martes, 16 de diciembre de 2008

Empezar de nuevo

Obvio, todo se me viene de repente y ahora no puedo parar de escribir. Que mal ese sentimiento de soledad. Que mal que crees que tienes amigos y que también de repente te des cuenta que en lo que respecta a los amigos hay niveles. Si uno no tiene de esos amigos que te pueden ir a buscar hasta en domigo a medianoche... o incluso en miércoles a mediodía... debe ser por algo. Quizá no me lo he ganado... o no he tenido la suerte... o quizá los he alejado de mi lado.

No voy a hablar mal de nadie porque no hay nadie en concreto, es sólo que no tengo con quien hablar todo lo que me pasa, por lo menos no en el mundo "real inmediato" y entonces estoy pensando que el blog se puede volver (si no es que ya se volvió), un oído atento y una palabra amiga. Y eso es con lo único que cuento por el momento.

Una frase dice: "tus papás podrán ser tus amigos pero jamás podrán ser tus mejores amigos" y eso lo decían en el sentido que ellos siempre tendrán el rol de no siempre estar de acuerdo en las ideas, locuras y procederes que a veces a los hijos se nos ocurre tener. Pero dan consejos, yo creo que lo más buenos, o por lo menos los más bien intencionados.

Siento un gran alivio en que mis papás sepan y aprueben mis proyectos, la verdad es que no necesito más. Pero necesito hablar, necesito que alguien sepa que me llega a intimidar la nueva responsabilidad que tengo enfrente, decir que no soy tan autosuficiente y fuerte como ellos me consideran, que tengo miedo de no poder, que tengo que creérmela primero yo misma para que los demás me la crean. En fin, necesito sacar fortaleza, sobre todo ánimo y alegría urgentemente de algún lado.

Si han sido días difíciles, muy difíciles a decir verdad. Lo que me ha ayudado mucho es estar con mi familia, platicar y convivir con ellos. Para mi todavía es como saborear un postre lentamente. Pero yo se que me hace falta algo... quizá alguien. Sé que ya está muy, muy cerca, no se que llegue primero de los dos, yo creo que va a llegar primero "algo" que "alguien", pero seré paciente.

Por otra parte no me quiero sentir como una adicta a la computadora, no quisiera pensar que con las únicas personas que más me conocen son quienes están detrás de una computadora. Enfocarlo así es triste. Creo que prefiero pensar que son personas igual que yo. Cada quien tendrá un interés y un objetivo particular por que estar en su computadora. Yo estoy porque incialmente "tuve" que estar, pero ahora es un gusto estar porque sé que hay personas que son "reales inmediatas" como yo y que comparten conmigo un poco de su tiempo. Son tan difícles las relaciones personales que para que buscarle más complicaciones al asunto. Tomaré y daré lo bueno, y lo demás que se quede atrás. Para que hacer las cosas difíciles si ya de por si son difíciles.

Por último agradezco a quienes pudieran eventualmente sentir un poco de empatía hacia mi, aunque yo no me llegue a enterar lo agradezco. Hay momentos en que las cosas se dan muy ligeras y hay otros en que deveras cuesta mucho trabajo despertar con la mente clara, para mi este es un día de esos.

Pero en el fondo siento que siempre habrá un final felíz y que las cosas volverán a armonizarse y espero un día retribuirles ese apoyo... aunque ustedes no se enteren.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...