domingo, 29 de noviembre de 2009

Recavando el cuerpo del delito

Si, si nos vieron en una tienda, y si, si estábamos en un mostrador pero eso no implica nada. Que el móvil del delito fueran unos aretes de plata con piedritas de colores no fué nuestra culpa. Nosotras sólo cumplíamos con nuestro deber. Ahora tenemos que guardar la evidencia hasta que se esclarezca el caso. Mientras tanto ¿cuáles te gustan a ti amiguis? jejeje.

5 comentarios:

Levemente dijo...

Mmmmm pues no sé, no sé amigüi. Creo que ambos te sentarán fenomenal y los dos son monííísimos, que decimos por acá. El verde (además de ser el color de la esperanza y esa hace falta hasta a la heroína más Super) es como más alegre. Pero el ¿granate... negro? resulta de muy elegante. Además te vendrá bien para cuando, en tu faceta de Bellota, tengas que disfrazarte para acudir a un cóctel que se da en la embajada de USA, y tengas que "infiltrarte" vestida arreglá pero informal :-)

Este tipo de disyuntivas yo me las ahorro porque siempre llevo unas bolitas de oro de las que se les ponen a los bebés. Las sirenas no podemos estar quita-que-te-pon-pendientes, je.

Te verás muy linda con cualquiera. ¡Y qué preciosa la plata mexicana!

Myriam dijo...

¡Jajajaja! buen argumento, si, las Leve-sirenas no pueden andar con cosas que obstruyan la hidrodinámica de su movimiento por las aguas. Ya los usaré yo a tu salud.

Por cierto, creo que estamos escribiendo en tiempo real ¿que haces tan temprano? (y yo tan tarde jeje)

Saludos!

Víctor dijo...

Bombón tiene zapatos para ponerse con ambos pendientes.. ¿tendrá unos amarillos que le vayan con las bolitas de oro?

A ver si a la próxima misión vamos LAS tres..

Myriam dijo...

Si, ojalá que si "manis" :) jejeje

Levemente dijo...

Tan temprano te escribía, je. Tomaba mi té antes de ir al trabajo, supongo.

Víctor... míralo qué observador el muchacho, sí, sí, sí. Amarillos no... ni creo. No es un color que me guste llevar en los pies, je.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...