viernes, 7 de mayo de 2010

Semanita interesante

1) Calor infernal en las calles y en el metro, en la tele es recurrente la noticia de que las temperaturas en las profundidades de ese sistema de transporte la temperatura aumenta unos cuantos grados más respecto al exterior, ya de por si caluroso, además de que en estaciones específicas hay locales que venden comida y los hornos y estufas hacen que el efecto sea mucho peor, específicamente la estación del metro "Hidalgo".

La gran solución que han encontrado es instalar unos ventiladores en el techo que a su vez esparcen diminutas gotitas de agua para "refrescar a los pasajeros". Mmmhhh. No me convence la idea. ¿Y si el virus de la influenza anda en el aire y una de esas gotitas lo lleva a nuestra boca?. No sé, la verdad es que no sé si así se pueda contagiar uno pero, aún más simple... ¿esa agua estará limpia?, ¿y si te acabas de maquillar y te rocían toda la cara de agua?, ¿y si llevas un documento, un plano, o algo de papel que se eche a perder con el agua?. No me convence. Lo que si es que han puesto lugares donde uno puede servirse agua en conitos de papel, eso si me parece más acertado.


Pueden ver toda la noticia en este link, además de ahí saqué la foto con la que estoy ilustrando.

2) Finalmente alguien rescata a los hombres de su mala fama frente a mis ojos. Y escribo esto no por presunción, sino porque me parece TAN bueno para ser real, que quiero dejarlo aquí como testimonio de que alguna vez pasó. Y es que hoy en día, en el diario caminar de la vida real, se me hace increíble que haya gente que aún tenga la disposición, condiciones y VALOR para decir las cosas de frente, mirando a los ojos, como debe de ser.

En la entrada anterior les platiqué del compañero que antes de entrar a mi plática se me acercó para decirme algunas palabras amables. Bueno, pues ayer que iba yo para mi casa e iba haciendo el transbordo precisamente en la estación del metro que está reportada en el link anterior, recibí un mensajito en el celular. Vi y era de el. Tiene mi número porque somos compañeros en dos clases y lo usamos para ponernos de acuerdo.

Y es ahí donde se confirma el poder de las palabras. Leí su mensaje y mi tarde se alegró, claro, una palabra amable siempre es bien recibida. Pero lo más resaltable de todo ES QUE SE ATREVA A HACERLO. Lo acepto, yo alguna vez he dicho que no voy por la vida sonriendole a la gente, menos a los compañeros que no conozco. Pero este chavito SE ATREVIÓ a auto-presentarse conmigo en el cajero del banco una vez que coinicidimos y yo ni lo conocía, SE ATREVIÓ a seguirme haciendo la plática cuando nos cruzabamos en el camino, SE ATREVIÓ a decirme en persona un halago, y SE HA ATREVIDO a confirmármelo por mensajes.

No es mi tipo desafortunadamente, no me siento atraída en otro plan, pero he hecho un gran descubrimiento: "NO TODOS LOS HOMBRES SON UNA BOLA DE PATANES COMO LOS QUE TENGO ALREDEDOR TODOS LOS DÍAS" yo ya había llegado a pensar que en esta nueva era de la modernidad mexicana ya todos los hombres eran una bola de pelados ¡pero no!, no todos son así bendito sea dios.

Y voy a compartir con ustedes esta imagen que obtuve del celular con el escaner (si, no usé la camara por razones que explicaré mas adelante). Si, si alguien dudaba de que se pudiera escanear la pantalla del celular debo decirles que ¡si se puede! y aquí les muestro esto que quisiera que pasara a la posteridad y recordarlo como un bonito detalle, lo escanié en escala de grises porque a color se veían unas bandas de interferencia:


Creanme que no es para presumir ni para provocar el celillo de nadie, es que deveras que hace TANTOOOO que no me pasaba esto, que lo guardaré para mi "egoteca" y para recordarme que aún existen hombres que valen la pena, de hecho, todos mis verdaderos amigos son de esa clase: de los que valen la pena.

3) Desde hace unas semanas mi hermana planeó una salida a un sitio vacacional ubicado en el estado de Puebla, México para este fin de semana. La planeó porque le da mucha ilusión sacar por primera vez a su bebita a nadar y a un clima más saludable. Mi hermana mayor argumentó que tiene una boda este sábado (no la de ella, por supuesto) y mi hermano ¡"quesque" tiene exámenes! (pero ya le dijo a mi mamá que el sábado se va a salir con la novia). ¡Buffff! ¿y que pasa una vez más? pues que Myriam que es mala para "pretextear" y que en el fondo cree que podría ser una buena idea, no tuvo más que decir que: "bueno, yo si voy".

Mi Doc hoy, y antier me recalcó eso de: "Myriam, tiene que salir ese documento para el predoctoral ¿eh?" lo que es lo mismo a: "Myriam, te tienes que sentar por lo menos un mes a la compu para que hagas un trabajo respetable". Mmmh, entonces me salta ese pequeño guanito de la inquietud que hace que me pregunte: ¿Me voy de paseo o me quedo a escribir?, ¿me merezco un fin de semana de ocio o realmente ya me la he pasado de ociosa todo este tiempo?. No sé, pero debo aceptar que de momento no soy muy feliz con la idea.

Lo único que me mueve es pensar que quizá haya escenas interesantes para fotografiar, claro, también sé que le voy a tener que hacer todo un estudio fotográfico a la bebé en sus primeras vacaciones. ¡Ay! esta malvada inercia, este malvado ritmo de trabajo que nos hace esclavos de la ciudad y así creemos estar bien. En realidad lo estamos, pero es bien sabido que salir un poco a convivir con la naturaleza nunca le cae mal a nadie.

Bueno, de momento no estoy tan feliz y menos con la noticia de que tenemos que salir de aqui ¡a las 4 de la mañana!. Yo no me quejo abiertamente pero a veces ser empática me juega mis malas pasadas. Espero el domingo que regresemos poder decir que efectivamente fue una excelente idea, que hubiera sido una tonta si hubiera dejado pasar esa oportunidad y que no me pese no haberle adelantado a la tarea. A ver que pasa.

De momento me encuentro caragando las pilas (no las mías sino las de Ni-MH) para la cámara, liberando las memorias (no las mías sino las SD) y desaburriéndome un poco aquí en la compu aunque ya van a pasar de las 12 y me tengo que levantar a las 3:00.

De momento el plan no me hace tan felíz. Ya veremos unas horas después.

Bueno, y como me quiero animar les voy a dejar una muy buena imagen que me llegó ayer por mail sobre hallazgos de restos de mamut en el parque de Chapultepec, México.


Amigos, saluditos a todos. Les mando un abrazo y les digo que los recordaré este fin de semana. ¡Ya les contaré!.

9 comentarios:

Roberto dijo...

Myriam, con respecto al punto 2 de tu comentario:

No hay duda, ese jovencito te adora.

Un beso desde Buenos Aires.

Víctor dijo...

Punto 1. En el metro de Madrid tenemos calefacción en verano y aire acondicionado en invierno. Resultado: en verano, con 35º en el exterior, entramos al metro con camiseta y pantalones cortos, y nos congelamos con el aire frío; en invierno en cambio, con 0º en la calle, entramos al metro con camisa+jersey+abrigo, y nos asamos con la calefacción. ¡¡Tendrían que ponerlo justo al revés!!

Punto 2. Coincido con Roberto. Y añado: para ese chico, tú eres una femme fatale, una rompecorazones.

Punto 3. ¡¡Queremos un reportaje de Puebla!!

Final. Me ha encantado el hallazgo arqueológico, jeje

Víctor dijo...

Tres precisiones adicionales:

Al Punto 1: En mi primera frase anterior me he equivocado, lo he dicho justo al revés.. aunque en realidad ha sido un fallo de mi subconsciente, porque es así como debería ser, por lo que digo luego: calafacción en verano, y aire acondicionado en invierno.

Al Punto 2: Roberto y yo estamos muy contentos de que por fin hayas descubierto que nos hombres no somo una "bola de patanes"..

Y en particular nos llena de alegría que después de llevar meses y meses hablando aquí contigo, estando a tu alrededor todos los días, haya sido un mensajito enviado a tu celular con la palabra "linda" lo que te haya abierto los ojos hacia el género masculino.

Al Punto 3: ¿nos traerás la receta del mole poblano?

Tengo pendiente de hacer la receta que me diste hace tiempo, ya lo sé, pero no lo he olvidado.

Un abrazo patán desde Madrid

Myriam dijo...

¡¡¡EPA, EPA, EPA!!!

A ver, ¡que aquí nadie se mueva hasta no poner "los puntos sobre las íes"!

Si, sabía que esto podría suceder al escribir el famoso "Punto #2".

Bueno, antes que nada y sin tratar de ocultar que hubo alguna ligera afección a la susceptibilidad de uno de mis preciados amigos tengo que decir en mi defensa que lo que escribí lo hice pensando sobre todo en esa frase que dice "...en el diario caminar de la vida real..." donde ahora que lo repienso, debí haber resaltado con negritas de la vida real porque, deveras, lo dije específicamente para ese tipo de individuos, o sea, los que me encuentro sobre todo en mi sitio de trabajo que son con los que convivo más. JAMÁS ni por un momento me pasaron por la mente los individuos que son ya mis amigos y que para nada son unos patanes pues en caso contrario no serían mis amigos.

Creo que lo que pretendía resaltar en ese trozo de párrafo era comentar que para mi es muy extraño que haya gente, muchachos específicamente, que se me planten enfrente, es decir, a no más de un metro de distancia y que me digan EN MI CARA una palabra amable.

Y esto lo digo porque, ustedes quizá no lo sepan (y debí entonces decirlo antes de decir lo de la bola de patanes) pero he tenido la suerte (o mala suerte) de tener compañeros de trabajo que lo primero que me dicen en la mañana cuando me ven antes de saludarme (si es que me saludan) es: "¿Queeé, te veniste vestida con la bata de dormir? ¡mi mamá tiene una igual!", o "¡Que ya te dije que te ves mal peinada asií, que te dije que o te lo recojas o mejor no te lo dejes así!" o "¿por qué traes zapatos de abuela?" etc. Y lo pero de todo es que yo ni les pido su opinión pero a ellos les encanta opinar argumentando que: "me preparan para la vida". Claro.

La lista de críticas es larga. Yo la verdad es que no sé por qué los hombres que yo conozco y con los que convivo en mi diario andar son así conmigo. A veces pienso que no les gusta ver a una mujer colega felíz, o no sé que sea, pero la realidad es que: "MIS COMPAÑEROS ME SUELEN MOLESTAR FRECUENTEMENTE", no sé si sean celos, envidia, que les molesta mi presencia, no sé. En general somos "buenos compañeros" pero cuando tiene oportunidad lanzan la estocada y aplican conmigo lo que modernamente se conoce como "bullying". Es cierto, es duro de aceptar pero eso existe hasta a un nivel superior de estudios: "LOS TIPOS CON LOS QUE CONVIVO EN MI DIARIO ANDAR SON UNOS PATANES" pues no tienen la menor mesura para medir sus palabras ni dejar de decir porquerías cuando estoy en presencia de ellos, por eso es que cuando encuentro a un hombre de la vida "real" que tiene un gesto amable me parece TAAAN sorprendente.

Pero jamás lo dije por alguien que ya de sobra sabe que ocupa un lugar MÁS que especial en mis afectos y que PARA NADA podría ser un patán ni en mis más perversos sueños.

¡Ay Dios mío! aquí hay que manejarse con pinzitas. Hasta me entró un sudor nervioso del temor de que se arme un malentendido.

¡Dios míoooo! con estos guapos amigos que me has dado nunca voy a poder mirar ni salir a la esquina con alguien porque me van a armar un lío de celos de dimensiones intercontinentales.

Va un beso para cada uno de ellos para que ya no imaginen cosas que no son ¡Muuuaaac! (beso)

Roberto dijo...

Sí, puedes salir hasta la esquina con un jovencito y hasta, eventualmente, casarte con él que te aseguro que no armaremos un lío intercontinental de celos, Myriam.
Más aún, creo que sería muy bueno que lo hicieras y, en ese caso, te felicitaríamos.
Un gran beso para ti desde Buenos Aires.

Myriam dijo...

¡Glubs! :|

Rosángel dijo...

¡Myriam!

Ha sido muy interesante ver el desarrollo y conclusión de tu presentación. ¿Te acuerdas en aquel desayunito en la Condesa, donde hablábamos de la necesidad del idioma inglés?... ¡bien por ti, amiga!

Y bueno, entre los calores citadinos (y la brisa artificial en el metro Hidalgo), me arrancaste una buena carcajada -de la que todavía no me repongo- con aquello de los hallazgos de restos de mamut.

¡Saluditos!

Myriam dijo...

¡Rosángel!

Siempre me da un gusto grande cuando tengo noticias tuyas.

Pues si, lo que hablábamos era cierto, el idioma es un elemento de vital importancia para muchas actividades importantes.

De hecho, platicando con un amigo llegué a la conclusión que el trabajo de uno como "científico" no es solo experimentar, medir, calcular y abstraerse. Yo consideraría que la mitad del trabajo de alguien que se dedica a este negocio es COMUNICAR y hacerlo bien y de diferentes maneras. La oral es sólo una forma pues uno como científico debe saber hablar con entonación y emoción y hacerlo en diferentes idiomas, redactar como editor de libros, tomar imagenes como fotografista de eventos e incluso saber ilustrar como diseñador, ¡en serio! podría parecer exagerado pero deveras que todo eso es necesario. Esta actividad junto con la docencia que ambas hemos experimentado y otros lectores del blog también, es una ciencia y un arte al mismo tiempo. La técnica y la sensibilidad van de la mano.

¡Saludos y abrazos amiga!

P:D: Oye, aceptarías ser mi próxima revisora para algún nuevo congresillo o algo así? me agradaría infinito que tu me checaras y me corrigieras. Ojalá quisieras.

Rosángel dijo...

¡Sería un honor! Cuando usted guste, señorita....

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...