayer le encargaron de un trabajo independiente para un establecimiento que vende dulces hechos a base de durazno, entonces, como le urgía enviar una propuesta me preguntó si tenía a la mano mi cámara fotográfica, por supuesto la tenía conmigo puesto que, como ya lo mencioné alguna vez, me encanta tomar fotos hasta de las cosas más comunes ya que capturadas en imagen y después de pasado un tiempo, adquieren un valor especial.

Me preocupó un poco la calidad que podría ofrecerle con mi camarita digital Samsung pero siempre me han gustado las fotos que obtengo, así que me animé a aceptar el paquete. Entonces montamos un pequeño set en la casa y empezamos a trabajar. Mi mamá se encargó de la parte artística, es decir, de darle una apariencia agradable a los productos, yo fui la fotógrafa y mi hermana ya había diseñado el logo de la marca y se encargó de darle el retoque a las fotos en la computadora, de hecho algunas cosas no tenían etiqueta así que ella se encargó de ponérselos con su paquete de diseño.

Y este es el resultado, la verdad es que no soy experta pero creo que para haberlo hecho con recursos caseros salieron bien. A ver que opinan.

Mermelada de duraznos

Duraznos azucarados

Duraznos picantes

Duraznos azucarados en bolsa

sábado, 2 de febrero de 2008

De la Arquitectura a la Física

Me viene a la mente el tiempo cuando estuve en la preparatoria y en el último año tuve que elegir un área de la cual dependería el tipo de materias que tendría que cursar durante el último año con miras de entrar mejor preparada a la licenciatura y elegí la llamada Area 1 (Físico-Matemáticas) porque toda mi infancia y adolescencia quise ser Arquitecta, nunca Física, de hecho ni sabía que era eso bien a bien. Incluso previamente en la secundaria llevé tres años de Dibujo Técnico y de hacer trabajos de dudosa calidad, terminé obteniendo unas de las mejores calificaciones del grupo (perdón por la poca modestia), y pues ya en la prepa resulta que en ese momento no se abrió el curso de Dibujo Constructivo, algo así como dibujo técnico porque no había profesor y como optativa entonces metí una materia llamada "Tema Selectos de Física".

Entonces, hoy aún no me explico cómo, de no haber pasado en mis cursos elementales de temas como "Composición y descomposición de vectores aplicado a diagramas de cuerpo libre", "Leyes de Newton", "Caída libre y tiro vertical" y, eventualmente algo de Termodinámica y Electromagnetismo basiquísimo, me fui a meter a esa materia donde, de entrada, nos hablaron de los fotones y el espectro electromagnético, efecto Compton y Fotoeléctrico, aceleradores de partículas, modelos del átomo y decaimiento radiactivo, y otros temas así. Bueno, ¡ni derivar bien sabía!. Pero me pareció tan dificil y diferente, pero a la vez tan intrigante e interesante, que ya no lo pude dejar. Realmente me costó trabajo pasar mis dos materias de física y la de cálculo, pero eso si, me convertí en un as en eso de componer y descomponer vectores y de hecho hoy algo de lo que mas me agrada del Electromagnetismo es esa rigurosidad que se debe tener al manejar la notación vectorial al resolver problemas, en serio me encanta.

Bueno, total que no me arrepiento para nada de mi profesión y no extraño nadita la Arquitectura, no era lo mío y que bueno que me di cuenta aunque fuera accidentalmente. Lo que si me trauma y hace que desee, como dice en la Biblia, rasgarme las vestiduras, es cuando mis hermanas me preguntan con mucha extrañeza e incredulidad: "¿y a poco tú si sabes de esas cosas?" y yo les respondo en silencio, diciendo dentro de mi: "¡NOOOO querida hermana! si nadamás me pagan como profesora y estudiante por ir y no hacer nada ".

Regresando al buen camino

Durante todo el día de ayer pude controlar muy bien lo que me comí, todo fue ligero, incluí vegetales y logré irme a la cama sin cenar. En la mañana noté nuevamente que mi estómago se había desinflamado y pude sentir las costillas que todavía hace medio año no sabía que tenía.
Pero para el desayuno mi mamá hizo una comida típica de México que se come específicamente en este día que básicamente es un rollo de masa de maíz con carne y salsa verde picante. ¡Uf! empezamos con problemas aunque la verdad estaba delicioso, y también tomé atole de nuez, muy rico por cierto. Con esto está de más decir que eso fue lo que desayune aunque tambien incluí la fruta y ¡aaah! me vino ese sentimiento de gordura que no me deja en situaciones como esta.

En eso mi hermana sugirió ir al medio día a caminar a un lugar muy bonito en Coyoacán donde la gente asiste a hacer ejercicio de manera profesional o amateur. Yo ordinariamente hago ejercicio en mi casa en con una caminadora que adquirí hace ya casi un año, pero a veces lo dejo por temporadas, de todos modos yo siempre camino mucho debido a que la zona céntrica de la ciudad donde estudio no es muy grande y a todos lados se puede llegar caminando, así que no tuve problema en recorrer dos veces el circuito de ese lugar, partes corriendo y partes caminando. Les incluyo una foto que encontre en Internet del lugar, no soy yo ninguna de las personas en la imagen pero me gustó porque así es exactamente el aspecto comun de ese lugar, exacto como estaba este medio día.

Inmediatamente después de empezar a correr el cuerpo responde de una manera fabulosa: las mejillas toman un color rosado, los poros de la cara respiran, las mejillas se contraen y las articulaciones del cuerpo están al cien. Creo que ese es mi estado físico ideal y me he prometido ya no dejarme envolver por la rutina y la flojera y hacer ejercicio. Tengo que perder un poco más de peso para finalmente sentirme felíz, además prometimos regresar mañana y pasado, después ya no, pues voy de regreso al estudio, pero aunque no está tan bonito el panoarama, en mi casa voy a desquitar el gasto que hice en la caminadora y seguir poniéndome en forma.
Pero el día aún no termina. Al rato iremos a comer a un restaurant para festejar a mi hermano y vamos a comer un platillo mexicano, especificamente de Monterrey llamado "cabrito", es la cosa más exquisita que se imaginen, así con carne suavecita, salsas y tortillas, supongo yo que alguna bebida y postre, ¡Noooooo!. Así como más o menos dice Roberto Carlos en una de sus canciones: "todo lo bueno que nos gusta de la vida casi siempre es ilegal, inmoral o engorda......."

viernes, 1 de febrero de 2008

Acostumbrándome a una nueva época

El día de mañana mi hermano cumple 18 años. Sin embargo yo todavía me acuerdo fielmente cuando mi papá nos anunció que ya había nacido y que era hombre. Eso nos hizo poner una cara de rechazo inmediato a mis hermanas y a mi, aunque no fue con mala intención, fue sólo que siendo puras mujeres no sabíamos como tratar a un niño. No sé mis hermanas, pero yo no he mejorado mucho en ese aspecto.

Después pasó el tiempo y a todo se acostumbra uno. Cuando creció un poco compartí mis juguetes con el, sobre todo mis playmobil que tanto le gustaban pero que llegó a destrozar, así que tuve que guardarlos en una caja para cuando viniera alguien mas cuidadoso a usarlos. Debo decir que siguen en la caja. Pero ha sido un tiempo muy bueno a pesar de la brecha de alrededor de más de 10 años que hay entre él y la menor de nosotras, yo creo que él nos ha unido mucho como familia además de que forzó a mis papás a tomar un segundo aire para poder tener la energía de criarlo, educarlo, divertirlo y demás cosas que a todas nosotras nos tocó en su momento.


Pero ahora el ya casi es mayor de edad, podríamos decir que en términos legales ya es un adulto y ni siquiera nos dimos cuenta. Claro que no es mi estilo ponerme sentimental por esas cosas y de hecho esta reflexión la hago por otra cuestión interesante: resulta que mi familia se esta haciendo grande, y no precisamente por que los integrantes de ella se esten casando y nazcan hijitos o sobrinitos, ¡bueno fuera!. Más bien lo digo porque la edad promedio está aumentando y no sólo contando a mi familia directa, sino también las familias cercanas como las de mis tíos y primos. Como que nadie quiere dar el paso, por lo menos no oficialmente. No se si sea una tendencia actual de la nueva generación pero como que eso del matrimonio no es lo de hoy.

Lo que creo es que me tengo que acostumbrar a la idea de que se acabaron los niños en la casa, mi hermano escucha cosas como Led Zepellin y en unos días va a ir a un concierto de Iron Maiden, juega futbol americano con tipos medio toscos y todo lo contesta con: "Si" y "No", claro, es la dura adolescencia. En fin, la familia esta “envejeciendo” y no hay nada que podamos hacer en contra de eso. Tal vez es porque estoy en plena crisis de los 30’s y ya de cuando en cuando uso alguna crema contra las líneas de expresión, tomo alimentos con calcio y me espanta cualquier síntoma extraño que pudiera percibir en mi salud. Pero bueno, yo creo que la forma en que uno ha vivido y lo que le ha dado al cuerpo durante el paso del tiempo determina la edad real que uno posee. En lo personal no me siento de la edad que tengo sino de menos, pero no sé decir a ciencia cierta si es sólo mi sentir o si es algo real.

Lo que si es cierto es que la vida nos da opciones y nosotros elegimos, y si ahora nuestra vida como familia es así, debe ser por algo. La verdad es que nos queremos muchos, sabemos lidiar muy bien los unos con los otros, y afortunadamente a pesar de los malos momentos, sabemos que contamos con todos y cada uno de nosotros cuando es necesario. No me puedo quejar, me tocó una familia fenomenal.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...