sábado, 30 de enero de 2010

Arte casero


Hace ya algunos años cuando cursaba una materia llamada "Calor, ondas y fluídos" (muy ambiciosa para un semestre) el Dr. que era mi profe en ese entonces, que de verdad era de los mejores profes que alguna vez tuve, nos propuso realizar una "obra de arte" utilizando el principio de difracción de la luz para lograr patrones como los que les muestro en la fotografía (si quieren apreciarla con más detalle es recomendable agrandar la imagen).

Lo que me encantaba es que simplemente nos lo proponía y ya quedaba en la conciencia de cada uno si hacía el experimento o no. Un experimento completamente casero a decir verdad.

Entonces ahí tienen a Myriam consiguiendo sus implementos para lograr la imagen. La idea no era pescar la silueta de una mariposa o de una florecilla del campo sino de patrones luz de longitud de onda pequeña, del orden de aproximadamente 630 nanómetros y eso debía lograr hacerlo ¡en la sala de mi casa!.

Me compré un señalador láser baratito, cuando estaban en auge y los vendían hasta en la tienda de la esquina (aún los venden en las esquinas sin ninguna precuación de por medio), unas navajas de rasurar, una regla de plástico cualquiera y cinta adhesiva. Creo que ya era todo.

Claro, la parte más difícil era la fotográfica y como mi hermana en ese entonces estudiaba fotografía, me prestó una cámara tipo Reflex pues yo sólo tenía la clásica automática de docientos pesos de las que tomas la fotografía y solita recorría el rollo. Nada sofisticado pues. En ese entonces las cámaras digitales sólo las conocía por las imagenes en las revistas de novedades tecnológicas.

El siguiente problema fue conseguir una buena oscuridad pues se imaginarán que la luz que emite un láser de tres pesos no es gran cosa y más aún si va filtrada por una diminuta rendija que formé encontrando los filos de dos de las navajas de rasurar como muestro en la figura. Afortunadamente en la escuela de foto de mi hermana me prestaron un cuarto oscuro con lo cual profesionalicé un poco mi experimento casero.


Imagen tomada de http://bibliotecadigital.ilce.edu.mx/sites/ciencia/volumen2/ciencia3/107/htm/sec_9.htm

¿Y cómo eficientamos la captura de la imagen formada? ¡pusimos de pantalla la mismísima película fotográfica!, es decir, en lugar de metérsela a la cámara la extendimos frente a la luz del láser y aventamos por un rincón a la cámara que en ese punto del experimento ya no nos funcionó para nada, bueno, pero la aventamos con cuidado :).

Extender y sujetar adecuadamente la película fotográfica en plena oscuridad no fue tarea fácil para mi y aunque tuve ayuda de mi hermana y alguno de sus compañeros ellos ni sabían que estabamos haciendo ni para qué, sin embargo al final se interesaron por el proyecto.

Hice varias prubeas, con rendijas alargadas y algunas semejantes a diminutos puntos que "según yo" creaba con apenas el toque de una pequeña aguja sobre una laminita de papel aluminio, pero no, no era tan fácil, para la luz mi diminuto agujerito era un boquete irregular e inmenso y no obtenía buenas imagenes. Finalmente y con algún halo de luz de por medio como se ve en la segunda foto obtuve los deseados patrones de difracción de mi láser. Claro, yo hubiera querido que las franjas de luz me quedaran planitas y bien paralelas a la rendija como en la figura que puse arriba pero no es algo tan sencillo de lograr.

Así pues la práctica estaba hecha pero faltaba respaldarlo con teoría así que después tuve que recurrir a las ecuaciones y meterle mis datos experimentales tales como longitud de onda del láser (bueno, el que reportaba la etiqueta de mi láser de tres pesos), la distancia que separaba la pantalla y el señalador, los ángulos entre la fuente de luz y las líneas de difracción y ver que todo cuadrara, ¡y cuadró! claro, con su "mas/menos" pero cuadró.

Y desde ese día esos patrones son los que decoran mi cuarto pues para mi representan el porqué de mi vida intentando hacer algo en la Física, además de que los considero algo que en su momento me costó mucho trabajo lograr (como muchas otras cosas en mi vida) y porque, simple y llanamente se me hacen bonitos.

Por cierto, ¡upss! abajo de los patrones está colocada la foto de una chavita (escuinclita diríamos también por estos rumbos) que no sé de que medio se está riendo, bueno, no sé ustedes pero yo creo que su cabello es idéntico al de Bellota.

8 comentarios:

Víctor dijo...

Muy interesante el experimento-arte.

Una pregunta: en la foto no se aprecian colores, ¿no tendrían que manifestarse en el proceso de refracción?

La niña de la foto tiene cara de que va ser una persona muy responsable de mayor, jeje

Roberto dijo...

... y está un poquito despeinada :)

Myriam dijo...

Jejejeje :)

Víctor, en este caso el fenómeno que se aprecia es el de la difracción el cual puede confundirse con la refracción debido a que tienen nombres algo semejantes.

En la refracción hay una cierta "separación" de los colores de la luz blanca cuando atraviesa un medio de diferente especie, como por ejemplo luz que viaja en el aire y pasa a traves de un vidrio, plático, cristal, gas, u otro material de diferentes propiedades ópticas, sin embargo la difracción consiste en la desviación de la luz cuando atraviesa por espacios o rendijas de separación comparable a la de su longitud de onda, es decir, rendijas muy cerradas que quizá a nuestros ojos podría incluso parecer que están cerradas pero para la luz si hay manera de atravesar.

Resumiendo, lo que se trata de apreciar en las fotos son las "desviaciones" de la luz respecto a su trayectoria original. En este caso el láser es luz monocromática (en ese caso era un láser rojo) y no puede descomponerse en diferentes colores.

Me ha gustado mucho que te interesaras en las fotos, incluso en la que esta colgada debajo de ellas jeje.

Y acertaste :) en la actualidad me han dicho que la niñita es una persona muuuy responsable y trabajadorcita, el problema es que sigue con sus problemas de "despeinamiento" como bien anota Roberto jeje.

Saludos a los dos!

Víctor dijo...

Bueno, ahora comprendo mucho mejor la dificultad del experimento..

Un día me tienes que explicar cómo es posible que la refracción de la luz en millones de diminutas gotitas, ocasiones un único y gigantesco arco iris en el cielo.

Ahora que lo pienso... ¿no te pregunté algo parecido hace siglos?.. Si fue así me lo tendrás que explicar otra vez, porque este torpe alumno tuyo lo ha olvidado.

Menos mal que tú eres un alma caritativa, Roberto seguro que me hubiera puesto un CERO, jeje..

Myriam dijo...

Si, de hecho aún te debo esa entrada Víctor pero no la he olvidado, de hecho la iba a mencionar en mi comentario anterior a este pero no lo hice, sin embargo la sigo teniendo en mente.

Si, yo si soy un alma caritativa, Roberto quien sabe que te diría, quizá hasta te cobraría por darte una explicación breve o te mandaría a estudiar una licenciatura en física, quien sabe porque ya sabes que es un Grand Master de altos vuelos.

Roberto dijo...

Víctor, lo que hace cada gotita con la luz es relativamente fácil de explicar. Lo que es difícil de comprender es que el efecto colectivo sea generar un gran arco de colores formando bandas o franjas que se ve observando el fenómeno de espaldas al Sol. Pero esperemos la explicación de todo eso que nos promete nuestra amiga Myriam.
Saludos cordiales.

Víctor dijo...

Justamente ésa es mi duda Roberto. Menos mal que Myriam nos lo dejará bien claro.

(y lo del cero de antes lo decía de broma, jeje, que siempre nos explicas las cosas con mucha paciencia)

Myriam dijo...

Uy, ya sentí la presión. Bueno, yo se los explico luego.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...