sábado, 28 de marzo de 2009

Solita

Me dejaron solita en la casa: mi hermano con la novia, mi hermana con los amigos y mis papás de viaje, no les podíamos negar que se fueran pues cuando nosotros nos vamos nunca dicen nada y tenían derecho ya a hacer lo mismo. Se supone que en unos quince minutos más (a las 20:30 hrs) de hoy tenemos que apagar la luz "para darle un respiro al planeta" según dice el slogan, y con gusto lo haría pero estando así solita la verdad es que si me da miedo, quizá solo deje encendida la luz de esta habitación y la compu para acompañarme en lo que alguno de mis hermanos se digna a aparecer.

¡Y tengo un monton de tarea! pero ya me di cuenta que me inspiro más en la noche, seguido me amanezco como hasta las 2 de la mañana y creo que esas son mis horas más productivas, me vuelvo casi una máquina de resolver problemas. La tarea es para el próximo jueves pero tengo que darle una aventajada entre hoy y mañana y el resto lo iré sacando entre el lunes y el miércoles.

Ayer terminé exhausta de mis clases, di una exposición frente a mis compañeros y mi "ya saben quien" que desde hoy, por razones de seguridad lo designaré como "mi factor de distracción", luego hice una práctica de circuitos eléctricos y ya a eso de las 2 de la tarde se me habían bajado las pilas. En eso me llamó mi mejor amiga y al final terminé en el centro de la ciudad de México, paseando platicando y hasta en el museo.

Nos fuimos a comer a un restaurant sencillito, estaba a una cuadra de la Alameda Central, ella quería comer "comida mexicana" y yo preferí mejor una "comida corrida". La comida corrida no es aquella en donde comes y te echas a correr para no pagar, no, se le llama así a la comida tipo casera donde hay una sopa, arroz, guisado, agua y postre. Estábamos comiendo, platicando de las últimas novedades de nuestra vida y nos tocó en una mesa muy cerquita de la banqueta, donde se veia a la gente ir y venir por las calles.

Pensamos que tal vez el lugar no era tan nice como quisiéramos pero nos dijimos a nosotras mismas que quizá mucha gente quisiera estar comiendo en un lugar así en el corazón del centro histórico de la Ciudad de México y que eramos afortunadas, así entonces con esa mentalidad de turistas en nuestra propia tierra nos sentimos felices, le pedimos al mesero la cuenta y nos fuimos a caminar y seguir platicando.

Llegamos a un museo en una calle aledaña a la plaza principal del centro donde se encuentra el Palacio Nacional, donde trabaja el presidente, y era un museo de la embajada española donde había una exposición de artes visuales (y recordé a los amigos españoles del blog). Ahí vimos una esposición fotográfica sobre un aspecto de la cultura musical mexicana y vimos unos audiovisuales de Argentina y Chile (y me acordé de Roberto y los amigos argentinos), luego nos fuimos caminando un poco más, vimos artesanías mexicanas, un montón de costarricences por el juego de futbol que se llevó a cabo hoy en la tarde y luego ya volví a mi casita en metro cruzando un tramo de la ciudad.

Hoy me levanté temprano, tenía cita con la doctora a las 9, que difícil es ir a los chequeos, todavía me duele todo, pero es mejor así para prevenir enfermedades. Nos fuimos luego a desayunar, regresando ordené mi cuarto viendo mientras tanto un concierto de Aleks Syntek en dvd (no sé porque no me canso de verlo) se vino la tarde y luego nos fuimos a comer y después de haber sentido que comí como una verdadera gordísima, estoy dispuesta a hacer mi tarea.

Y mañana se vendrá un nuevo día, algo de limpieza, mucho de tarea y el gusto de pensar que el lunes iré a mi escuela con el plus que le da la presencia de mi citado "factor", tengo varios trabajos pendientes, ya empecé con los experimentos y esta semana por fin usé por primera vez la bata de laboratorio con el escudo de mi nueva institución, me debo acostumbrar a que ya cambié de "alma mater", a lo demás ya me estoy acostumbrando, incluso con mis compañeros ya me siento como si los conociera de siempre, todos son muy buena onda.

Bueno, y no olvido que me comprometí a poner 5 concursos seguidos, pero bueno, este cuenta como un paréntesis necesario para no sentirme solita. De todos modos ya tengo pensado el siguiente... y sigo esperando a ver quien llega a las puertas de esta casa y a las puertas de mi mail con la foto de su alacena... por alguna razón aún dudo que haya valientes.
Por cierto, les adjunto una foto de mi perrita chihuahueña a la que en un arrebato inconciencia le corté un trocito de pelo, lo bueno que en un par de semanas ya le había crecido. Ahí estaba tomando el sol. Eso fue ya hace unos años porque ahorita ya está en el cielo de los perritos pero no la olvidamos. No sé quien escribió atrás de esta foto que acabo de escanear: "Mi perrito chiquitito, tan hermoso como el sol", lo cual es un signo de que, a pesar de todo, era un animalito muy querido.

3 comentarios:

Trenzas dijo...

¡Ay.., me encantó esa foto de tu perrita...! Me hizo acordarme de los míos que también se fueron al cielo de los perritos hace tiempo, pero nunca los olvido.
Por lo demás que cuentas, me alegra saber que ya te integras de todas todas y que con eso, muchos nervios y muchos "factores de atracción" se irán sosegando :)
Pues mira, auqnue también estaba sola en casa, me iluminé a base de muchas velas y me pasé esa horita leyendo. Esperemos que el gesto de muchos influya a esos pocos que tienen que renegociar el Tratado de Kyoto. Lo dudo mucho, pero al menos a ver si conseguimos que les ataque un poco el amor propio :)
Un beso bien fuerte, preciosa.

Myriam dijo...

Pues ahí deben de andar jugueteando todos nuestros perritos sin importar nacionalidades, claro que mi perrita se distinguiría por su inequívoco origen mexicano pero seguro que se lleva muy bien con los tuyos.

Y te diré que los nervios no se sosiegan, nadamás es cosa de pasar por la puerta ¡CERRADA! de su oficina para que me ponga nerviosa, creo que voy de mal en peor.

Bueno, pues por mi parte trato de desconectar todos los aparatos que no se ocupan y ahorro mucha agua cuando lavo los platos o la ropa, creo que si pongo mi granito de arena. Lo bueno es que aquí en México ya salió una ley donde a los supermercados se les dio un plazo para hacer el cambio de bolsas para empacar de plástico a bolsas de material ecológico. Creo que es una muy buena medida.

Por cierto Trenzas, te invito a participar en mis concursos, todavía estas a tiempo de ganarte el premio que estoy ofreciendo, ojalá te animaras para que se sienta la presencia femenina.

Saludos!!

Víctor dijo...

Vaya vaya, a mi se me acusa de viajar, pero tú vaya vida que te pegas... Primero toda la mañana distrayéndote con tu factor, luego toda la tarde de turismo por una ciudad de renombre mundial como es México... y para terminar, una buena dosis de esa droga dura que es para ti el amigo Aleks... como dicen por ahí, ¡pura vida amiga!
Otra cosa Myriam... ¿puedo saludar?... pues aprovecho para saludar a Trenzas: ¡hola Trenzas!.. veo que te vienes a recargar las pilas a este blog, donde tanto se aprende sobre la buena vida, tú si que sabes... ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...