martes, 10 de noviembre de 2009

A media semana

Hay tiempo para reflexionar un poco, para preguntarme en que punto estoy del camino que me he planteado cubrir en este periodo. Generalmente yo me planteo metas y seguido reviso que tan bien o mal voy, pero sucede que a veces pierdo la noción de donde debo poner mi escala de "bien y mal". Mi madre dice que me exagero mucho, que no duermo ni como bien por pasármela estudiando, sin embargo yo como espectadora interna siempre me digo que nunca hago lo suficiente para que yo misma me sienta plenamente orgullosa de mi.

A veces me descubro con dolor de espalda y con el típico dolor sobre la palma de la mano a la altura casi de la muñeca por apoyar tanto la mano al escribir y con el mouse, a veces se me va el día como agua y no puedo dedicarme a recordar donde me hice un moretón o alguna pequeña cortada. Los días se me van como agua y en este mes que me resta para completar el semestre tengo tantas metas aún por cumplir que tengo gran expectativa por saber si las completaré o no.

He tenido días bastante ajetreados donde me suceden sucesivamente una infinidad de cosas. De repente me doy cuenta de que los problemas que hace un mes me aquejaban ahora ya son historia, que los pendientes que hace un mes veía lejanos, hoy ya los tengo encima y que, afortunadamente, las cosas parecen salir adelante, de una manera u otra.

Me sorprende mucho verme a mi misma, con mi caracter tan dual: o completamente serio y hermético o completamente emocional y efusivo, rodeada de gente que parece ser que me quiere y que, parece ser también, les importa si estoy o no. Me sorprende mucho haberme enterado en días pasados que tengo un par de admiradores ¿¿¡yo!??, me sorprende verme a mi misma caminando y ver de repente que un fulanito se me empareja para hablarme, el mismo que se presentó e identificó en un cajero de un banco cercano a la escuela. Y no lo menciono porque me interese el tipo, no, para nada aunque se le reconoce la atención, es simplemente que me sorprende. Lo que pasa es que la verdad tengo un caracter extraño y no cualquiera se anima a romper el hielo conmigo ni yo a cualquiera le doy entrada.

En este momento hice una pausa de mis actividades escolares para escribir esta entrada pues estoy preparando una exposición para el viernes ya que voy a participar con una ponencia en un congreso que organiza una escuela de mi instituto, es una ponencia corta sobre mi trabajo y si alguien está interesado en asistir, hay entrada libre :). El viernes doy mi exposición, eso significa que hay resultados pero deveras que no me puedo quitar esa sensación de que me falta más, de que pude haberlo hecho mejor.

A veces también pienso que deberían acreditarme un par de clases llamadas Exposiciones I y II pues todas las semanas sin excepción algo debo de presentar. ¿Quién dijo que los físicos y los que se dedican a la investigación vivien en un huevo? si yo alguna vez lo dije me retracto, yo creo que la mía es una profesión donde todo el tiempo hay que andar dando la cara ante la gente y defendiendo el trabajo que uno hace.

Y ya está haciendo frío, en este momento mis rodillas lo están resintiendo, yo creo que me voy a ir a comprar una pijama de franela o algo que tape mas, pero me gusta el frío de eso no hay duda. Ya en un rato me durmo y voy a estar calientita, lo malo va a ser cuando me tenga que levantar.

Ya quisiera que pasara esta racha de trabajo y presión, ya quisiera estar escuchando algún villancico y tomando ponche de frutas. Ya pido esquina, ya quiero descansar y olvidarme un poquito de todo esto. Pero aún falta y hay que dar el último jalón, hay que dar esa exposición el viernes y hay que darla bien. Un poco de apoyo no me caería mal. Si algún amigo se interesa me puede escribir y les doy los datos para que asista. Me podrían echar porras y a la vez aprender algo de materiales para aislamiento eléctrico, se me hace que eso podría ser provechoso para ambas partes.

21 comentarios:

Levemente dijo...

Los días se nos van como agua a todos, Myriam. Por eso hay que bebérselos, sin desperdiciarlos, hasta la última gota. Pero, creo yo, que a sorbitos pequeños... para no atragantarnos.

Animo con tu último jalón... ya mismito escucharás y cantarás villancicos.

Víctor dijo...

Myriam, no sé por qué dices que te sorprende tener admiradores... no estarás sugiriendo que Roberto y yo somos personas sin criterio, ¿verdad?

Suerte con esa exposición del viernes..

Myriam dijo...

Si Leve, hay que aprovecharlos al máximo aunque sucede que a mi me resulta mucho más eficiente aprovechar la noche para trabajar, ya quiero dejar ese vicio porque luego me ando durmiendo camino al intituto pero para mi no hay nada mejor que una noche bohemia de trabajo duro. Los días son para pasársela bien :).

Si amiguis, ya pronto escucharemos villancicos y probaremos todas esas cosas ricas que sólo esos días se pueden probar.

Un beso.

Myriam dijo...

Hola Víctor :) a ver, creo que cuando tocamos temas alrededor de las relaciones interpersonales hombre-mujer me salgo de sintonía en automático y ya no entiendo y es aquí donde necesito ir a comprar mi medio kilo de peras y otro medio de manzanas para que me expliques.

Y es que lo que comentas lo ubico en dos enunciados que no sé como relacionar: 1) "Myriam, no sé por qué dices que te sorprende tener admiradores..." 2) "no estarás sugiriendo que Roberto y yo somos personas sin criterio, ¿verdad?" :)

Aquí trato de entender pero prefiero no suponer y no encuentro la relación que hay entre que yo pueda tener admiradores y que tu y Roberto pudieran ser personas sin criterio jejeje.

Aquí tienes 3 peras y 3 manzanas. Te agradecería. Adelante... :)

Roberto dijo...

Víctor, me parece que los admiradores de la autora de este blog deberemos armarnos de paciencia y aprovisionarnos de una buena cantidad de peras y de manzanas, ¿no te parece?
Bueno... ya provisto de algunas peras y manzanas que he depositado cuidadosamente en el piso de mi oficina, me parece oportuno sugerirle a la adorable autora que relea con cuidado el comentario de Víctor (algo más arriba de éste)para que luego sigamos conversando sobre el tema.

Un abrazo para todos desde Buenos Aires.

Myriam dijo...

¡Me doy! no entiendo por mi misma. A ver ¿por que no aplicar eso de "llamarle al pan, pan y al vino, vino" en lugar de rebuscar una idea simple?.

CREO (del verbo "ya hice una suposición") a que se refiere lo que dijo Víctor, así que con eso me doy por bien servida y no solicito más explicaciones, sólo suplicaría más claridad en las ideas cuando en un futuro hablemos de temas "mujeres-hombres" pues no les quede duda de que yo soy un claro exponente de esas mujeres que provienen de Venus.

Roberto dijo...

¿No te digo, Víctor? ¡¡ES EXTRATERRESTRE!!
(Lee mi comentario de más arriba...)

Saludos.

Myriam dijo...

¡¡¡JAJAJAJAJAJAJAJA!!!
¡¡JaJaJaJaJaJa!! JAJAJAJA!!!
¡¡¡JAJAJAJAJAJAJAJA!!! :)

(Roberto, la carcajada y lo que me ha hecho exclamar tu comentario en la privacidad de estas cuatro paredes no es apto para reproducir en este blog)

Myriam dijo...

No quería pero no lo puedo evitar, tengo otra pregunta:

¿Y por qué las peras y las manzanas EN EL PISO?

¿Acaso debo seguir el rastro como un golden retriever o un labrador?

¡Tengo muchas dudas y cada cosa que dicen hace que aumenten mucho más!

Víctor dijo...

jajaja, vaya lo que me encuentro aquí..

Desde luego Myriam ¡cómo sois las mujeres!.. qué poco os gustan los juegos, las sugerencias y los romanticismos; lo queréis todo clarito (al pan pan y al vino vino, aquí te pillo y aquí te mato..). ¡Parecéis hombres!

Myriam dijo...

¿Entonces lo de las manzanas y peras en el piso era algo ROMANTICO tipo escena de película romantica usando el recurso "sigue el rastro de pétalos" (en este caso el rastro frutal)? ups!! glup!!! quizá ya metí la pata.

Pero... ¿noooo?... ¿o si?.

Myriam dijo...

Pero... ¿¿y en tu oficina??... ¡noo!... ¿o si?.

Roberto dijo...

Bueno, Myriam: "al pan pan..." lo de la ubicación de las peras y las manzanas es una lejana (lejanísima) alusión a una frase que usamos en la Argentina y no sé si en otros países de habla hispana. La frase no es apta para repetirla aquí en tu blog pero alude a la actitud de ir perdiendo la paciencia cuando algo se complica mucho o es demasiado trabajoso. Es bastante más común oírla en conversaciones entre hombres, pero también se oye en conversaciones entre mujeres o mixtas cuando hay una cierta confianza entre los interlocutores.

Besos desde Buenos Aires.

Roberto dijo...

¿Se usa en España la frase a la que aludo en el párrafo de arriba, Víctor?

Saludos cordiales desde Buenos Aires.

Myriam dijo...

Aquí no se usa esa frase, ya lo pensé y no, por eso no nos entendemos. Sigo sin entender lo del piso :)

Roberto dijo...

De cualquier forma, Myriam, el sentido principal de lo que te decía estaba claro. Pero si te interesa a nivel de conocimiento idiomático te puedo explicar por mail lo de la frase... pero tiene que interesarte del modo que te interesa una ley de la Física: para saber más... en este caso de las variantes que puede tener un mismo idioma. Te digo todo esto porque si bien la frasecita SUENA casi simpática EN UN CONTEXTO ADECUADO, fuera de contexto se LEE como una HORRIBLE GROSERÍA.

Besos desde Buenos Aires.

Víctor dijo...

Hola Roberto. No sé a qué frase te refieres, no me suena ninguna que haga referencia a colocar objetos en el "piso" (o suelo, como decimos nosotros), que tenga el sentido que indicas, y que no se pueda decir..

Dado que ni a Myriam ni a mi nos va a sonar mal, la podrías escribir.... Y si Myriam se espanta, que la borre :)

Roberto dijo...

No sé Víctor... Myriam es muy rigurosa con su blog... y si te la mando por mail...?

Saludos desde Buenos Aires.

Víctor dijo...

Pues sí Roberto, si no te importa envíamela por correo (no había visto tu penúltimo comentario al poner el mío).

Me interesa desde el punto de vista gramatical exclusivamente, por supuesto ;-)

Myriam dijo...

Ya ponla aquí Roberto. Ahora TODOS queremos saber el significado de esa expresión.

Como te dije antes, yo se que tu eres una persona muy fina y sabrás decirlo de manera que entendamos a la perfección el significado sin que nadie se sienta ofendido. O si quieres abro una entrada que se llame "El significado de poner frutas en el piso: un enfoque multicultural" ¿cómo ves? tú sólo dilo y yo en ese momento abro un foro de discusión.

Saludos y abrazos :)

Myriam dijo...

¡Órale! ya me dijo Roberto el significado de la frase por el chat y... mejor que se los explique personalmente a cada uno de los interesados jeje.

Yo la verdad es que me quedé corta al proporcionarle posibles expresiones sinónimas mexicanas de tal frase, pero no me preocupo, estoy segura que Víctor le sabrá dar una letanía de equivalencias sin mayor problema :)

Saludos a todos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...