viernes, 27 de febrero de 2009

Abatiendo las distancias

Hoy en especial tuve un deseo muy fuerte de llamarle a alguien para decirle que quería verlo para platicar, de decirle que nos viéramos para tomar un café o comer algo. Hoy es viernes y era un día ideal para compartir la tarde con algún amigo/a y hablar sobre todo eso que pasa en la semana y dejar atrás las cosas molestas y retomar energía para lo que viene.

Pero sucede que dejé mi teléfono en casa y realmente no había muchas opciones pues, como sabrán, llevo poco menos de 3 meses viviendo aqui y aun no engrandezco mi nucleo social. Así que decidí regresar temprano a casa, mi humor no era el adecuado para haberme ido yo sola a tomar café aunque a veces eso si me cae bien, pero especialmente hoy no.

Entonces llegué a casa, prendí la computadora y vi a mis apreciados blogger-amiguitos que siempre suelen estar ahí con sus comentarios muy ingeniosos que me hacen sonreír y me sentí mejor. Luego abrí el messenger y vi conectada a una amiga de SLP y empezamos a platicar, luego se nos unió otra amiga y les confieso que al final hasta me terminó doliendo el estómago de tanto reír.

Entonces me pongo a pensar como puede ser que a pesar de la distancia, estos aparatitos computarizados pueden ser unas herramientas tan generosas que permiten transmitir sentimientos e ideas (algunas medios tontas como las que salieron durante la platica) con las cuales se pueden llenar huecos afectivos como el que me atacó hoy al salir del Instituto.

Creo que si soy una persona que se ahoga si no habla con alguien y debo decirles que estas tres semanas de clase me han ahogado por la razón que expuse algunas entradas atrás. Creo que en lugar de irlo superando voy cayendo más. Solo espero que una decepción no me haga reaccionar de golpe.

Por eso, hoy igual que hace ya mas de un año, el objetivo de este blog es para lograr expresar lo que me pasa, aunque en cierta forma ya no lo puedo hacer tan libremente pues creo que mi reputación está de por medio y tengo amigos tan ilustrados que de seguro les pueden parecer vanalidades muchas cosas que pasan por mi mente y no los quiero aburrir.

Solo les diré que siempre estoy poniendo un café distinto al lado derecho del blog porque deveras que me gustaría tenerlos de frente y platicar... platicar... y platicar. De lo que fuera, pero platicar. A ellas les dije que las extrañaba, y a ustedes igual se los digo: creo que también los extraño aunque nunca los haya visto.

8 comentarios:

Víctor dijo...

A mi también me cohiben estos ciber-amigos tan ilustrados que tienes, ya no me siento libre para poner comentarios insustanciales... :P

Myriam dijo...

Que bueno que me comprendes Víctor :) aunque tu no te quedas atrás, tu también eres alguien de mucha cultura. Esos monjes hicieron bien su trabajo.

Saludos!

Trenzas dijo...

Pero, pero, pero...
¿De qué habláis vosotros dos, vamos a ver? ¿De amigos o de una carrera para saber quien es el "más mejor"?
:)
Lo más bonito del mundo es tener a alguien a quien poder decirle una tontería o una sinrazón y que no sólo no se enfade, sino que se ría contigo de todo ello.
Vale, ya me imagino que estáis de broma, pero por si acaso, os informo que soy un desastre con las Ciencias y que me pondré a llorar si seguís diciendo estas cosas. ¡Snif.., snifff... buaaaaaa....!
:)
¡Besos a los dos...!

Víctor dijo...

jeje, no eran monjes Myriam, esos son los que están encerrados en los conventos; los míos fueron de dos tipos: unos eran hermanos en una congregación, y otros sí que pertenecían a una orden pero no monástica...unos eran fans de María, y otros fans de Jesús.. Algo así como tú de Alekxs Synxxtexks(o como se escriba eso, que parece el nombre de un robot), jaja.

Claro Trenzas, tú no tienes problema porque, aunque seas un desastre en las ciencias (según dices), ¡eres una maestra en las letras! A Myriam y a mi nos tienes acogotaos...

Myriam dijo...

Trenzas: Tienes razón, ya no diré barbaridades pero es que por momentos estos amigos si me asombran con su rollos ultra-intelectuales, pero como dices tu, no habrá que avergonzarse de las cosas sin razón que a veces se nos ocurren. Gracias por el consejo Trencitas, ahora me siento más acompañada en mi derecho a defender mi espontaneidad literaria jeje.

Myriam dijo...

JAJAJAJA!! creo que si me equivoqué, aunque juro y perjuro que tu habías dicho que eran mojes, pero ¿no verdad? los monjes son otra cosa.

Y que risa con eso de los fans, es que no nos comprendes a los que somos fans de hueso colorado de alguien. Mi super ídolo se llama Aleks Syntek y justamente me has recordado una canción de el, una de mis preferidas que dice así (ejem!, ejem!):

"Yo puedo ser más que un robot
capaz de amar y de soñar,
yo puedo ser más que un robot
un héroe real no de ficción...
un héroe más que un robot"

Claro que, como te podrás dar cuenta, no es de esas canciones que te sacan una lágrima del sentimiento ¿verdad? pero esta muy buena para cantar en una tarde de concierto o a todo lo que dá en la intimidad de la casa.

Víctor dijo...

Creo que la única mención que hice una vez en una entrada es que las clases de latín me las daba un cura... y tu imaginación calenturienta lo ha transformado en un monje.

Resulta muy apropiado que Aleks Syntetiko diga que es un robot...

Myriam dijo...

Jejejeje, aah pues si es cierto :) los monjes son así tipo como los de Marcelino Pan y Vino no? una onda acá más mística no?. Está bien, acepto que yo me fui más allá de lo que realmente era.

Y también me imagino que ya los debo de tener como en un Nivel 2-plus de hartazgo con mi Aleks Syntek, pero es que apiádate de las que miramos alrededor y no encontramos nada bueno en que descansar la vista ni algo que nos dé motivos día a día para seguir creyendo en los hombres, así que más que algo fastidioso consideralo como una manera en que tu amiga puede decir cada mañana: México, creo en ti :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...