lunes, 27 de abril de 2009

Por si no fuera suficiente

Hace rato estaba con mi hermana, ella viendo la tele y yo hablando por telefono y en eso que empezamos a escuchar la alarma sísmica de un edificio que se encuentra cerca de donde vivo, fuimos rapidamente a la entrada de la casa y ahí simplemente nos esperamos a que pasara el temblor, entre rechinidos de puertas y el vaivén de las cosas colgantes de la casa.

Y en esos momentos nos preguntamos ¿pues qué pasa?, ¿por qué ahora nos están pasando tantas cosas difíciles?, no cabe duda que así es la naturaleza: de momento todo está estable, luego suceden cosas que producen cambios, luego todo se vuelve a estabilizar, pero aquí la pregunta es ¿cuándo se estabilizará todo?.

Hoy se anunció que las actividades escolares se suspenden en TODO el país, ya no sólo en la capital y eso ha traído numerosas repercusiones en todos los ámbitos: las guarderías estan cerradas y los trabajadores tienen problemas para dejar a sus hijos e irse a trabajar, la industria restaurantera y de espectáculos también ha tenido bajas impresionantes, el sistema de transporte, sobre todo el metro, también se ha visto afectado pues han disminuído los usuarios, nadie previno nada y todos los documentos y trabajos pendientes se quedaron en las oficinas y centros laborales. Es decir, esto está semi-paralizado. De verdad es una situación atípica y de momento seguirá así hasta el 6 de mayo donde avisarán si sigue el plan de contingencia o regresa todo a la normalidad.

Yo estoy en mi casa, atendiendo algunos pendientes por e-mail y haciendo mis tareas de la escuela para cuando regresemos, pero incluso un par de tareas se quedaron anotadas en mi Instituto y aún me debato en la idea de si debo ir por ellas o no.

Mientras tanto, procuro hacer cosas aquí y ayer nos sucedió como les pasaba a las familias de antaño cuando no había ni luz, ni tele, ni Internet: debido a la recomendación de quedarnos en casa, toda mi familia ayer nos reunimos en la sala a platicar, convivir y a compartir experiencias. Nadamás nos faltó ponernos a leer y cantar a un lado de la chimenea y eso porque no tenemos chimenea si no seguro que si lo hubiéramos hecho. ¡Saludos a todos!

3 comentarios:

Víctor dijo...

buenooooooo, ahora un terremoto. Como seguro que sales de todo esto con bien, te parecerá divertido haberlo vivido cuando hayan pasado los años.
¡Y esa experiencia de sentaros toda la familia a hablar, rodeados de peligros, tiene que haber sido bonita!

Roberto dijo...

Myriam, ¡cuídate mucho! y tómalo con calma.
Un beso.

Myriam dijo...

Eso era lo que comentábamos, que hace muchos años que no nos habíamos sentado a hablar concienzudamente de nosotros y ahora de la situación por la que atravesamos. Y si, estuvo bonito, aunque al final ya empalagaba tanta escena de fraternidad jeje.

Platicando con personas que saben acerca de distintas teorías del devenir de la vida dicen que estamos en un periodo de cambio que nos permitirá entrar a un estado de conciencia mayor pues creo que como raza ya hemos adoptado una actitud despreocupada ante el planeta y los demás humanos y quizá son métodos drásticos de equilibrar las cosas y hacernos más sensibles a nuestro entorno.

Aún así, esta dificil pasar por este proceso, pero me encuentro bien gracias a dios :) y gracias a que cuento con la compañia de gente bien buena onda como ustedes.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...