lunes, 1 de septiembre de 2008

DÍA 5: Pasando del drama a la comedia

Este día me tocó levantarme tempranísimo ya que a las 9:00 hrs. tenía que ir a exponer el trabajo de mi coordinador. Para ese momento tenía ya bien dominado todo lo que iba a decir, así como si deveras yo hubiera hecho el trabajo, además viajaba con dos químicas, una de maestría y otra de doctorado especialista en técnicas de caracterización, así que casi casi que viajaba con mis libros andantes y parlantes (un sincero agradecimiento a ellas), pero... ¡aún me faltaba información! por lo cual me sentía muy insegura pues sabía que al llegar a esa parte de la exposición, me podría empezar a poner nerviosa, pero sólo eran unos minutos los que tenía que aguantar, así que yo sola me dí valor, traté de armar una idea en mi mente que tuviera lógica y puediera explicar con claridad.
Entonces me levanté, me bañé y cambié, desayuné solita en el hotel, y con mi presentación en la USB y todas mis cosas en la mano aún no sabía si presentar el trabajo o no, total, no era mi trabajo, no me habían dado los elementos suficientes para exponerlo de la mejor manera y ya me habían dado permiso de no exponerlo si es que requerian al titular en persona, pero aún así me levanté, tomé el transporte al hotel sede, en el estacionamiento de ese lugar hablé por celular con mi profe para preguntarle unos últimos detalles y cuando vi ¡9:00 a.m. en punto! y estaba en el salón donde iba a ser la exposición.
Los minutos pasaron rápido y cuando menos me di cuenta ¡ya había acabado y tenía la constancia de participación en mi mano!, ¡misión cumplida!, les mandé un mensajito a mis compañeras de que lo había logrado y en ese momento me sentí sumamente felíz.
De regreso a mi hotel, me encuentro con la noticia de que nos ibamos de paseo a Playa del Carmen y en la noche ¡la cena-baile del Congreso!. Así que mi día iba tomando diferentes tintes al paso de los minutos.
A continuación les muestro unas fotos de esos dos eventos, de mi exposición no tengo (aunque hubo alguien del auditorio que me tomó una foto) porque para lo que menos tenía cabeza esa mañana era para andar tomándome fotos ya que el paquete que tenía encima de la exposición me preocupaba más.
Playa del Carmen es una playa pública que se encuentra como a 2 horas de Cancún, y es muy bonita, muy agradable para meterse a nadar y tomar fotos. Ahí rentamos unos camastros, con bebida incluida ¡por $50 pesos por persona! (relativamente barato) y regaderas para quitarnos la arena. Estuvo muy a gusto, si había extranjeros pero no tanto, por lo cual me pude sentir un poquito más en mi ambiente y en mi país, pero nos tuvimos que ir pronto para llegar a arreglarnos para la cena que fue a las 9 de la noche. Aquí los dejo con algunas fotos.



Vistas de Playa del Carmen ¡super a gusto! muy bonita la playa, la gente y todo.




Una image de la cena-baile que estuvo de verdad muy animada y algunas vistas interiores del hotel sede.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...