sábado, 13 de diciembre de 2008

Seria conclusión...

... Provengo de una familia fiestera

Ayer mis papás recibieron visitas en la noche y mientras ellos bailaban y yo tomaba fotos del evento, me vino a la mente el ya famoso tema de mi tendencia a la fiesta, perdón, al sano esparcimiento. Y entonces empecé a hacer memoria y me percaté que desde que tengo uso de razón, en la casa siempre se han organizado reuniones que generalmente terminan en celebración. En ese momento me dije que como podría pasar por alto aquella vez que en la casa tiraron una pared con ventanales a fin de poner una pared con puertas de vidrio corredizas para que la sala se conectara con el patio y así poder poner mesas y sillas a todo lo largo de la casa. Como ignorar que aquí tenemos una bolsa como para poner toda la compra del mercado pero llena de cd's para el karaoke y que en la pared del patio ya hay clavos específicos para colgar las bocinas del aparato de sonido y que generalmente en la alacena hay platos y vasos desechables para "cuando se ofrezca".

Así las cosas, ya no negaré más "la cruz de mi parroquia"... es cierto que me persigue el espíritu fiestero, aunque no todo en mi vida es así, de hecho estos días no han sido precisamente los más felices que he tenido y me he llegado a cuestionar si hice bien con dejar todo lo bueno de allá para empezar, no de cero, pero si desde abajo a construir un nuevo futuro por acá.

De momento las cosas empiezan a tomar su rumbo y la semana próxima empezaré a decidir lo que será de mi en los siguientes meses. En los días pasados mi única fiesta ha sido con el polvo, la escoba y los productos de limpieza, lo bueno es que creo que ya acabé, ahora tengo un lugar habitable para estar y he tratado de hacer habitable también mi entorno.

Les mando saludos a todos.

4 comentarios:

Javi dijo...

Cuál es el problema del libre esparcimiento!??? Ojalá yo lo tuviera! Que últimamente no sé cuál es el significado de convivir, ya que paso más horas estudiando que hablando con alguien! Suerte que me queda únicamente un examen antes de los exámenes finales de enero, pero me toca el de difracción por rayos X y cristaloquímica!El 20 de diciembre me voy, pero intentaré pasar por todos los blogs, porque evidentemente, quedaré aislado de toda comunciación posible!!!hahahaha
Todo bien Myriam? Que hace mucho mucho que no hablamos! Ah, por cierto, felicidades por la presentación de tu tesis :)

Myriam dijo...

Esperemos que te sea leve eso de los examenes. Ni hablar, me imagino que estás en la época más dura de los estudios profesionales que es cuando empiezas y te tienes que acostumbrar al ritmo de trabajo y al nivel de las materias, pero me da la impresión que eres un muchacho muy estudioso y eso te va a facilitar las cosas.

Y si, no nos hemos encontrado estos últimos días, pero he de decirte que estas dos semanas pasadas han sido de locura para mi, cuando me conecte procuraré abrir el messenger a ver si en una de esas coincidimos. Saludos y éxito en los examenes!!

Víctor dijo...

Un día llegué a la conclusión de que existe una relación inversamente proporcional entre la importancia de una decisión, y la racionalidad que se sigue a la hora de tomarla.

Un ejemplo: si vas a la tienda a comprarte, no sé, una impresora, tomas la decisión con criterios puramente objetivos (funciones del aparato, tamaño, precio, etc...). En cambio, cuando se trata de decisiones importantes, tales como elegir una pareja, escoger una carrera, cambiar de trabajo, etc... los criterios objetivos (o racionales) quedan a un lado, tanto más cuanto más importante resulta para ti la decisión, y decides por algún tipo de impulso interior e irracional que guía tus pasos. Y además, es así como debe ser, es la única forma de estar a gusto con uno mismo. De modo que si has decidido pegar un giro importante en tu vida laboral, no busques razones objetivas para justificarlo, porque ni las encontrarás, ni falta que hace.

Eso sí, tendrás que controlar tus impulsos fiesteros si no quieres terminar siendo una afamada DJ de discoteca, llamándote... mmmmmmm... veamos... por ejemplo "DF'sQueen DJMyriam"

Ale, me voy a tomar la pastilla...

Myriam dijo...

Nuevamente, tienes toda la razón. Lo bueno de llegar a conclusiones tan trascendentales es que ya no tienes esa inconsciente inquietud del porqué las cosas son como son, ya que en ocasiones estamos tan familiarizados con nuestro tipo de vida que no se nota que en la realidad no todo mundo lleva el mismo estilo de vida. Así que darse cuenta del origen de nuestros hábitos es un buen punto.

Y tienes razón en eso de las decisiones, uno a veces se tiene que guiar por el sentimiento sin cuestionarse si es lo mejor o lo peor. A final de cuentas lo mejor en decisiones de vida siempre es lo que nos hace sentir bien y ese el único indicativo que debe importar ¿verdad?.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...