domingo, 4 de enero de 2009

Vacaciones de película

Y como bien dijo alguien por ahí: eso de mis vacaciones navideñas en Durango de repente se convirtió en todo una aventura de película pues ya no podíamos regresar ya que se atravesaron un par de dificultades y ¡ni modo! tuvimos que adaptarnos a la situación, aguantar y disfrutar hasta donde fuera posible.

Una de esas tardes fumos a un lugar llamado "Villa del Oeste" que es un pequeño set de perlículas del oeste adaptado para la visita de turistas que pudimos darnos cuenta de como es el ambiente de los lugares donde se filman películas que recrean escenarios del viejo oeste.

Pero no es coincidencia que en Durango haya este tipo de atracciones pues en ese lugar, debido al paisaje semi-desértico que tiene, en serio que hace que uno se remonte a esas épocas y lugares.

Según lo que dicen, ahí se han filmado montones de películas, no sólo mexicanas. Una de las más recientes y conocidas (no por eso de mis preferidas) es la de "Bandidas" con una mancuerna mexico-española de actrices protagonistas. Así como esa, hay una cantidad enorme de películas rodadas en Durango, desde años bastante viejos hasta nuestros días.

Entonces uno de esos sets fue rehabilitado y lo hicieron accesible al público. Debo decir que todo fue a un precio muy accesible y el espectáculo fue muy bueno, todo estuvo muy bien. Ahí se recrearon escenas entre vaqueros y apaches con un toque de gracia que despertaba la hilaridad de todos los presentes, además de que los vestuarios y animales le daban mucho más realismo a la situación.


Les mostraré algunas de las fotos más representativas de la ocasión esperando que les guste y que los transporte también a esos ambientes que sólo conocemos por la películas y que hicieron que regresando a la casa siguieramos masticando polvo del mucho que se levantaba al transitar por ahí.


En la entrada a la Villa del Oeste había un caminito con letreros en madera donde se daba cuenta de las películas que se han filmado en locaciones y escenarios naturales de Durango. También el boleto de entrada era un billete del oeste.




Ambientación del lugar. Ahí realmente se transporta uno a alguna calle principal de algún pueblito del oeste. Y no eran sólo fachadas, ahí realmente los establecimientos expendían alimentos, souvenirs y daban servicios a los visitantes.

Y que de repente se aparecen los vaqueros a todo galope enfrente de nuestras narices, eso estuvo buenísimo...

...Y luego salen los indios apaches por el otro lado...

... y decidieron fumar la pipa de la paz y terminar las hostilidades y celebrar un tratado de libre comercio...

... y luego un malentendido hizo que se reanudara la violencia entre ambos grupos...

... los vaqueros planearon una redada contra los apaches...



... y al final todo se arregló aunque murieron elementos de ambos bandos y festejaron con baile y todo lo necesario.

Aquí capturé al más malo de todos los vaqueros...

... ¡Y me tomé una foto con él!, no por eso dejó la maldad como pueden ver.

Aquí una foto del campamento apache.

Y yo en un bar billar del lugar donde compramos algo para mitigar el hambre y la sed...

... y para ello nada mejor que una "michelada" y unas "michepapas" (llamadas así en honor a la michelada). La michelada consiste en pasar limón por la orilla de un vaso (de preferencia de vidrio y no de plástico como el que yo traía) y ponerlo boca abajo en un platito con sal para que se pegue en la orilla. Luego se exprime un limón en el vaso, se le pone unas gotas de salsa inglesa, unas gotas de salsa tabasco o alguna otra salsa líquida de esas que pican un montón, hielos y al final una cerveza. ¡Es tan buena para el calor! que deberían intentar la receta un día si no la conocían. Las papas fritas no las conocía prepadas así pero no hay mucho pierde, saben muy buenas, claro que esta combinación es una bomba ácida para el estómago si se consume seguido, así que sólo una probadita está bien para un día de calor y antojo. Aquí termino mi relato pero pronto pondré nuevas fotos y reseñas de mi diario andar por la vida. De momento fotos e historias no me faltan. ¡Saludos!

5 comentarios:

Roberto dijo...

Todo esto se ve muy divertido, Myriam.
Y muy interesantes las fotos, también.
Pero, como siempre, lo más bonito es la fotógrafa como se puede ver en dos de las fotos.
Un abrazo.

Myriam dijo...

Jejejeje, pues favor que me haces Roberto, como dije en la entrada, teníamos tierra en la cara, cabello, manos y, por supuesto, en la boca así que no creo haber estado en mi mejor momento pero bueno, no te contradigo más.

Gracias por el abrazo, te mando otro fuerte de regreso.

Víctor dijo...

Aquí en España existe un lugar parecido, en la provincia de Almería, situado también en una zona desértica. En los años 70 se rodaron allí algunas películas, de un género que se vino a denominar "spaghetti western" porque estaban producidas por italianos. El actor típico era un joven Clint Eastwood, y el director típico Sergio Leone. La película más conocida es "El bueno, el feo y el malo"... Nunca he estado, pero no me suena que estuviera tan desarrollado turísticamente como el sitio que nos enseñas en esta entrada.

Me ha gustado mucho la foto de los caballos corriendo, aunque justo es la única que pinchando no se agranda. De las fotos de la chica no digo nada para no buscarme problemas con el pistolero Roberto, jeje...

También me ha interesado eso de la "michelada". Aquí existe la costumbre de tomar la cerveza mexicana directamente de la botella, después de introducir en ella una rodaja de limón, y hacer la misma operación de frotar el borde con limón e impregnarlo de sal. Debe tratarse de una versión simplificada de la michelada.

Un abrazo

Myriam dijo...

:) Pues si, debe ser una modalidad más light de la michelada porque así como yo se las platico es toda una experiencia de sabores amargo-picoso-ácido-salado, claro que para los más conservadores directito de la botella esta bien :).

Tenías razón con eso de las fotos que se mueven despues de subirlas al blog: que ya no se dejan ampliar, y justamente esa se me pasó meterla en el orden que había decidio y salió con ese defectito.

Por cierto, en españa tienen infinidad de provincias ¿no? y lo sé porque acá suelen pasar por temporadas un programa de concursos (algunos realmente divertidos) que se llama "Grand Prix" y los equipos que participan provienen de diferentes provincias e incluso van sus alcaldes o representantes, entonces yo me pregunto como puede haber tantas provincias y sobre todo... ¿por qué la mayoría de los participantes y representantes son tan guapos/as? es una pregunta algo estúpida pero realmente son de esas preguntas que pasan como ráfagas por la mente y que se quedan ahí esperando respuesta.

Bueno, pues después de mi profundos cuestionamientos recibe afectuosos saludos de mi parte.

Víctor dijo...

Conozco el programa que dices, lo he visto alguna vez. En España tenemos 50 provincias, agrupadas a su vez en 17 regiones que se llaman "Comunidades Autónomas". Y cada uno quiere ir por su lado, estamos de lo más entretenidos con eso. Aunque si no recuerdo mal, en el programa ese (ya no lo ponen en TV) salían representados pueblos, no provincias. Y cada pueblo también se cree el mejor de su provincia, no te lo pierdas...

Sobre la belleza de los representantes... supongo que para salir en TV harán un pequeño casting entre la gente de cada lugar, para seleccionar a los más presentables... Y, si no lo consiguen, buscarán algún actor, alguna promesa de la escena, que seguro que se presta

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...