martes, 13 de julio de 2010

Creo que después de 26 años me volví "a enamorar"

Corría el año de 1984 y yo tendría unos 8 años cuando mi papá nos llevó al cine a ver una película protagonizada por un chavito y un señor llamados Ralph Macchio y Pat Morita, respectivamente. A partir de entonces y después de las 3 películas que protagonizaron (la 4ta no cuenta porque fue una verdadera falta de respeto a la trilogía) todas las chavitas de mi edad quedamos prendadas del jovencito que ahí salía: Daniel San.


¡Uf! recuerdo que las vecinitas tenían posters de él en sus paredes y cada película era un verdadero evento y siempre odiábamos a las "galanas" que le ponían. Ya para la 3ra película yo lo veía ya más robustito y para el día de hoy ya mejor ni mirarlo, el encanto se perdió por ahí de mediados de los 90's.

Bueno, pues este fin de semana me fui con mis hermanos a un cine que recién inauguraron cerca de mi casa, $35 pesos la entrada por promoción en mega-pantalla y sala nuevecita que todavía huele a plástico y alfombra nueva, había que aprovechar y yo armándome con un platito de nachos con un montón de rodajas de chile, jitomate y catsup (eso ya parecía ensalada) y refrescote (light, por supuesto, para equilibrar la engordadera), nos fuimos a ver la última de Karate Kid y ¡ufff, uff y recontra-ufff! ¡que buena película!, el chavito ese hijo de Will Smith es un encanto, que bueno es, en unos 10 años va a ser un idolazo peliculero igual que su padre, pero el que está ¡super wow! es Jackie Chan, ese tipo a mi siempre me ha encantado, sus películas se me hacen buenísimas y siempre me hace reír, aparte de que sus coreografías de artes marciales son admirables.

Pues en la película, ustedes disculpen si me paso de halagos, nadie se me ponga celoso, pero ¡buffff! sale todo suciesote y medio avejentado pero ¡madre mía! tiene un "algo" que deveras es irresistible.

El niño excelente, el entrenador excelente, el niño malo bien malvado, la galana muy linda, las artes marciales perfectas, los escenarios en China inmejorables, la música buenísima y la historia es como un remake de la película 1: pura nostalgia hecha modernidad, lo mejor del cine en este momento. Si no me creen, vean el trailer, y ahí verán que Jackie Chan está como para decirle "¡ándale!, entréname a mi también".

5 comentarios:

Víctor dijo...

"entréname a mi también", dice... ayyyy pecadoraaaaaaa..

Así que te gustan los Hombres-Hombres Suciesotes Purititos Machos, eeeeeh? no me imaginaba yo este lado tuyo animal, jaja. A ver qué dice tu amiga Leve de esto, capaz será de decir que a ella también... Y luego se nos dice a los hombres que tenemos que ser limpios, sensibles, etc.. ¡no hay quien se aclare!

El nuevo diseño me gusta mucho. Está bien cambiar las cosas de vez en cuando. Aunque has quitado tu dibujo.. ¿no lo vas a volver a poner?

Me despido con un puñetazo en la mesa y un sonoro y masculino eructo, JOJO

Myriam dijo...

¡Jajajaja! :D

Hasta acá se escuchó el eructo jaja.

Yo creo que es más bien un balance entre lo suciesote, la sensibilidad y la inteligencia, aunque también algo lo más importante es que el tipo en cuestión sea simpático y tu no te debes esforzar mucho para eso ;)

Ahi tengo guardado mi dibujo, luego se lo pongo, de todos modos ese letrerito yo también lo hice aunque en la compu.

¡Muchos abrazos!

Levemente dijo...

¿Puritito machomen a mí... y encima sucio?... ¡a 300.000 km de mí por favor!... ¡Ay Víctor que a estas alturas no me hayas cogido el punto aún, je!

Aún recuerdo aquel "salto de la grulla".

Saludos Myriam san... Víctor san.

Myriam dijo...

Bueno, mejor dejemos lo de sucio, a decir verdad yo no aguanto a los hombres sucios (en mujeres es igual o peor de feo), por ejemplo, en la calle a veces uno percibe aromas desagradables y es que la gente quizá cree que los demás no se dan cuenta pero ¡si! yo me lavo los dientes un promedio de 5 veces al día porque a mi no me gusta que me den "palabras de aliento" y por tanto no me gustaría yo hacer lo mismo, aún más desagradables son aquellos (hombres sobre todo) que no lavan sus camisas y creen que nadie se dará cuenta.

El buen aroma (o por lo menos la ausencia de aroma) es algo que se agradece en la gente, es una manera de ser cortés y consciente de los derechos de los demás a vivir en un abiente libre de malos olores. Bueno, ya me extendí hablando de mis traumas.

La cosa es que ayer en la nochye pasaron un "detrás de cámaras" de la película y me enteré que Will Smith es el productor, y ahí salía hablando mi Jackie Chan, ya sin lo sucio, y ¡ayy! que tipo, yo no le decía que no jejeje.

Víctor dijo...

jaja, me apunto eso de "palabras de aliento", es muy bueno :-D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...