sábado, 2 de febrero de 2008

De la Arquitectura a la Física

Me viene a la mente el tiempo cuando estuve en la preparatoria y en el último año tuve que elegir un área de la cual dependería el tipo de materias que tendría que cursar durante el último año con miras de entrar mejor preparada a la licenciatura y elegí la llamada Area 1 (Físico-Matemáticas) porque toda mi infancia y adolescencia quise ser Arquitecta, nunca Física, de hecho ni sabía que era eso bien a bien. Incluso previamente en la secundaria llevé tres años de Dibujo Técnico y de hacer trabajos de dudosa calidad, terminé obteniendo unas de las mejores calificaciones del grupo (perdón por la poca modestia), y pues ya en la prepa resulta que en ese momento no se abrió el curso de Dibujo Constructivo, algo así como dibujo técnico porque no había profesor y como optativa entonces metí una materia llamada "Tema Selectos de Física".

Entonces, hoy aún no me explico cómo, de no haber pasado en mis cursos elementales de temas como "Composición y descomposición de vectores aplicado a diagramas de cuerpo libre", "Leyes de Newton", "Caída libre y tiro vertical" y, eventualmente algo de Termodinámica y Electromagnetismo basiquísimo, me fui a meter a esa materia donde, de entrada, nos hablaron de los fotones y el espectro electromagnético, efecto Compton y Fotoeléctrico, aceleradores de partículas, modelos del átomo y decaimiento radiactivo, y otros temas así. Bueno, ¡ni derivar bien sabía!. Pero me pareció tan dificil y diferente, pero a la vez tan intrigante e interesante, que ya no lo pude dejar. Realmente me costó trabajo pasar mis dos materias de física y la de cálculo, pero eso si, me convertí en un as en eso de componer y descomponer vectores y de hecho hoy algo de lo que mas me agrada del Electromagnetismo es esa rigurosidad que se debe tener al manejar la notación vectorial al resolver problemas, en serio me encanta.

Bueno, total que no me arrepiento para nada de mi profesión y no extraño nadita la Arquitectura, no era lo mío y que bueno que me di cuenta aunque fuera accidentalmente. Lo que si me trauma y hace que desee, como dice en la Biblia, rasgarme las vestiduras, es cuando mis hermanas me preguntan con mucha extrañeza e incredulidad: "¿y a poco tú si sabes de esas cosas?" y yo les respondo en silencio, diciendo dentro de mi: "¡NOOOO querida hermana! si nadamás me pagan como profesora y estudiante por ir y no hacer nada ".

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...