viernes, 1 de enero de 2010

Compartiendo un trocito de mis festejos

No sé si aquí yo soy la única curiosa pero a mi me encantaría saber cómo es que la demás gente festeja (o festejó) en su casa estos días, y como yo, aunque no quiera, tengo la manía de sacarle foto a todo, no me cuesta ningún trabajo compartirles aquí algunas escenas de mis festejos en estos días que ya deben terminar si no causarán estragos en mi salud (entiéndase peso y horarios de sueño).

En mi familia estamos muuuy distantes de celebrar estas fechas vestidos de gala y con un elegante pavo al centro de la mesa, aquí realmente todos los años existe la voluntad de: "ahora si vamos a cenar bien y bonito" pero al final el relajo nos gana y, como ayer, antes de las 10 de la noche ya todos habíamos perdido el glamour debido a una batalla de espuma que se sucitó así, inesperádamente, estando todos sentados a la mesa y con las bebidas enmedio, claro, esa ronda de tragos se echó a perder jejeje pero ¡como nos reímos! :).

Bien, los dejo con una breve selección de fotos elegidas cuidadosamente pues son representativas de la generalidad de los festejos. Después de cada foto haré la descripción:

Este es el "Nacimiento" que mi papá montó en esta ocasión, como les he dicho, el siempre decora todo. Si lo ven con cuidado ese pesebre ha sido víctima de la urbanización pues está casi tapizado de cables de corriente eléctrica, ni modo, el buey y la mula tendrán que tratar de no atorar sus patas con tanto alambrerío.

En mi familia SIEMPRE acostumbramos sacar los "juegos de mesa" para pasar el rato, en esta ocasión le tocó primero el turno a la "Lotería" que es uno de los juegos típicos mexicanos más "típicos" que puede haber.

Entre cada juego no faltaba oportunidad de tomar un pequeño sorbo de tequilita. Bien, bien, bien.

Después siguió el turno del "Maratón" mi juego de mesa preferido el cual consiste en avanzar casillas si se responde bien a preguntas de conocimientos de temas generales: ciencia, arte, historia, literatura, etc. Ahí ibamos apenas comenzando la carrera.

Aquí mi hermana hizo un juego de "Memoria" el cual pegamos en una puerta. Para ganar hay que encontrar dos figuras iguales que inicialmente están ocultas. Si recuerdas donde se ocultaron cuando eventualmente las decubren, ganas puntos.

Aqui, "la mesa de regalos" que afortunadamente siempre es abundante aunque mi mamá cada vez dice: "no, ya no debemos preocuparnos tanto por los regalos, con algo sencillo está bien" y siempre salen regalos de no sé donde.

He aquí uno de los regalos que más me gustó: una cangurera de Betty Boop que voy a utilizar para irme a correr.

Bueno, aquí la "zona del bar". De todo un poco.

Este mezcal nos lo tomamos ayer. Yo no soy mucho de mezcal, de hecho prefiero el tequila pero mi hermana estaba tan complacida de convidarnos un poco que acepté y casi que fue la primera vez que le tomé gusto. Ni lo sentí, fueron 4 copitas y me dije: "ah caray!, ni se siente"...

...lo acompañamos con su respectiva "sal de gusano" espolvoreada sobre rebanadas de manzana y naranja. Juntos esos elementos hacen que el mezcal sepa muy bien.

Finalmente a las 12 fue el brindis y yo ya estaba que me caía de sueño, en cuanto pude me fui a dormir. Pero hoy... no es normal que me levante a las 12 del día y con malestar en la cabeza si ni siquera me desvelé tanto, yo creo que fue de efecto retardado de las bebidas.

Definitivamente después de estas fiestas quedé en calidad de zombie y hoy no queda más que enmendar el camino. Hoy desayuné ya frutita con yogurt y un pan integral con queso ¡ya basta de excesos por estos días!.

¡Saludos!

2 comentarios:

Víctor dijo...

Muy interesantes las fotos de la navidad mexicana. No se diferencia mucho de la nuestra, por lo que nos enseñas.

Aquí todavía nos queda una semana de medio-vacaciones, porque el día 6 es fiesta (los Reyes Magos), así que ahora está todo el mundo comprando corriendo los regalos que van a darse ese día. Y como en toda fiesta, toca otra vez pegarse la comilona (acompañada del roscón del reyes con chocolate). Hasta el lunes 11 no volvemos a la normalidad.

Myriam dijo...

Ay Víctor, la verdad es que yo pensé que ya habían acabado los excesos pero como bien dijiste, no fue así. Ayer cenamos "pan de reyes" con chocolate y unos tacos de "cochinita pibil" que son un verdadero pecado cuando de guardar la línea se trata, incluso hoy ¡desayuné! algó que quedó de esos tacos. ¡Habrase visto! yo que soy la "srita. light" desayunando como vikingo ¡uff! pero es que estaba tan rico todo que fué difícil negarme, pero ¡ya! mañana ya empiezo la dieta jejeje.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...