sábado, 28 de agosto de 2010

Factores vomitivos

Para que no se produzca alguna confusión sobre mi entrada del 25 de agosto sobre los vómitos y esas cosas he decidido escribir esta entrada para platicar como me pinta esta nueva mitad del año.

Mi pasado viaje y los festejos de mi cumpleaños marcaron casi un mes de felicidad pura donde me propuse básicamente pasármela lo mejor posible y creo que lo logré, tanto así lo logré que aún sigo felíz por esos días y pretendo que esa felicidad no se vea interrumpida por algún evento desagradable que de repente pueda presentarse en mi camino.

Y bien, de regreso al Instituto ¡pues nada!, que me encuentro con un ensamble perfectamente sincronizado de profes que nos recordaron a mi y a otros de mis compañeritos que teníamos un pendiente volando en el aire:

"¡¡Pre-doc, pre-doc, pre-doc, pre-doc!!"

Lo cual es sinónimo de:

"¡¡Al matadero, al matadero, al matadero, al matadero!!"

Para ser más clara, a todos los alumnos de 4to semestre por ley nos toca hacer un examen pre-doctoral donde tenemos que exponer los objetivos y avances de nuestro trabajo y defenderlo con fundamentos teóricos y experimentales adecuados. Digamos que es un mini-examencito de grado, bueno, ni tan mini porque igual se hace en el salón de examenes profesionales, con 6 sinodales o jueces de los cuales dos van a ser externos, con público asistente y café y galletitas. Lo cosa es que en lugar de que en esta ocasión yo vaya y me sirva el café y las galletas me va a tocar estar enfrente a merced de lo que quieran "hacerme" los sinodales. Tipo por ejemplo: -¿Y cómo aseguras que tu dopaje por itrio es del 0.4 % atómico?- ¡Zaz! un latigazo, o -¿Y por que estás despreciando efectos de inducción magnética durante la simulación de impulso de rayo normalizado?- ¡Zaz! bofetadón, jejeje. Tipo así va a estar el asunto.

Pero, como ustedes sabrán, tengo un gusto enfermizo por esos retos y suelo llegar con una sonrisa y por mi propio pie a esos eventos, es más, es como un patológico alimento para mi pues me encanta trabajar bajo ese tipo de presiones y me gusta mucho encontrar mis puntos débiles pues el superarlos y rellenar los huecos teóricos que siempre suelen surgir, me llena de una satisfacción indescriptible.

Y será para el mes de octubre que hemos programado gran día, claro, hay quienes hasta llevan a su familia a ese examen pero no será mi caso, ese es un examen propio para que diplomáticamente te hagan añicos y no les voy a dar ese showcito a mis papás jeje. Claro, dicen que si lo repruebas es factor para que te inviten a retirarte del posgrado y, bueno, que yo sepa nunca ha sucedido pero es como un mito urbano que mete miedo y le da algo de solemnidad al asunto.

Ya tengo lista mi presentación, sólo falta ajustarle algunos detalles y seguir con los trámites y veinte mil cartas que hay que hacer para oficializarlo. Pero si todo sale bien, podríamos decir que después de octubre ya sería la Pre-Doc. Myriam P. O., bueno, en realidad ese título no existe.

Hablando de eso de los títulos nobiliarios, esto da pie a otro síntoma vomitivo que me ha aquejado estos últimos días y se los puedo platicar más adelante para no abrumar al amable auditorio de reflexiones locas.

Pues eso era. Esto de los examenes es emocionate y hace que se me revuelva la panza, pero no pasa nada, aún no me vuelvo bulímica, no os preocupeís.


¡Saludos y besos a todos!

7 comentarios:

Víctor dijo...

Si es que te encanta meterte en líos...

Levemente dijo...

Myriam… acá se suele decir…sarna con gusto no pica… :-)

Trenzas dijo...

Pues si no existe el Pre-doc, debería existir, que vaya un "viajecito" que os meten.
:DD
Claro que con galletitas, café y algún que otro acierto, todo se ve de un color más amable.
Ea, prepárate bien que ese título, aunque no exista, te lo ganas de calle.
Un beso grande, Myriam

Myriam dijo...

Si Vïctor, esa es la pura verdad :) eso de tirarse del bongie será cualquier cosilla en comparación jeje.

Ya les contaré.

Beso

Myriam dijo...

Leve: muy cierto tu dicho, ya veremos si en unos días sigo igual de contentita :)

Trenzas: creo que me voy a inventar ese título sólo para sentirme más motivada, aunque te diré algo, yo la verdad es que me siento como dice esa famosa frase: "Yo sólo sé que no se nada" (pero si sé nadaR)

Abrazo y beso a las dos!! :)

Víctor dijo...

Esta vez me quedé sin abrazo..

Myriam dijo...

¡Ay Víctor! ¡pero si tu eres el más abrazado! nomás que me contengo a veces por respeto a tu esposa :) capaz que me encarrero y ni quien me detenga.

¡Besitos, besitos y abrazos sólo para ti!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...