miércoles, 12 de mayo de 2010

Mi caja verde

Bien, ha llegado el momento de hacer mi reportaje sobre uno de los sucesos más emocionantes que he tenido en las últimas semanas y este trata sobre... ¡una caja verde!.

El verde es vida y verde que te quiero verde, además de que es mi color favorito, el color de mi blog, de mi té preferido y el color de mi ropa superpoderosa. Pero hace unos días, después de un día ajetreado en que si los aisladores de silicón no "cuajaron" debidamente, y que si hay que dar una presentación en clase, y que si ahora hazte tal gráfica, etc. ya saben, el pan de cada día, pues resulta que llego a mi casa y veo en la mesa una caja verde, ¿¿¿Una caja verde???


Y luego: "Mamá, ya llegué" y ya saben, el bla, bla, bla de siempre y en eso me dicen: "oye, te llegó una caja" y yo: "¿cuál caja?", total que sin buscar mucho ubiqué que esa caja de la mesa, esa verde ahora era MI caja. ¡Glubs! ¡una caja para mi! ¡¡que emociooooón!!.

Ahora bien: ¿¿de dónde salió??, así que la inspeccioné rápidamente y mis ojos se toparon con por lo menos tres etiquetas que indicaban su procedencia: ¡Glubs otra vez! ¡¡De MADRID, ESPAÑA!! ¡Ay caaaaray!

Chéquense el zoom a una de las etiquetas para que vean que no miento:

Nota al margen antes de seguir: Estas fotos no son una recreación de los hechos ¡¡NOOO!! son fotos tomadas in-situ, "at the moment" (y no lo digo en latín porque aquí el experto en lenguas muertas y germanas no me ha dicho como se traduce esa frase) así que imagínense el grado de templanza (y locura) que tuve que mostrar en ese momento para anteponer mi sagrada profesión de reportera a la emoción desesperada que me hubiera hecho destrozar el envoltorio para descubrir rápidamente su contenido pero pagando el precio de no haberlo podido compartir con ustedes, mis amigos-lectores.

Bueno, sigo. Entonces empecé a quitar con hipócrita delicadeza cada uno de los adhesivos que cerraban la caja y ahí fue cuando dije: "Ay, esto tiene sellos como si se le hubiera hecho un alto vacío", y es que ¡deveras! era como pegamento amarillo, de ese que pega hasta lo impegable, entonces me tuve que armar de muuucha paciencia, créanme, para no destrozar la caja. Mientras mi corazoncito latía de la emoción. Quería y a la vez no quería saber que contenía la caja pues la emoción también es algo muy padre.

Cuando por fin pude levantar la tapa de la caja, esto fue lo que ví (y ahora ustedes también):

El contenido de la caja verde estaba super-ultra bien protegido con plastico de burbujas, algo ya se alcanzaba a vislumbrar ahí adentro. Era algo blanco y algo rosita, ¿qué sería?...

¡Por Dios! ¡¡¡MI NOMBRE ESTABA ESCRITO EN UN SOBRE QUE VENÍA EN EL INTERIOR!!!, ¡¡que emoción, que emoción!!

Total que ya saqué el sobre, el cual venía adherido a una cajita. Lo miré y lo tomé en mis manos... y le saqué una fotografía. Qué bonita letra.

Lo que de momento no entendí (hasta unos días después) es como mi amigo le pudo haber hecho estas decoraciones de cinta adhesiva, es que vean: si uno regresaba la cinta al lugar de donde se supone se despegó, sucede que había mas papel rosa despegado del que realmente se despegó de la caja que estoy sosteniendo. Bueno, si no me di a explicar no me hagan mucho caso, la cosa es que uno, ya saben, se tiene que cuestionar esas cosas y hasta después entendí de donde provino el exceso despegado. No me hagan mucho caso, pero, deveras, no podía abrir el bendito paquete porque no entendía como había más cinta y papel despegado que el que realmente se había despegado en la zona que ven abajo de la cinta. Bueno, ustedes disculpen, tanta desvelada me ha afectado.

Bueno, sigo otra vez. Total que abro con mi mayor cuidado el sobrecito y me encontré con algo increíble: ¡¡UN ROMPECABEZAAAAASSSS!! (bueno, así les decimos en Mex):

¡Dios! y yo con la emoción de saber que más había pero no pude más que ponérmelo a armar. Atrás de las piezas había un mensaje y había que armarlo para saber que decían las palabras que mi amigo me dedicó. ¡Ay que emoción! ¡Ya lo armé!...

¡El Jardín de las Delicias de El Boscooooo! ¡Oooohhhhh!... ¡Simplemente encantador! :)

Ahora había que voltearlo para ver que decía... el nerviecito traicionero me hizo una mala jugada y en mi afán de volterlo ¡YA! simplemente se desmoronó en mis manos ¡AAAyyyyy! ¿¿por qué me pasa esto a miiiiiiii?? :¬´(


En fin, lo volví a armar y ahí leí las palabras de mi querido amigo :¬´) . Aprovecho nuevamente este medio para hacerle un agradecimiento enooooorme y reiterarle mi cariño profundo y amistad, tu bien sabes que si.

Bueno, pero debo decir que ahora no son uno ¡sino dos! los cómplices de mi felicidad. Pues la "niña de sus ojos" (de mi amigo) es la autora de este bello cuadro de naturaleza muerta que ahora adorna un lugarcito de mi habitación... y de mi corazón. Me quedo sin palabras deveras. Sólo puedo decir: GRACIAAAASS INFINITAAASSSSS A AMBOS!!!


Hace unos minutos tomé esta foto para que vean cuál es la ubicación que le di a ese cuadrito: junto con uno que me regaló mi hermana que hizo un amigo suyo, de un dragoncito con una foto mía al centro de ya hace algunos años (a la izquierda) y flanqueándolo a la derecha un marco de cerámica que yo pinté con mis propias maniltas que es como de un paisaje campirano con cactus y toda la cosa. En medio está mi nuevo cuadrito con flores españolas que nomás no hablan si no dirían ¡Y OLÉ!. Por cierto, casualmente están cerca del cuadro más grande que quería que apareciera pues es de un templo expiatorio de Barcelona. Mi hemana me regaló el cromo y yo lo enmarqué. No cabe duda de que ahora está semi-españolizada mi pared.

¡ Y bueeeeeeeeeeno! ya aquí si me quedé sin palabras. Digamos que mi amigo "se discutió, se voló la barda, se rayó, se aventó un 10, etc..." (como decimos aquí) con este otro regalo:

¡¡LA DISCOGRAFÍA BÁSICA DE LOS HOMBRES G!! ¡ O-seaaaaaaa!




Ya le dije que con ese regalo me ha armado para la vida, no tengo palabras.

Y bueno, sólo me resta agradecerle infinitamente, reiterarle mi sincera amistad, decirle que siempre será mi sensei y que valoro mucho, mucho, mucho todos y cada uno de los detalles que siempre ha tenido para conmigo, que lo quiero mucho, que también ya quiero a su esposa... ¡y que viva la paz mundial!.

¡¡GRACIAS VÍCTORRRRR!!

8 comentarios:

Levemente dijo...

¡Vaaaaaaaaaaaaaaya cosas que "idea" Víctoooorrrr!

angel lago villar dijo...

Hola Myriam:
Está claro que quien tiene amigos tiene tesoros...y por lo que veo tu tienes GRANDES TESOROS.

Me alegro porque te mereces lo mejor.

Cambiando de tema: ¡¡Tienes un té en tu foto!!! Y es el famoso "té verde frappé" que, creo reocordar, mandas a tu hermana a por él :-D

Se ve divino y refrescante!!!

Un abrazo.

Roberto dijo...

Víctor, recibe mis felicitaciones por haber mandado regalos tan bonitos y oportunos a nuestra amiguita mexicana que vemos que se ha puesto muy contenta al recibirlos.

Saludos desde Buenos Aires.

Myriam dijo...

¡¡Si Leve, ese Víctor es trrrrremendo!!!

:) abrazos amiguis!

Myriam dijo...

Ángel, si, algo de lo más preciado con que cuento son mis grandes amigos, y tu sabes que tu también eres uno de ellos.

¡Y si! ahí está la foto del té verde que aquella vez no puse pero que ahora si se me hizo probar, y ah! esta bien bueno, ya sabes que lo pongo aquí en el blog para que todos nos tomemos uno juntos :)

¡Te mando muchos abrazos amigo!

Myriam dijo...

Si Roberto :) me he puesto muy contenta, pero tu sabes que no es la primera vez y espero que no sea la última.

¡Te mando muchos besos y abrazos con mucho cariño Robert!

Víctor dijo...

Ay Myriam, ¡vaya publireportaje!.. ¡no era para tanto!.. ¿y ahora yo qué digo?.. :-D

Myriam dijo...

¿Cómo que no era para tanto? para mi si lo es. Déjame disfrutarlo :)

¿Y que puedes decir? pues lo que quieras :) total, tu eres el homenajeado en esta entrada :)

¡Abrazotes! :P

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...