martes, 23 de septiembre de 2008

Nuevamente de viaje

Efectivamente, durante estos días he estado lo más concentrada que me es posible en mi trabajo y en estructurar la redacción del documento que comenté en la entrada anterior, pero, por otra parte, he tenido que hacer una buena cantidad de trabajo de laboratorio e infinidad de trámites de ventanilla, lo cual a ratos me agobia un poco, pero al final del día me digo que esta vida tiene muchas más cosas buenas que toda la sarta de pequeños baches que se me van poniendo sobre el camino.

Y bueno, la cereza en el pastel de este mes es que me vuelvo a ir de viaje. Y si me da gusto pero ya con un pequeñito rastro de "¡Ay no, ya no!", primero, porque tengo que terminar la tesis, segundo, porque... aún me sigo reponiendo de la cansada del último viaje y tercero, porque mis finanzas están ahorita como las de EU: ¡al borde de la tragedia!. Pero, desde mi punto de vista, cuando en tu grupo de amigos se combinan factores como son: 1) que nadamás les dicen "viaje" y ya estan preparando la maleta, 2) que nadie esta casado ni tiene hijos, 3) que todos tienen por lo menos "cierta" solvencia económica, 4) que les encanta viajar más que cambiar de auto, comprarse ropa o salir a lugares caros y 5) que coincidentemente a todo(a)s nos aceptan trabajos en congresos, pues no hay mas escapatoria que viajar.

Precisamente nuestro destino es el ahora multiconflictivo Estados Unidos. En esta ocasión el congreso tiene mucho mas prestigio que al que fui anteriormente y AHORA SI voy a asistir a más platicas y seminarios, tanto porque me interesa investigar oportunidades para seguir el doctorado, como porque... ¡ya no hay dinero para paseos!. Entonces serán tres días de congreso intensivo y quizá el último día nos descolguemos a algún lugar para dar una paseadita y regresarnos derechito a nuestra casa, o más bien, al Instituto a seguir trabajando bajo condiciones un cuanto hostiles pues, por lo menos yo, ya estoy contra el reloj esperando concluir mi trabajo en este lugar.

Lo rescatable de todo esto es, por supuesto, que nuevamente voy a exponer mi trabajo en un congreso internacional, que voy a conocer un nuevo lugar, ya que aunque lo tenemos exactamente "arriba" de nosotros, lo más al norte que he llegado ha sido Tijuana, en Baja California Norte. Bueno, pues eso me agrada, no tanto por el hecho que sea mi ideal conocer tal país, sino porque como lo tenemos tan cerca, es tan fuerte la influencia y la interacción que hay entre gentes de ambos paises (México y EU) que quiero constatar realmente como son las cosas "del otro lado del charco" como decimos por acá.

Platicando con mis compañeras, me dicen que tienen una buena cantidad de familia viviendo en Estados Unidos, lo cual en lo personal se me hace bastante raro porque yo no tengo a nadie viviendo ni en el extranjero, ni específicamente en nuestro vecino país del norte. Aquí, como supongo que sucede en muchos más países, es muy común que gente emigre a ese país sobre todo a trabajar, unos de manera legal y otros ilegalmente o de "mojados", ya saben, ese gran problema que originó el llamado "muro de la vergüenza" o sea, el muro que EU construye a lo largo de varios kilómetros de frontera con México para evitar el paso de ilegales a su país, sobre todo mexicanos y centroamericanos.

Así pues, uno de los factores que hacen que me apetezca hacer ese viaje es porque quiero percibir en persona el grado real de paranoia que se vive en ese país respecto a extranjeros que pretenden entrar a territorio estadounidense (ya lo empecé a vivir cuando pedí la visa), el grado de discriminación a los latinos (en caso de que lo haya, la verdad ese si no me consta), la forma real de vida de los estadounidenses, el costo de la vida en ese lugar y lo más emocionante... ¡quiero saber si han servido tantas clases de inglés que he tomado durante toda mi vida! (ya escribí una entrada en el blog al respecto).

Así es, quiero medir mi nivel de inglés en modo y tiempo real, ya que no es lo mismo leerlo en libros o artículos, escucharlo en películas o series de televisión, que hablarlo con una gente normal o un doctor en ciencias. Sólo espero que mi mente no se ponga en blanco en el momento decisivo y quedarme con un "yes, I am" para todo, de hecho, más me vale que no, pues tengo que exponer mi trabajo en inglés ¡y técnico!. Pero ya les contaré mas adelante como me va en ese aspecto. El congreso será de este fin de semana al otro y debido a eso ya se juntó aún mas el trabajo aquí en el laboratorio. Así que sin más, mejor me pongo a trabajar para traerles buenas noticias de lo que hice y no todo lo contrario.

9 comentarios:

Roberto dijo...

Hummmmm...
Esto podría terminar en fiestas como otras veces...

Bueno, ahora en serio: mucha suerte Myriam con tu viaje y con el congreso.

Esperamos tus noticias.

Myriam dijo...

¡Que famita me estoy haciendo! y no hay nada más alejado de la realidad jejeje.

Estoy pensando seriamente poner fotos de mis momentos más pacíficos y dedicados a los sagrados deberes para que no crean que mi vida es un verdadero manojo de diversiones :).

Lo que si es cierto es que este fin de semana tengo una invitación para celebrar un cumpleaños en el campo... ¿será entonces que los momentos de esparcimiento me persiguen? es probable.

Roberto dijo...

Je je, ¡lo dicho!
... de fiesta en fiesta...

Javi dijo...

Yo también quiero hacer esta clase de viajes, aunque vaya a trabajar, pero hacerlos... Tiene que ser divertidísimo estar entre colegas de profesión... yo de momento me conformo con los compañeros de profesión, que los veo cada día a las mismas horas en clase, xD.

No estoy de acuerdo con: "no crean que mi vida es un verdadero manojo de diversiones" Hacer lo que haces es divertidísimo, si yo siendo estudiante de 1ero me divierto estudiando química, lo tuyo debe ser...buuuuuf... no quiero ni imaginármelo, me queda un duro camino para llegar a ello...

Como dice el blog-compañero Roberto, nos pondremos serios y te desearemos lo mejor para el congreso! :)

Víctor dijo...

Pues yo creo:

1. Que tu vida es un verdadero manojo de diversiones, y 2. Que persigues a conciencia los momentos de esparcimiento y no se te escapa uno...En resumen, ¡que te pasas el día de fiesta!.

Bueno, ya en serio, espero que lo pases muy bien en Estados Unidos y que te resulte un viaje de trabajo provechoso. Personalmente pienso que no es un país tan malo como lo pintan, pero me gustará conocer tu experiencia a la vuelta. ¿A qué ciudad vas?

Tengo entendido que en México, a raiz de la Revolución de 1911, se dice algo así como: "Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos". ¿Es verdad que existe ese dicho?

Myriam dijo...

Javi: seguro que vas a hacer viajes en menos de lo que te imaginas. Mi primer viaje académico lo hice cuando iba a mediados de la licenciatura (ya me sentí como abuela) y fue a un congreso de física donde no expuse pero si asistí a las sesiones de posters, seminarios y otras charlas, y ahí es donde a veces te das cuenta que... ¡no le entiendes a nada! y entonces uno capta la idea de que el camino por recorrer es largo. Luego empecé a llevar algunos trabajos, casi siempre para las sesiones de posters y entonces uno ya empieza a defender sus trabajos. Te metes a las exposiciones orales y unas cosas ya medio les entiendes y otras no, pero ya no es tan drástico, luego vienen los viajes para dar o tomar cursos o capacitaciones en otras ciudades y eso representa enfrentarte a otro tipo de retos fuera de el lugar de origen, y cuando ya llegan las salidas internacionales es casi siempre porque ya te las mereces y/o porque vas a hacer algo de provecho, difícilmente alguien va a un congreso internacional solo a vagar, sobre todo por el costo de los viajes (porque no tendría nada de malo ir a vagar jeje).

Pero creo que lo mejor de todo, el reto mayor, el culmen de las salidas es cuando te mudas de casa para estudiar en otra ciudad o en otro país. Sin ir muy lejos, he conocido gente que sale de su ciudad natal aquí en México para irse a alguna otra ciudad a no mas de 800 km ¡y no soportan!, aún estando en el área de estudios de sus sueños, debido al apego familiar tan fuerte (y/o de novazgo que es peor) y se regresan. Así que si alguien me pidiera algún consejo para preparase a una vida fuera del nido les puedo dar por lo menos uno que creo que es un consejo sencillo pero de oro jejeje:

Dejen la costumbre de que sus mamás los despiérten por las mañanas y cómprense un reloj despertador porque ¡cómo sufren algunos y se transtorna su día si la mamá no los despierta y no les tiene el desayuno listo! (eso no lo tendrán estando fuera).

Regresando al tema, creo que mi vida la verdad si es muy divertida, lo acepto, lo malo es cuando de repente reparas en que hay que pagar la renta, cuando tienes hambre y tienes que preparate tu propia comida aunque te gane el cansancio, cuando llegas a tu lugar de trabajo y te encuentras con gente indeseable y detallitos de esos, de otra manera, todo sería pura perfección.

Myriam dijo...

Víctor: Algo hay algo de cierto en eso de que persigo los momentos de diversión, pero de manera muy sutil. Tenía un amigo que ya de plano me decía: "Si la diversión interfiere con tus estudios... deja los estudios" ¡jajajaja! claro, en broma, pero nunca llegué a tanto.

Respecto a lo del viaje, si, voy a ser una maquinita de observar, reflexionar y conjeturar, me da mucha curiosidad saber como se vive de aquél lado, aunque dicen que ya hay tanto mexicano que no se siente uno tan fuera de casa. Luego les comparto mis apreciaciones.

Bueno, mi itinerario será el siguiente: Cd. de México - escala en Detroit - Pittsburgh, Pennsylvania y ahí es el congreso donde vamos a estar poco más de 3 días y luego DEBO DECIR QUE JURO QUE NO FUE MI IDEA, ¡SOY INOCENTEEEEE! ¡jajajaja! vamos a dormir en un autobús con dirección a NY, pasaremos el día de vagabundas por Manhattan (aún no se como le vamos a hacer con las maletas) y en la noche nos encamineramos al aeropuerto para llegar de nuevo en la Cd. de México, ya se me olvidó si con alguna escala pero de seguro que si. Como les dije, nos vamos a ir a lo pobre y entre más económico el avión, más escalas hace, bueno, por lo menos conoceré algunos aeropuertos.

Bueno, si quieren algún pedido de souvenir fotográfico me lo pueden hacer y con gusto se los traigo(les diría que les traigo algún recuerdito pero mis finanzas no están en su momento más óptimo, déjen que sea rica y famosa y entonces les traigo algo jejeje).

Respecto a lo de ese refrán mmmm.... qué te podré decir, mira, yo creo que hubo tiempos en México, específicamete a principios del sigo XX como tu bien dices, que la diferencia de clases, la prepotencia y ostentación de los gobernantes, la ignorancia del pueblo y, por tanto, su explotación, la represión religiosa y de la mujer, etc. Hacían del pueblo de México un territorio muy propicio para que propios y extraños con algo de poder, abusaran, robaran y menospreciaran a la población, lo cual pudo haber despertado un sentimiento de lástima ante los ojos de la comunidad internacional, pero realmente el país ha ido evolucionando aunque con mucho esfuerzo al principio porque generalmente los políticos y gente de poder solían ser personas con colmillos muy agudos que de una manera u otra pretendían permanecer en el mismo esquema del pasado, muy ventajoso para ellos.

Quizás fue a partir del movimiento estudiantil del 2 de julio de 1968, es mi punto de vista pero no se exactamente ya que ha sido algo gradual, la comunidad internacional se dio cuenta de que el pueblo mexicano había cambiado, ya que coincidió con los juegos olímpicos en este país y hubo un gran conflicto de poderes. A partir de entonces el pueblo ha ido exigiéndole cada vez más a los gobernantes y hoy día podemos preciarnos se ser una población instruída, conocedora, de mente abierta y muy lejos de ese cliché del mexicano sufrido y sometido de tiempos de la revolución.

¿Qué si es una desventaja estar cerca de los EU? A ver... los aparatos electrónicos, ropa, libros y artículos en general que vienen de allá, los tenemos muy a la mano y con un costo, supongo yo, mucho más bajo que si viveramos en sudamérica, europa o más allá. Podemos estudiar en alguna universidad de EU de gran calidad y regresar a ver a la familia en 5 u 8 horas de vuelo y sin gastar una fortuna, entre otras ventajas supongo yo.

¡Ah! ¡pero eso si!, si un día a los vecinitos del norte les echan una bomba biológica, radiactiva y/o del tipo que sea por andar de revoltosos, en una de esas nos llega a nostros y ni como correrle.

Víctor dijo...

Vaya comentario tan interesante te has marcado sobre tu país Myriam, así como quien no quiere la cosa...

Lo del equipaje en NY es un problema que tienes que llevar estudiado. Si investigas un poco en internet, verás que todo el mundo que está de paso sin hotel tiene el mismo problema, pues han suprimido las consignas de equipajes en las estaciones de autobús y tren por motivos de seguridad.

Así investigando he encontrado una posible solución para ti, una empresa que se dedica a guardar equipajes en NY: http://jsrentalocker.com/
No tengo ni idea de cómo funcionan esas empresas (supongo que habrá más), no sé si son recomendables o no. Pero si yo estuviera en tu caso posiblemente iría a una de ellas, porque no hay mucha alternativa.

Y por supuesto, esperamos un magnífico reportaje fotográfico de tu parte, como no podía ser menos...

Myriam dijo...

¡Muchas gracias Víctor! ya vi la página que mencionas y la tomaré mucho en cuenta para cuando andemos en esos lugares.

Fíjate que no sabía que ya no guardaban los equipajes en las terminales del autobús y tren, de hecho nuestra primera opción era dejarlas en uno de esos lugares y regresar por ellas pero se me hacía mucha vuelta. Vamos a ver que tal funciona ese servicio que me recomiendas y si funciona ¡me habrás hecho muy feliz!.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...