sábado, 6 de diciembre de 2008

El verdadero significado de estar hasta la coronilla

Pues por fin terminó todo. La presión del examen y los preparativos terminaron, el estudio y redacción de la tesis terminaron y, ¡por fin! obtuve el grado de Maestra en Ciencias... bueno... por lo menos eso es lo que dice el papelito porque yo en realidad me siento con las mismas aptitudes y deficiencias que ayer en la mañana antes de hacer el examen, así que me queda claro que eso sólo fue un mero trámite, penoso, tortuoso, pero nada más que eso.

Por supuesto que haré una entrada en el blog para contarles sobre el evento y lo documentaré con fotos pero, aunque me encantaría hacerlo hoy, me resulta difícil. Sería demasiado bello para ser verdad porque no me imaginaba que después de lo de ayer, se me vendría otra bola de problemas encima (como si no hubiera tenido ya BASTANTES hasta el día de ayer). Y es que resulta que yo les dije a mis papás que de plano ya no tengo ingenio para saber que será de mi vida dentro de las próximas 72 hrs, contando desde ayer cuando terminé el examen y que definitivamente me quiero regresar a la casa de la familia, ya no quiero más estár fuera, ya fueron varios años viviendo sola y como todo tiene un límite, yo ya llegué al mío y lo único que quiero es saber una vez más lo que se siente que mi mamá me llame a comer, que no tenga que preocuparme de pagar renta o la luz o el gas. Tampoco quiero ya perderme cumpleaños familiares ni ocasiones especiales... aunque sea por un mes o dos.

Yo me conozco y se que no aguantaría mucho tiempo metida en mi casa, pero de momento lo único que quiero es estar en mi habitación, tirarme a la cama y no pensar en nada. Sentir que alguien me cuida y no que yo me tengo que estar cuidando sola todo el tiempo. La verdad es que ya fue mucho batallar, claro, no me la pasé tan mal, pero quiero descansar un poco de la carga para retomar fuerzas.

Pero, el camino aún sigue siendo difícil. Aún no se como llegué a acumular tantas cosas durante este tiempo y ahora la dificultad reside en moverlas al DF (Distrito Federal ó Ciudad de México). La mudanza viene el lunes, mi departamento está volteado, yo ya estoy cansada y aún así tengo que seguir echándole ganas.

Creo que si no fuera por estos momentos de relajación (debo decir que me les escapé un ratito a mis papás del ajetreo de la mudanza) en los cuales escribiendo puedo sacar un poco el estrés que traigo dentro, el sentirme acompañada por amigos sinceros repartidos (ahora puedo decirlo) en muchos rincones del planeta y por la musiquita de bossa nova que envuelve este café cercano a mi casa, me costaría mucho más trabajo salir adelante con tanta cosa.

Por eso, y sin importar que alguien me pudiera haber visto raro al tomarle foto a mi bebida con la cámara de la lap, quiero compartir con ustedes este momento y, por que no, hacer de cuenta que estoy rodeada de amigos, tomando un café y comentando los pormenores de nuestras vidas durante las últimas 24 horas.



3 comentarios:

Roberto dijo...

Bueno, Myriam, ya resolverás todos esos problemas que relatas y nos contarás a tus lectores lejanos como siguen tus actividades. De momento va mi felicitación por tu Maestría y un fuerte abrazo.
¡Qué sigas muy bien!

Víctor dijo...

Haces muy bien tomándote ahora un buen descanso. Si te encuentras en la situación de decidir qué camino seguir tras obtener la Maestría, te vendrá bien tomar las decisiones que tengas que tomar cuando tengas la cabeza fría y descansada, y estés de nuevo con ganas de ponerte en marcha.

Lo malo que tiene la universidad es que un día, de repente, termina, y tienes que salir a la calle a ganarte la vida... pero no te preocupes, que eso es algo que se le da bien a la gente luchadora como tú.

Myriam dijo...

Roberto: si, definitivamente creo que en esta última semana he acumulado una gran cantidad de cosas como para platicar largo y tendido un buen rato, todo se ha venido tan rápido que ni siquiera me percato de la real magnitud de las cosas, pero supongo que con el paso de los días iré asimilando lo que ha sucedido ¡y lo que viene por suceder!

Victor: Si, siempre es difícil cuando uno se topa de narices con la realidad de buscar algo para ganarse la vida, lo importante aquí yo creo es tratar de hacer lo que más le gusta a uno, y aunque ya tengo una idea de que es lo que quiero hacer, definitivamente si tengo que relajarme un poco y confirmar esa desición.

Muchas gracias por lo que dices de mi de que soy luchadora, no te equivocas del todo, pero eso es gracias a gente querida como familia y amigos que me respaldan y que me motivan a seguir adelante.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...