lunes, 11 de mayo de 2009

Comiendo conmigo

Pues ya pasó todo el relajo del fin de semana y ahora me encuentro iniciando nuevamente mi rutina normal, ahora si, igual de normal que siempre lo cual se agradece mucho pues ya hacia falta urgentemente algo de "normalidad".

Supongo que los que siguen mis andanzas por la vida a través del blog se preguntarán ¿y qué pasó con la boda? (no la mía sino la de mi hermana) y ahora estoy dispuesta a platicar un poco de eso aunque no debería del todo hacerlo pues mañana tengo exposición (si, la bendita exposición que también les platiqué y que ya se ha pospuesto como mes y medio) y mucha tarea, pero juro que si no platico me voy a deprimir un poquito más de lo que ya estoy.

Y si, estoy algo deprimida, no mucho, no es nada de que preocuparse pero es un sentimiento que me llegó como desde el jueves pasado y no me lo puedo quitar. Aún no se porque es pero me lo supongo.

¿La boda? bueno, fue por el civil, no por la iglesia y como fue en viernes tuve que ir un rato al Instituto a presentarme a una clase, la idea era ir y salirme de ahí a las 11:30 hrs para poder estar en el Registro Civil a las 13:00 hrs. y ¿que creen? pues que no llegué porque tenía que esperar a alguien de la familia en la central de autobuses, se retrasó su llegada y mientras mi hermana se casaba yo estaba sentadita jugando solitario con el celular en la central de autobuses y con humor de pocos amigos.

La verdad es que tampoco me quitó el sueño no haber ido, lo que me molestó mas es que me hicieran perder 1 hora de mi vida esperando pues no me llevé nada para leer mientras tanto. Y no me pesó no ir pues simplemente porque todo ese tipo de protocolos personificados por alguien de mi familia simplemente es algo que no me habría gustado ver. No sé, yo creo que es porque me hago la dura y no me gusta ver a mis papás llorando ni de tristeza ni de felicidad, o a los hermanos o a los demás, no me gusta estar enmedio de situaciones en extremo emotivas pues es algo que no soy capaz de aguantar. Lo que me preocupaba es que mi hermana me lo tomara a mal pero al final todo estuvo bien.

¡Pero llegando a mi casa! ¡casa llena! por dios, en lugar de encontrar un refugio a mi depresión y a mi rabia por haber estado esperando 1 hora y luego regresar a casa con un solazo de treintaitantos grados, me encontré con familia mia y del novio comiendo y animando el asunto. Es horrible llegar a tu casa y encontrarte gente que ni siquiera conoces gritando y cantando.

Comi algo pero sin haberme relajado del todo, aguanté una media hora la situación y le dije a mi mamá y a mi hermana "ahorita regreso" y me salí a la calle.

Y ahí viene otra historia. Mi hermana invitó a un chico que ha sido mi incondicional desde hace ya un buen número de años pero nunca se ha "concretado" nada. Me salí con el, le propuse ir por un helado o un café, ir a ver libros, hacer algo, lo que fuera pero afuera de la casa. Me sirvió pues regresé un poco más relajada.

Pero a ratos las miradas y comentarios estaban sobre mi de ¿y tu para cuando? y con el chico al lado mio era difícil contestarles algo diplomático y tajante pues no quería herirlo ni provocar malentendidos, pero ¡que presión!, digo, después de 6 años de conocerlo si me hubiera querido casar ya lo hubiera hecho ¡pero no quiero! y no se si lo quiera hacer algún día, específicamente dudo aún de querer hacer algo así con el, claro que si viera que pasa el tiempo y nunca llega el adecuado, o bien, si él por alguna razón se transformara en "el adecuado", quizás si lo haría, pero aún conservo la ilusión de encontrar un día de estos a "EL adecuado" que siempre he soñado.

Y me deprimí un poco más. ¿Qué haces cuando alguien te habla de casarte y a ti ni siquiera te nace sinceramente llevarlo abrazado?, les juro que si me pone mal eso, pero el me quiere tanto y yo lo quiero muchísimo pero siento que falta algo. Por eso es que en alguna ocasión he preguntado aquí en el blog que alguien me diga por favor que es lo importante: que te quieran o que tu quieras, ¿como se debe sentir uno para dar un paso así?, estoy un poco deprimida por eso, yo creo que de ahí nacen todos mis traumas emocionales, sino podría decir que soy 100% felíz pero ese detallito y la incertidumbre siempre opaca mi felicidad a ratos.

Y han sido días difíciles y cansados, primero empezando por lo intenso de trabajo despues de semana santa, luego lo de la epidemia, luego los preparativos de la boda, luego la celebración del sábado donde si hubo de todo: gente, comida, baile, y luego un fin de semana con casa llena de familia, un pretendiente al acecho, ruido y mil emociones encontradas créanme que fue AGOTADOR.

Hoy me dormí a las 2 de la mañana haciendo tarea, me levanté a las 6, asistí a mis clases y en cuanto me vi libre, agarré mis cosas y empecé a caminar, así como cuando uno anda de vacaciones sin mucha prisa por llegar, de repente me sentí como más relajada ¡por fin estaba sola! y pude empezar a ubicar mis emociones y me di cuenta que ya tenía hambre, mi mamá me dijo que llegando a la casa podía prepararme algo de comer, pero en ese momento el hecho de llegar y prepararme algo me pareció un acto cruel, frio y deprimente pues mi corazoncito necesitaba un poco de piedad y compasión.

Así que caminando y tratando de relajarme a cada paso llegue a un restaurant, no lujosísimo pero tampoco tan ordinario como la cafetería de la escuela o los lugares que abundan alrededor del campus para ir a comer, y simplemente me metí, me traté de animar y premiar yo sola y disfruté que me sirvieran algo rico, pan con mantequilla, ensalada con aderezo y cosas así. Cuando llegó el café traté de hacerme mi lavado mental para que me quedara claro que a final de cuentas debo de luchar siempre por defender mi derecho a ser felíz, no quiero que nadie me obligue a estar en situaciones que me depriman como esta vez y en lo posible yo misma no provocaré situaciones tan cargadas de emoción pues detesto que la gente que quiero se ponga mal.

Y no es que me deprima que mi hermana se case, juro que no es eso, es algo más, es ver a mi familia tatando por sobrevivir a un cambio de ritmo de vida y de mentalidad, yo creo que soy lo suficientemente fuerte para lograrlo pero ellos sufren un poco más. Yo me aguanto la tristeza porque trato de ser ruda pero me afectan ellos más que la situación en si.

Pero lo importante es que aquí estoy, haciendo lo que quiero hacer, luchando por siempre poder hacer lo que quiero hacer y luchando por despojarme de los problemas de los demás porque sinceramente no puedo con la carga.

Si hubiera algun dato o foto interesante y agradable de la boda se las contaré con gusto, pero de momento estoy hasta el full de toda esta temporadita de acontecimientos "raros" en mi vida.

Sé que después de platicar esto me sentiré mucho mejor y dentro de un par de horas esto pasará a la historia como muchas otras situaciones difíciles que a veces se me presentan.

De mi parte les mando un gran, gran abrazo y mi deseo de que ustedes siempre se encuentren bien y si algún día se ponen mal como yo me puse en estos días, tengan la seguridad de que pueden contar conmigo para apoyarlos y acompañarlos aunque haya algunos cuantos kilometritos de por medio. Saludos!

14 comentarios:

Roberto dijo...

Tal vez, Myriam, una cosa apropiada que puedes hacer es sólo preocuparte de aquellos problemas o situaciones que tú misma puedes solucionar y, bueno, el resto serán cuestiones que podremos calificar de incómodas, molestas, lamentables... o lo que sea, pero si no está en ti la posibilidad de solucionarlas... ¿para qué preocuparse?
Entiendo que a todos nos gustaría vivir en un mundo ideal donde los únicos problemas a resolver fuesen los divertidos que ponemos en nuestros blogs pero resulta que no es así y creo que tenemos que aprender a convivir con algunas situaciones no del todo agradables.
Te mando un beso desde Buenos Aires.

Myriam dijo...

Si, a mi si me gustaría vivir en una burbuja donde los problemas emocionales de mi familia no me afectaran tanto pero eso no es posible.

Hoy ya estoy un poco mejor, no te digo que mi ánimo esta al 100 pues sigo algo desvelada, cansada y, nuevamente, con hambre, pero hoy si me voy a ir a mi casa a comer pues si no se me va a ir toda la paga en comida :), aunque si de repente se me atraviesa algo rico por el camino (como me suele suceder) pues no lo despreciaré, sigo en el plan de consentirme.

Bueno, muchas gracias por prestar "oidos" a mis problemas, eso te lo agradezco mucho.

Rosángel dijo...

¡Myriam!

Gracias por la invitación a tu blog, tuviste una idea excelente para mantener el contacto.
Hay tanto que platicar... primero que todo ¡¡¡¡FELICIDADES POR TU INGRESO AL DOCTORADO!!!! Aún recuerdo algunas pláticas potosinas en nuestra etapa de sacrificadas profesoras de ciencias... y mírate ahora, haciendo justamente lo que tenías planeado. Qué gusto, en serio.
Y bueno, también quisiera comentar un poco respecto a la boda de tu hermana. Fíjate que hace casi dos años tuve una experiencia similar: mi hermana menor se casó y durante los preparativos, las fiestas y ¡hasta en el recalentado! la pregunta constante hacia mí era "¿Y tú para cuándo? ¿No te sientes rara porque tu hermana se casó? ¿Ya sabes que 'chiva saltada, chiva quedada'?" Y esto era de amigos, familiares y hasta de desconocidos. Mi opinión es que esto es resultado del ambiente social en el que estamos. A nadie le interesa que ya estés planeando dónde hacer el posdoc, más bien quieren escuchar para cuándo te casas y cuántos hijos quieres tener. Y aunque no fue nada grato para mí, la verdad es que lo entiendo y por ello traté de no darle tanta importancia. Mi hermana disfrutó mucho su boda (más aún, de verdad está felizmente casada)y mis papás también lo hicieron. Pero eso sí, una vez pasada la fiesta y demás, tuve que ponerles un alto a uno que otro que seguía con la misma cantalenta,haciéndose el gracioso.
En fin, lo que quiero decir con todo este cuento, son dos cosas:
1. Mientras estés en nuestro país, estas preguntas se harán cada vez más frecuentes.
2. Que todo el mundo insiste en para cuándo, pero por costumbre. Haz oidos sordos a esa gente. Lo interesante es cuando te preguntas a tí misma sobre quién tienes a tu lado, si quieres conocer más del mundo o si quizás prefieres estar sola un rato. Tú eres quien tiene la última palabra.

Rosángel.

Myriam dijo...

¡Rosángel! que gusto tenerte tan pronto por aquì, creeme que para mi es un placer platicar contigo por este medio y espero realmente que no vaya a ser la ùltima ocasión pues siempre he dicho que eres una persona de charla muy interesante y amena, y sería increible tenerte por aquí muy seguido.

Al contar tus experiencias respecto al casamiento de tu hermana casi que has descrito mi situación al pie de la letra, claro, vivimos en el mismo ambiente social como dices tu y quizá será mejor ya no hacer caso a esos comentarios que seguido hay que soportar, y mejor pensar en el posdoc, aunque ¡uff! estando apenas en el 1er semestre del doc lo veo aún como un plan para un futuro no tan cercano, pero claro que lo tengo en mente.

A mis apreciados amigos que siempre me leen les contaré brevemente que Rosángel es una amiga que conocí en algún momento cuando daba clase durante los años 2004 y el 2006. Ella fue compañera mia de trabajo y también impartía clase semejantes a las que yo impartía así que quizá no deba ser difícil adivinar que también es orgullosamente física como algunos de nostros. Ella es realmente una muy buena física y una de las personas más "leídas" que conozco. No exagero en lo que digo, de verdad es una gran persona :)

Regresando contigo, te he de contar que el tìtulo del blog tiene mucho que ver con el enfoque que le doy a una cierto rato de mi vida que sucede la mayoría de las tardes: generalmente hago mis actividades durante la mañana-tarde pero cuando termino las cosas en el Instituto es casi una constante que no tengo nadie al lado con quien platicar y/o tomarme un helado o un café para relajarme y por eso es que inventé este lugar y afortunadamente he encontrado amigos que en serio me hacen pasar un muy buen rato durante las tardes y como valor agregado aprendo mucho con lo que cuentan aquí y en sus respectivos blogs, así que si tu gustas estas invitada a participar cuando quieras.

Nuevamente un gran saludo y una afectuosa bienvenida.

Víctor dijo...

Hola Myriam... pues encantado de conocer a tu amiga.
Y en cuanto a tu entrada, pienso lo mismo que Roberto, y también coincido con lo que dice Rosángel, así que entre los dos me han escrito el comentario.. :P
Por añadir algo, sólo te diré que, en mi opinión, los problemas sentimentales no terminan con encontrar "al adecuado", sino que en ese momento empiezan otros distintos y hasta más complicados... la vida, en todos los aspectos, es una sucesión de problemas que no terminan hasta que no dejas de respirar; así que no tiene sentido tratar de evitarlos, porque es imposible; la única solución es aprender a abordarlos con deportividad, sin preocuparse demasiado.. :)

Roberto dijo...

Disculpa, Myriam, que inserte aquí un comentario sobre el comentario de Víctor.
Los últimos seis renglones que empiezan con: "la vida, en todos los aspectos..." debieran imprimirse en un cartel en Arial tamaño 24 que se pegaría en una pared de la casa donde uno pudiera leerlos a cada rato.
Saludos cordiales desde Buenos Aires.

Myriam dijo...

Pues gracias por sus sabios consejos, los tomaré muy en cuenta, no cabe duda: los dos son mis ídolos, por diferentes razones pero lo son :)

Como dato les cuento que hoy jueves ya estoy completamente recuperada, ya todo esta bien y como si nada y con la batería bien cargada como siempre, saluditos!

civilis dijo...

Hola Myriam: Anda, anímate y me hablas un poco de Colima, de su capital y su Universidad, ¿qué opinión tienes sobre ella? Uno de mis hijos tiene la oportunidad de pasar allí una larga temporada en un proyecto apasionante...

Ya ha publicado un artículo en la revista HEKADEMUS: http://www.hekademus.calidadpp.com/numeros/04/04.pdf (página 10)

¡Saludos!

Myriam dijo...

Civilis, acabo de entrar al link que me has indicado y fue grato conocer a tu hijo y conocer su trabajo a grandes rasgos que se ve que es muy interesante.

Voy a leerlo con detenimiento y te prometo comentarte algo sobre lo que me pides. Realmente nunca he estado en Colima, quizás sólo he pasado por ahí para llegar a otro lugar pero la Universidad si la he escuchado nombrar.

Prometo investigar a la brevedad que referencias encuentro de ahí y ya sabes que si se te/les ofrece alguna otra información de por acá o algo en lo que les pudiera yo ayudar para lo de la estancia de tu hijo, no dudes en mencionarlo, quien sabe! quizás en una de esas en algo les pueda servir que esté yo acá. Saludos!

Myriam

civilis dijo...

Me abruma tu respuesta, Myriam, y te la agradezco enormemente. Te cuento que yo sólo me he leído el resumen del artículo de mi hijo, pues al no ser un tema realmente conocido para mí, tengo que buscar un ratito de calma para asimilar el artículo completo.
Gracias de nuevo y saludos.

Víctor dijo...

jeje, gracias Roberto... eso sí, la teoría es mucho más sencilla que la práctica..

Myriam, nunca me habían llamado "ídolo"... no sé si me agrada esa sensación, me siento como una estatuilla de piedra a punto de ser arrojada pirámide abajo por un barbudo..:P

Civilis, el trabajo de tu hijo trata un tema de total actualidad... me apunto a echarle un vistazo con algo más de tiempo.

Myriam dijo...

Jajajaja!! no Víctor, de esos ídolos no, ya sabes, yo soy persona de ídolos pero de diferentes categorías, por mencionarte 3:

Categoría Música: Aleks Syntek
Categoría Superprofesor: Roberto
Categoría Viajes: Tu (ya lo sabías)

así que sigan así y no me decepcionen como lo hizo Aleks Syntek con sus tres renglones de correspondencia jejeje :P

Julio Cesar dijo...

Hola, buenas tardes
En referencia al comunicado de civilis sobre Colima te comento que es uno de los territorios bendecido con recursos naturales que tiene acceso a la costa del Pacifico (a una hora esta el puerto de Manzanillo) que tiene comercio a China y Japon. A pesar de ser una comunidad pequeña, su Universidad tiene prestigio internacional sobre todo en el desarrollo de tecnologias de la información aplicada a la educación. Otra ventaja es que esta a escasas 3 horas de Guadalajara, una de las 3 ciudades mas importantes en Mexico y por demas preciosa. Tuve el gusto de conocer a tu hijo el año pasado en su estancia con la Complutense y tengo la fortuna de llamarle amigo. Tiene importantes capacidades como profesional. En lo que podamos apoyarle estamos al pendiente. Un abrazo.
Julio Cesar Antolin Larios

Myriam dijo...

Pues bienvenido al blog y muchas gracias por tu aportación Julio César.

Como le comentaba a Civilis, yo nunca he estado en ese lugar y la verdad es que desconocía esos datos tan interesantes.

De todos modos yo quedé en comentar algo y lo haré a la primera oportunidad. Saludos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...