viernes, 24 de abril de 2009

Alerta epidemiológica

Ayer fue un dìa relativamente normal: el ajetreo habitual en las calles, todo mundo con cara de prisa y el calorcito que ya no nos deja en paz. En la noche se empezaron a escuchar algunos rumores sobre una posible contingencia sanitaria y a eso de las 23:00 hrs se confirmó: El Distrito Federal (Ciudad de México) y el Estado de México (un estado aledaño al DF) se han declarado en alerta epidemiológica de influenza pues se confirmaron alrededor de 30 y tantos casos de muertes recientes por estas causas.

Durante la mañana todos los medios estaban bombardeando la misma noticia: las clases se suspendìan a todos los niveles tanto en escuelas públicas como privadas incluso, dicen, podían ser sancionadas si admitìan a algún alumno.

Mi Instituto pertenece a un centro educativo del gobierno, asì que desde anoche supe que no iba a ir a clase. Mi hermana es maestra y hace rato llegó a la casa y me dijo que las cosas están más tremendas de lo que dicen en las noticias, que son realmente ya como 500 decesos, que las calles están casi desiertas y que incluso están habiendo ciertos problemas para salir del DF.

Quien sabe que tan cierto sea eso último, pero es cierto que ni cuando suceden los mismísimos terremotos en la ciudad, las alertas de protección sanitaria corren tan rápido.

Así que el día de hoy me quedé en casa, me quedé en pijama hasta casi el medio día, y no me quisiera sugestionar pero traigo mucho sueño, no me vaya a enfermar.

Por cierto, se siente una vibra extraña, hay un ambiente un poco desolado, ojalá que esto se arregle pues sería muy malo que toda la sociedad mexicana entráramos en un estado de ánimo alarmista y preocupado.

Si hubiera alguna novedad ya lo estaré platicando aqui. De momento les mando un saludo así de lejitos pues la Secretaría de Salud ha recomendado evitar los saludos de beso y mano. ¡En esos extremos estamos!.

3 comentarios:

Víctor dijo...

Seguro que al final se quedará todo en un gran susto, y recuperáis pronto la vida normal. Tú por si acaso no salgas mucho a la calle por unos días, ni vayas por ahí besando a todos los chavos... :)
¿Recuerdas el libro que comentaba hace poco en mi blog, el de "La Peste"? Si vas a tener que pasarte varios días en casa te resultaría una lectura interesante en esas circunstancias.
Pues nada, que vaya todo bien

Roberto dijo...

Es como dice Víctor, no pasará de ser un gran susto y pronto estarán todos bien.
Y adhiero también a la frase sobre no andar por ahí besando chavitos ya que creo que tus lectores además de quererte mucho como dijimos en el párrafo anterior, SOMOS CELOSOS.
Pienso que sólo admitiremos en el futuro que te cases con un jovencito inteligente, respetuoso, trabajador... y ya que estamos, con algún dinerillo en la cuenta de ahorros.
:) :) :)

Myriam dijo...

JA,JA,JA,JA!! Ya me imagino yo besando a todo el que se me ponga enfrente!! tampoco soy de "moral tan ligera" jejeje.

Ojalá que tengas voz de profeta Roberto y me encuentre a ese jovencito que mencionas.

Y si, me pondré a leer algo, pero ¡Dios! tengo tantos pendientes por leer de cosas de mi escuela que ya no se ni por donde empezar. Ahí luego les platico que tal voy avanzando en ese aspecto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...