miércoles, 10 de diciembre de 2008

Mi examen de la Maestría

Bueno, pues cuando aún no se cumple una semana de dicho evento, me apresuro a poner una breve reseña de lo que fue mi examen. Realmente no es de esos eventos donde uno está del todo concentrado para las fotos y para posar y tratar de salir bien, sin embargo a pesar de la tensión del momento, lo disfruté mucho y casi podría decir que es uno de los momentos memorables que acumularé durante mi vida.

La cosa estuvo así. Ese día como a las 12:00 hrs yo todavía estaba en el Instituto aclarando mis últimas dudas sobre mi trabajo, sobre todo aspectos y terminología química que tanto me hace batallar. Para rematar el estres, mi profe me sugirió que le meteria una gráfica más y ahí me verán volando a mi casa para hacerla y meterla a la presentación. A eso de las 2 de la tarde, me di un baño rápido y me vestí de la manera más presentable pero cómoda que pude, digo, en ese momento lo importante no era si mi cabello estaba perfecto o si andaba de zapato alto ¡sino que no me reprobaran en el examen! entonces mi atuendo fue lo menos distractor que pude, tanto para mi como para los examinadores (como podrán ver en las fotos).

Luego, llegué antes de las 4 al salón de examenes y me faltaba una extensión para conectar el proyector, como pude la conseguí y ya estaba yo puntual para empezar. Mis papás llegaron y también una tía que fue desde el DF sólamente a ver mi espectáculo (gracias tía!). Llegaron unos compañeros y hasta la mamá de uno de ellos aunque no la conocía del todo (gracias por el detalle). Raramente, mis compañeras de mil batallas Martha e Imelda no estaban, eso me extrañó mucho pero decidimos comenzar con el examen.

Generalmente cuando uno expone frente a la familia es un poco distinto que cuando se hace sólo frente a los compañeros de estudios que son de más confianza y eso era lo que me daba temor, que me pusieran nerviosa y que me desconcentraran, pero no, curiosamente yo empecé a hablar y me dí cuenta de que cuando hablaba no era dirigiéndome a los jurados sino a la familia y amigos, quizá porque los profes ya habían escuchado mi numerito un par de veces antes e inconscientemente yo quería que los demás entendieran. Ya en la parte de los resultados de mi trabajo me dirigí a los profes y ya de plano ni vi a los invitados cuando inció la sesión de preguntas. Pero no me puse nada nerviosa, la verdad es que yo creo que tenía tantas ganas de acabar con eso que hice lo mejor que pude para que nadie me pusiera objeción en algo.

Durante ese lapso no hubo fotos sino hasta que terminó la sesión de preguntas y los profes pidieron a la concurrencia y a mi que saliéramos del salón para que ellos deliberaran. No se si en otros países sigan el mismo protocolo pero así le hacen aquí, como para darle suspenso a la situación.

Afuera del salón de examenes fue cuando empezaron las fotos y los abrazos (aunque todavía no me habían aprobado). Como los profes se tardaron mucho, hubo tiempo de tomar varias fotos. Aquí debo decir que después me dió algo de enojo ver las fotos que hicieron favor de tomarme: muchas de ellas estaban movidas, tomadas de mal ángulo, no eran tantas como yo hubiera querido y, sinceramente, no quedé complacida, pero de plano no podía yo en esta ocasión estar posando y tomar la foto al mismo tiempo. Aquí algunas fotos:
Imelda dándome su punto de vista sobre el numerito que acababa de escenificar
Aquí con mi compañero Mitsuo y Coco, su novia, los dos lindísimos
Con Martha, su novio, Tere y su hija, ellas dos compañeras mías
Con mi comapñero Iván
Con la mamá de Mitsuo y sus hermanas, buenísima onda todas ellas
Cuando nos mandaron llamar otra vez al salón, la concurrencia se tuvo que quedar de pie para darle solemnidad al asunto (más protocolo) y entonces ya leyeron el acta donde decían que por unanimidad estaba aprobada. En ese momento no pude ser más feliz, pero no lo denoté completamente si no tendría que haber gritado y no creí que fuera conveniente. Entonces me invitaron a pasar a firmar el acta y los papeles y de ahí empezaron las felicitaciones justificadas.
Más fotos:
Aquí, mi asesor de tesis leyéndome el acta
Yo cerrando el negocio
La foto del recuerdo con mis profes examinadores
De ahí nos pasamos a un saloncito de la facultad para hacer un pequeño brindis que me organizaron mis papás, entonces ahí ya todo estuvo más relajado y tuve oportunidad de platicar con los asistentes.
Yo con mi tía, otra vez ¡gracias tía!
Algunos bocadillos para mitigar el hambre del momento...
...Y para complementar no podía faltar el indispensable vinito, cortesía de mi hermana (que no fue a mi examen) ¡gracias hermana!

Y vino el momento de las palabras. No esperaba que me dijeran cosas tan buenas y alentadoras. Mi compañero Mitsuo se aventó un discursito de unos 10 min, porque se le da muy bien eso de las palabras, yo creo que va para político o alto funcionario. Luego familia, profes y amigos también me dedicaron unas palabras, en serio que lo agradezco mucho. Y finalmente más fotos del convivio. Extrañamente ya había pasado lo mero bueno y Martha e Imelda no aparecían otra vez, eran mis compañeras más allegadas y no entendía por que no estaban. De momento pensé que no les importaba...
...Lo que no sabía es que mi profe (foto de abajo) estaba coludido con ellas y él trataba de entretenerme hablándome de proyectos, becas, viajes y todo lo que se le ocurría.
Finalmente llegaron y me dieron una de las mejores sorpresas que pude recibir, pero eso se los cuento en otra entrada del blog. Por último, una foto de mis compañeritos en pleno.

¡GRACIAS AMIGOS!

(locales y foráneos)

9 comentarios:

Roberto dijo...

Pues parece que el apoyo de varios continentes ha dado resultado...
¡¡¡Felicitaciones, Myriam!!!
Un abrazo a la distancia.

El duende... dijo...

La señorita... digo, la Licenciada... ay! perdón! La MAESTRA Myriam siempre se ve muy bonita en las fotos que nos regala... debe ser, como decía mi abuela, que la cara es el reflejo del alma.
Saludos y felicitaciones MAESTRA!

El fantasma dijo...

Nuestra amiga Myriam ha obtenido un título académico que denota su erudición absoluta en estos temas tan difíciles de la Ciencia de Materiales y usted, Señor Duende, comenta ¡nada menos! que aparece muy bonita en las fotos... se me ocurre (digámoslo suavemente...) que no es del todo apropiada su intervención. Desde luego ¡a qué negarlo! que sale muy bonita... pero creo que lo primero es lo primero: debemos felicitarla porque luego de un arduo trabajo que fuimos conociendo a grandes rasgos por este blog, la Autora ha recibido este lauro académico tan trascendente. Así que: ¡Felicitaciones Myriam!

Víctor dijo...

Veo que pasaste un buen día... la materia bien preparada, una buena compañía, vino para celebrarlo... ¡así se hacen las cosas!

Myriam dijo...

Así es Víc. Aunque sencillo, todo fue perfecto, sobre todo porque me sentí bombardeada de cariño y buenos deseos de todo mundo. Mucha gente pone su granito de arena para que yo pueda ser felíz. Desde los que apoyan en problemas concretos hasta los que con un par de sencillas palabras logran hacerme sonreir. ¡Gracias en serio!

Myriam dijo...

Querido duendecito, como que te hacen fata unos anteojos duendiles pues así que tu digas que salí "bonita" no lo creo. Siempre he dicho que quizá estoy curiosita o incluso simpatiquita, pero bonita... lo dudo. De todos modos agradezco el cumplido.

Fantasma, muchas gracias pero ya no reprimas más al duende, el sólo dice inocentemente lo que se le ocurre (aunque esté equivocado). Creo que es bueno ser así, espontáneo, sincero y osado pues eso le abrirá las puertas de oportunidades que, en caso contrario, nunca pensaría que se pueduen abrir ¿No lo crees?

¡Saludos a los dos!

Myriam dijo...

Gracias Roberto!! esto fue un verdadero y exitoso experimento sobre la eficacia de la transmisión a través del espacio vacío (y no vacío) de buenas vibras, pues todo el apoyo y buenos deseos que me enviaron llegaron con buena intensidad y sin interferencia hasta mi justo en el momento preciso. Saben que los aprecio a todos ¡Gracias!

Roberto dijo...

Y cuál era la sorpresa...?
Saludos cordiales desde lejos.

Myriam dijo...

Gracias por recordarmelo Roberto, a la brevedad les cuento en que consistió la sorpresa. Saludos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...