jueves, 8 de julio de 2010

Mi nuevo retoño


Como todos los hijos propios, siempre son los más bonitos y uno presume su foto ante todos sin ningún empacho. No importa que haya nacido flaquito, apenas de 4 hojas, pero es que así me dijeron que tenía que ser y así lo quiero. Está medio pálido pero tiene ciertos toquecitos colorados que le dan un poco más de vitalidad. Y como todo en esta vida, lo que importa y lo que lo hace valioso es lo que lleva dentro.

Tengo muchas expectativas puestas en él y sé que me dará muchas satisfacciones a corto plazo, esperemos. Ya les contaré. Mientras tanto ya debo estar planeando otros dos vástagos que debo traer a este mundo este próximo semestre. Es un proceso doloroso pero no lo cambiaría por nada.

6 comentarios:

Levemente dijo...

Enhorabuena... "mami" ;-)

Gamar dijo...

Muchas felicidades.
Cuánto mas cuestan las cosas más las valoramos. Aunque vengan muchos otros después, siempre será éste el primero, así que mimalo.
Beso

Víctor dijo...

jopé Myriam, que cosas más difíciles sabes hacer..

Myriam dijo...

Pues si Leve, ya que carezco de hijos de carne y hueso, me conformo con estos de celulosa y tinta, y mira que me salió listillo pues como verás ya hasta se comunica en inglés y todo jejeje.

Myriam dijo...

Tienes razón Gamar, estas cosas cuestan trabajo pero dan mucha satisfacción. Ojalá que vengan muchos más y pronto, porque aquí me califican por cantidad, como si fuera coneja, así que mas me vale poner manos a la obra desde ya.

¡Otro beso para ti!

Myriam dijo...

Pues ya ves Víctor, a veces hago estas cosas en mis ratos libres jejeje.

¡AHhh! pero no lo hice sola ¿eh? hubo dos hombres involucrados y no cualquiera puede presumir de eso :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...