viernes, 19 de diciembre de 2008

Reflexión muy cierta

Hace poco me mandaron por mail una publicación que yo creo que ya ha dado la vuelta a todo México y con la que estoy mucho muy de acuerdo:

Esto salió sólo en la TV, en canal 11 y sólo se publicó en el periódico 'La Jornada'.

Una muestra de la vida nacional. El 4 de junio del presente año, Carolina Aranda Cruz, de 11 años, estudiante de quinto de primaria, fue invitada a dar un discurso en el World Trade Center, ante cientos de pediatras y del secretario de Salud. Su discurso terminó con una frase devastadora: 'Pobre México nuestro, tan cerca del fútbol y tan lejos de la ciencia.' Algunos extractos de su discurso son apabullantes.

Carolina dice: "¿Por qué apoyar más a los futbolistas que a los científicos? ¿Son mejores personas? ¿Producen mayor riqueza? ¿Nos divierten más? No creo. Gracias a los científicos también nos divertimos, ellos inventaron las computadoras, los ipods, los simuladores. Además, salvo algunos casos, los jugadores de fútbol nos hacen ver muy mal mundialmente, y nuestros científicos, a quienes nadie apoya, no."

Y en otro segmento de su discurso expone: "Me da pena que nuestro gobierno y nuestros empresarios inviertan tanto en fútbol y seamos tan malos. Me da pena que inviertan tan poco en ciencia y seamos tan buenos. Tenemos la mejor universidad de Hispanoamérica, según la revista Time, y cada vez le damos menos recursos a la UNAM. ¿Por qué no apoyar a lo que ya dé resultados? Un país que no invierte en ciencia y educación siempre será un país pobre. ¿Queremos un México pobre?"

¡Qué les parece! Carolina le dio al clavo, y tiene razón. Ya lo vimos, por poco perdemos en fútbol con Cuba, país donde ese deporte casi no se juega, y perdimos con Honduras. Pero ejemplos como éstos abundan en la historia del fútbol mexicano. Por otro lado, cabe mencionar otra vergüenza. El discurso de Carolina sólo tuvo eco en un medio de comunicación escrito y en uno televisivo. La pobreza noticiosa de los medios de comunicación también se evidenció y las cosas no cambian.

Hace más o menos seis años, tres jóvenes mexicanos ganaron medallas de plata y bronce en una olimpiada científica en Dinamarca, donde compitieron 52 países. Ningún medio de comunicación vio importancia alguna en mencionarlo en algún segmento. Estaban muy ocupados con señalar las medallas de Ana Guevara, de quien también estamos muy orgullosos. Pero tanta diferencia, ¿se vale? Yo pienso que no.

Yo coincido con esta reflexión porque no es secreto para nadie que las asociaciones de fútbol mexicanas hacen derroche de recursos en viajes, productos y publicidad de los equipos y sus encuentros deportivos y siempre es lo mismo: ¡puras vergüenzas!. Yo no soy aficionada al fútbol pero es terrible ver como se crean expectativas en los aficionados los cuales gastan su dinero en entradas a los estadios, incluso viajan a lugares donde se presenta la selección ¡y nada!.

A mi en lo personal me encantó que la selección mexicana no haya ido a las últimas olimpiadas, ya me imagino que ha de haber sido una tragedia para muchas empresas que sortean viajes a los partidos o que venden productos alusivos al futbol. No creo que sea culpa de los directores técnicos a los cuales siempre cambian cuando pasan como tres partidos que pierden de continuo, la razón es la mentalidad del mexicano, bueno, no de todos ¿verdad? pero es que yo creo que esos seleccionados se creen tan pero tan importantes que me dan la impresión que quieren llevarse la gloria personal y no hacen juego de equipo, todo es individualismo. Por eso sólo destacamos en deportes individuales, atletismo, golf, artes marciales, etc.

Ojalá que cerraran el negocio del futbol nacional un par de añitos en lo que se ubican y enmiendan lo que tengan que enmendar y que los domingos en lugar de futbol pasaran aunque sea la saga de películas de Karate Kid, ahí por lo menos sabemos que Daniel San si va a ganar al final. Es que en serio, da pena ajena ante la comunidad internacional.

4 comentarios:

Roberto dijo...

¡Excelente comentario!
No se puede agregar ni una coma a lo dicho por Carolina Aranda Cruz.

Víctor dijo...

Me has dado una idea para una entrada, voy a escribir yo también lo que pienso del fútbol... me voy a despachar a gusto.

civilis dijo...

Esto que cuentas, desgraciadamente, no es exclusivo de tu país. En España se dedican vergonzantes millones de euros en el fútbol, al objeto de mantener más alineada (aún) a la población, mientras se disminuyen recursos a las universidades.

Myriam dijo...

Si, eso del futbol es un negociazo y lo malo es que algunas personas realmente se apasionan y fanatizan y pasan a formar parte de un círculo vicioso del retraso educativo que sufren algunos países y del enriquecimiento unos cuantos que no tienen ni siquera una educación formal y que, por tanto, no valoran ni notan el daño educativo que le hacen a la población, como por ejemplo la de México.

Ojalá que te tengamos por aquí más seguido civilis!

Y Víctor, estamos esperando tus reflexiones futbolísitcas, siempre es bueno saber los diferentes puntos de vista de un hombre en estos ámbitos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...