jueves, 19 de agosto de 2010

Fiesta gaucha

Continuando con la reseña de mi viaje a Argentina le toca el turno a una visita que hice a un rancho llamado "Estancia Santa Susana" ubicada en la localidad de Los Cardales, provincia de Buenos Aires, todo esto debido a un tour que Roberto me ayudó a contratar mientras estuve por allá.

El paseo inició a las 9 de la mañana, aunque realmente fue como a las 10 que partimos ya hacia el lugar, ya saben, siempre sucede que hay que pasar por todos los demás touristas a sus hoteles y en eso se invierte tiempo. Luego tuvimos un recorrido por carretera ("rutas" les dicen allá) y mientras la guía nos iba señalanado algunos puntos turísticos interesantes que en alguna otra entrada les mostraré, dentro de una hora de viaje ya estábamos en el lugar.

Lo interesante de paseos como este es que uno tiene la oportunidad de convivir con gente de varios lugares del planeta, aunque los que predominaron todo el tiempo (y en todos los lugares) fueron los brasileños. Para ese momento yo ya iba un poquitín enferma de las vías respiratorias pero aguanté bastante bien todo el trayecto. Iba sola pero dispuesta a pasarmela lo mejor posible y aprovechar esa oportunidad única de convivir con gente dentro de un ambiente que intentaba recrear la vida gaucha de finales del siglo antepasado.

Bien, empecemos con la descripción de los lugares:


En estas dos primeras fotos les muestro algo de las instalaciones de la Estancia la cual consistía de una cabaña muy grande donde fue el lugar de convivencia de todos los asistentes, y una casa-museo donde se tenían exhibidas muebles y cosas de aquellos años y así uno se imaginaba aún más como se vivía en el campo en la época de auge de los gauchos.

Cuando llegamos tuvimos un recibimiento por hombres gauchos. Yo creo que efectivamente si tenían sangre gaucha pues se notaba que era como un negocio familiar de gente que se dedicaba al campo y eso le dio un encanto especial.

Los anfitriones nos recibieron con una canasta de empanadas y ¡algo increíble! vino tinto y blanco a las 11 de la mañana. También había la opción de jugo de naranja así que en ese momento me llamó más la atención el jugo (pero luego me tomé el vino como podrán ver), fue algo delicioso sin duda.



Aquí hay algunas tomas del lugar y algunas vistas de la campiña y los establos, estar ahí fue muy relajante, sobre todo porque tuve oportunidad de sentarme un rato a la sombra y pensar, conjeturar y concluír varias cosas que pasaban por mi mente en esos momentos.

Luego tomamos un paseo a caballo. Desde mis años infantiles no me subía a uno así que no dejé pasar la oportunidad, fue uno de los momentos más agradables de todo el paseo que me hizo pensar que por momentos así es que se va pagando solito el viaje, realmente valió la pena. La foto de arriba yo la tomé desde mi caballo, claro, me agarré bien para no caerme en una de esas.


video
Aquí un video que tomé desde el caballo. Debo mencionar que persiste la manchita oscura en mi cámara, lo siento mucho pero la mandé a arreglar y la compostura me salía igual de cara que comprarme una cámara nueva así que preferí la opción de la cámara nueva la cual prometo comprarme cuando termine esta temporada de gastos.

Aquí una toma de la fachada de la casa-museo.

Aquí una silla gaucha hecha de huesos de caballo, que cosa tan increíble ¿no?.

La capilla de la Estancia.

Acá arriba algo que le llaman "la Pulpería" aquí una llamada a los amigos argentinos para que nos platiquen que es una pulpería, ¿será como una cantina mexicana, o será algo diferente?.


Un tocadiscos y un fonógrafo perteneciente a la decoración del lugar.

La cocina de época de la Estancia.

Una vista de otro rincón de la Estancia, fuera de las instalaciones del museo.

Y aquí salgo yo, mandando un saludo a todos ustedes desde ese bello lugar.

Aquí la foto de unas florecillas del luigar. En conjunto el arbusto se veía muy colorido.

Un letrero que se encontraba en uno de los muros de la cabaña donde se organizó la comida.


¡Y BUENO! nomás vean esto: una cantidad industrial de cortes de carne, moronga (morcilla o no sé como le llamaban allá), pollo, chorizos, etc. para deleitar a los invitados. Afuera hacía friecito pero adentro el ambiente no podría ser más cálido.

Una vista de todos los asistentes, yo iba como con unas 14 gentes pero en el lugar se reunieron más tours y podráimos decir que éramos unos 100, no sé, incluso más.

Yo aquí en una foto que tomó alguien más, ya saben, de esas que venden por una módica cantidad de 10 dólares. Enfrente de mi un muchacho colombiano que venía de estudiar de Australia y a mi lado un chico de EU que hablaba suficientemente bien español, las demás eran chicas de diferentes lugares, así que ya no me sentí tan solita.

Y yo seguía asombrada: ¡postre con vino! por Dios, eso era increíble, el vino para los argentinos es como el agua de todos los días. Bien, bien.



Luego una muestra de tango, me llamó mucho la atención que no es un baile que consista sólo de mover los pies, no, eso del tango es toda una técnica combinada con arte y mucha pasión, sobre todo las mujeres son las que lucen más, no cabe duda de que como género somos muy bonitas, y bailando esos ritmos la belleza luce aún más.

Luego otros bailes folklóricos.

video
Aquí uno de los anfitriones cantando tangos y yo parecía como la fotógrafa del evento así grabando entre las mesas, creo que debí dejar mi tarjetita para que me contraten para bodas y bautizos, lo malo fue que había otro camarógrafo que me obstruyó la visión, y si no lo alcanzan a ver, hay un señor sentado cantando con acordeón, lo bueno es que el audio se escucha bastante bien que es lo importante. La música: excelente ¡bravo, bravo!.

Aquí la foto de un gaucho haciendo un "Malambo de Boleadoras" (sólo transcribo ¿eh? porque no sé que es un "Malambo"). Alguna vez lo había visto pero no sabía que era una destreza argentina, pero ahora ya lo sé jeje.

video
Aquí un video del mismo señor mostrando su destreza y lo rítmico de sus movimientos.



Despues de comer nos llamaron a todos a una zona techada con muchas sillas alineadas a la orilla de una explanada donde los gauchos hicieron una muestra de sus destrezas campiranas. Aquí arriba pueden ver unas tomas de los jinetes a la hora de demostrar su habilidad con los caballos que consistía en mover todo un conjunto de ellos ordenadamente y regresarlos a su lugar, todo en perfecto orden y hasta clasificando a los animalitos por colores.

video
Aquí una muestra de los caballos y los jinetes en plena acción.

Aquí algo interesantísimo: había una suerte llamada "de las sortijas" la cual consistía que bajo de ese arco de madera se colgaban tres aritos como de llavero de manera que quedaran colgando de unos listones que se pueden apreciar en la foto. Luego, los jinetes se lanzaban en una cabalgata veloz sosteniendo horizontalmente un palito con punta, casi del tamaño de un lápiz con la finalidad de atinarle al centro del anillo o "sortija" y llevarsela ensartada en el palito como trofeo. Pueden mirar el video a continuación para que vean como se desarrollaron las cosas (nuevamente disculpen la mancha oscura):

video

Ya que alguno de los gauchos conseguía alguno de los aritos, se acercaba montado a caballo al público asistente y seleccionaba a una dama para regalárselo a cambio de un beso. Podría pensarse que es un tipo de tradición un cuanto antigua pues a mi me remonta a las épocas de las princesas y los caballeros y como ellos demostraban enfrente de ellas sus destrezas para ganar su amor, ¡ufff! podría decirse que eso ya no existe pero ¡noo! ¡si existe! (sólo que hay que ir hasta allá para comprobarlo), y si ustedes me permiten les muestro algo...

¡ME REGALARON 3! Y no creo que fuera porque yo era la princesa del cuento sino porque creo que más bien estaba sentada en un lugar estratégico y los jinetes se acercaban fácilmente hasta donde yo estaba jeje. Fueron 3 pero le regalé uno al amigo norteamericano que estaba sentado a mi lado pues se notaba que le hubiera gustado que le regalaran uno, pero eso no iba a ser en ningún caso posible pues sólo teníamos ese privilegio las mujeres jejeje.


Y finalmente aquí una foto de todos los jietes al final de la demostración. No cabe duda que fue una excelente tarde y uno de los mejores recuerdos que me traje de ese lugar (entre muchos otros).

¡Saludos!

11 comentarios:

Yamil dijo...

Entretenidisima entrada, después de tanto tiempo que no pasaba por acá compruebo para mi sorpresa..¡ que te paseaste por Buenos Aires ! Yo vivo muy cerca, en una provincia vecina, santa fe, en la ciudad de Rosario. En colectivo -autobus- se tarda unas cuatro horas mas o menos en ir desde Buenos Aires. Rosario es más pequeña y mucho menos caótica jaja...ya me estoy haciendo publicidad...Hermosas fotos ! ¿ Asi que pescaste una laringitis en tu viaje ?

Levemente dijo...

¿Me permites seguir completando la banda sonora de tu magnífica entrada?

Y ya puesta… ¿hacer un pequeño homenaje a la vida gaucha con un cachito de “Martín Fierro”?…

Soy gaucho, y entiendaló
como mi lengua lo esplica,
para mí la tierra es chica
y pudiera ser mayor
ni la víbora me pica
ni quema mi frente el Sol.

Nací como nace el peje
en el fondo de la mar,
naides me puede quitar
aquello que Dios me dio.
Lo que al mundo truge yo,
del mundo lo he de llevar.

Mi gloria es vivir tan libre
como el pájaro del cielo,
no hago nido en este suelo
ande hay tanto que sufrir.
Y naides me ha de seguir
cuando yo remuento el vuelo.

Yo no tengo en el amor
quien me venga con querellas,
como esas aves tan bellas
que saltan de rama en rama.
Yo hago en el trébol mi cama,
y me cubren las estrellas.

Y sepan cuantos escuchan
de mis penas el relato,
que nunca peléo ni mato
sino por necesidá.
Y que a tanta alversidá
solo me arrojó el mal trato.

Y atiendan la relación
que hace un gaucho perseguido,
que padre y marido ha sido
empeñoso y diligente,
y sin embargo la gente
lo tiene por un bandido.


¡Viva el folclore argentino!

Muchas gracias por esta entrada, la he disfrutado muchíííííísimo.

Hasta otra… ¡amazona! :-)

Pd. ¡Qué guapetona saliste en la foto de 10 dólares!

Myriam dijo...

¡Hola Yamil! quizá no me creerás pero te juro que ese día me acordé de ti porque cuando íba por la carretera había anuncios que indicaban el camino a Rosario. Creo que ya estaba muý cerquita y me pasó por la cabeza la posibilidad de ir a conocer por allá, seguramente lo que hubiera tenido que hacer sería irme a gritar tu nombre a la plaza prinicipal a ver si nos encontrábamos :), fue una gran experiencia andar por allá, eres afortunado de vivir donde vives.

Por cierto ¡te ves muy bien en tu nueva foto! no cabe duda que aquí hay puro amigo guapo :)

¡Saludos!

Myriam dijo...

¡Por favor amiguis! mi blog es tu blog, antes bien te agradezco que lo complementes y que buen video elegiste para ello :)

Y muy buenas las estrofas que incluyes ¡que bien! me ha encantado todo :). Creo que ahora ambas tenemos otra cosa en común y esa es la fascinación por este país que tantas cosas buenas tiene que ofrecer, sin duda un día tendrás que ir también, pero por el momento el lugar que sigue en mi lista es España (jejeje, la verdad es que de momento no me la creo) y quizá cuando vea a las mujeres bailando flamenco voy a deslumbrarme igual que con las que bailaron tango :)

Amiguis, por el momento ¡a seguir con esas clases de baile!, mira que tu tienes que bailar por las dos, yo definitivamente si no es cumbia colombiana o un punchis-punchis popero y electrónico nomás no lo sé bailar :).

Bien, pues aún tengo más sitios que mostrar y eso lo haré un poquitín más adelante.

¡Abrazos amiguiiis!

P.D. ¿Tu crees que salí guapetona? jaja, ¡bueno! te agradezco el cumplido, quizá si hubiera costado $20 hasta me hubiera parecido a Gwyneth Paltrow jeje.

Levemente dijo...

Más que cumplido... ¡es la verdad! Seguro que el resto de tus lectores estarán de acuerdo.

Y a propósito... no tienes que parecerte a Gwyneth Paltrow que ya estás retechula (o retelinda, a escoger) siendo como sos.

Un leveabrazoide.

Roberto dijo...

Por supuesto, Myriam. No tienes que parecerte a Gwyneth Paltrow: tú eres mucho más bonita, sin ninguna duda.

Un beso desde Buenos Aires.

Myriam dijo...

¡Que amables ambos-dos! me la voy a creer jeje.

Víctor dijo...

Muy chula la entrada Myriam, lo cuentas de forma que tus lectores nos sentimos allí presentes, "en el ajo".

Varias dudas/ocurrencias:

1. ¡Además de todo, eres una amazona!

2. ¿Qué pasa si un turista no sabe montar a caballo? Ya supongo que se quedará en la estancia bebiendo vino..

3. Tengo que enterarme, para cuando vengas a España, si organizan espectáculos para turistas en los que les suelten delante de un toro con un trapo rojo.. :-P Prometo pedir que te den la oreja si haces una buena faena.

4. Coincido con la apreciación general sobre la foto de los 10 dólares.

5. ¿A ti también te gusta la Paltrow?.. jeje, es mi favorita.

6. ¿Flores en invierno? ¿Qué flores eran esas?

Esperamos más entradas argentinas.

PD. Levegaucha, muy a cuento tu comentario.

Myriam dijo...

¡Victorcitoooo!

Que bueno iniciar la semana con el gusto de que ya te has aparecido por aquí :).

Pues si, preparé esta enorme entrada de más de 40 ilustraciones para compartir con todos ustedes y me parece muy bien que te haya parecido muy chula jeje.

Con respecto a tus dudas/ocurrencias te contaré que:

1. La verdad no recordaba que fuera una amazona :) como dije, desde niña no recordaba la sensación de andar sobre el caballo, pero la verdad es que el mérito es todo del animal pues hasta parecían caballitos automáticos pues caminaban, se detenían, daban la vuelta y se alineaban en perfecto orden y a su tiempo. Mi único mérito fue haberme impulsado bien para subirme y agarrarme bien para no caerme jeje.

2. Pues también había un paseo a carreta que podrían hacer los menos osados, y si no, la opción es esa que dices de quedarse sentado a ver el recorrido de los demás, bajo la sombra de un arbolito y bebiendo algo de vino aunque fuera en vaso térmico como el de la foto.

3. ¡JAJAJA! ¡a que bonitas atracciones me piensas llevar! :) ya me imagino yo saliendo en los noticieros corriendo despavorida adelante del toro jajaja, ¿no hay algún equivalente donde te persigan gallinas o cerditos? a esa si le entro.

4. Jajaja, bueno, pues creo entonces que han sido los 10 dólares mejor invertidos de la historia.

5. Ay si, si me gusta, para mi es la más guapa de las actrices de cine, y la de sangre menos pesada.

6. Pues fíjate que la verdad no sé que flores eran, pero me gustaron.

Y si tengo aún más fotos de por allá, espero poner una entrada más esta semana en un ratito que encuentre.

¡Caray Víctor! un gusto tenerte de vuelta de tus vacaciones, y te mando un fuerte abrazo pero ya no te suelto por un rato para que no te nos vuelvas a ir.

:P

Levemente dijo...

Fíjate si sois lindas las mujeres de tu tierra que Miss México ha sido elegida... ¡Miss universo!

Y sin parecerse a la Paltrow, je... ¡guaaaapaaaaaa!

Myriam dijo...

Si leve, yo ni sabía que había sucedido lo del concurso pero como ganó la mexicana eso se convirtió en noticia y ahí fue cuando me enteré.

La verdad es que la chava si está guapa y aunque a mi no me parecieron así super deslumbrantes sus respuestas durante el concurso, por lo menos no dijo nada poco sensato.

Incluso ahora ha habido un reconocimiento muy grande a Guadalajara que es la cuna de muchas nuevas celebridades tales como "El Chicharito" que ya juega en Europa, la nueva reina de belleza, Lorena Ochoa que es campeona golfista entre algunos otros, o sea que no vamos tan mal, pero si te das cuenta siempre solemos sobresalir en actividades individuales, nunca de grupo, pues algo malo que tenemos metidos en nuestros genes mexicanos es la poca habilidad para trabajar en equipo, para muestra nuestra "Selección Nacional" que nomás da pa' puras vergüenzas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...