jueves, 16 de septiembre de 2010

El subte

.............................Aquí una entrada al subte sobre la Av. de Mayo.

Estando en Argentina pude hacer uso del famoso "Subte" que es la red de suterráneos de la ciudad de Buenos Aires. Buscando información me enteré que este sistema de transporte se inauguró en 1913, siendo el primero en su tipo en Iberoamérica y todo el Hemisferio Sur. Eso se me hizo muy sorprendente, pero algo también muy sorprendente es el dato de que la red se extendió rápidamente durante las primeras décadas del siglo, pero el ritmo de ampliación disminuyó drásticamente tras los años que siguieron a la Segunda Guerra Mundial.

Junto con Roberto tuve oportunidad de viajar en ese transporte un par de veces, la primera vez el compró el boleto y, si no me equivoco, el lo pasó por el torniquete para ingresar, pero la segunda vez le dije algo así como: -¿Lo puedo comprar yo?, ¿Cómo le digo al de la ventanilla? ¿Cómo se lo pongo para pasar?- así cual niña chiquita que sale por primera vez a la calle. Acá abajo les pongo el boleto que afortunadamente lo pude conservar porque se quedó guardado en mi cartera.

Y entonces empecé a observar y a ver que tan parecido era el subte al metro que yo ocupo acá en México. Lo que pude ver es que en esencia sirven para lo mismo y el sistema es prácticamente igual, pero las dimensiones de los pasillos, las escaleras y los andenes son más pequeños en el subte que en el metro. La verdad es que no sé cuanta cantidad de gente se mueva en un día normal porque yo fui en temporada de vacaciones y haciendo mucho frío así que quizá por eso no había mucha gente. Sin embargo tenía su encanto pues era diferente, todo, aunque semejante, era diferente y había que asimilarlo así. Y mejor que fuera diferente si no no hubiera tenido ese particular encanto.


Acá arriba les muestro una foto de los pasillos del subte por donde anduve con Roberto, el cual aparece parcialmente en la orilla de una foto :).

Le pedí que me tomara una foto en las escaleras para conservarlo como recuerdo y el amablemente accedió.


Las fotos de los interiores no salieron tan buenas, es que las hice con el teléfono y aparte estaba oscuro, obvio que el subte o el metro no son los mejores lugares para tomar fotos pero tenía que intentarlo.

Y ya afuera, una foto más en otra de las estaciones. Debo decirles que lo que estaba en los alrededores de ese lugar estaba igual de lindo así que prometo otras entradas para seguir con el relato de mi paso por allá.

Quiero agregar que en todo ese viaje hubo algo (que aún no sé como explicar) que a mi parecer define a la ciudad desde mi punto de vista. En ratos que tenga oportunidad intentaré reflexionar y llegar a un adjetivo adecuado, quizá para cuando llegue a la última entrada del viaje ya haya encontrado la o las palabras adecuadas. Mientras tanto, trato de no olvidar las cosas buenas que me dejaron buen sabor de todo esa visita.

5 comentarios:

Víctor dijo...

¡Qué bonitos los vagones con el interior de madera! Se nota que con antiguos. Supongo que un día los cambiarán por eso de la "modernidad", pero será una pena.

Myriam, debo resaltar tu exisito manejo del vestuario... te pusiste a juego con las escaleras del subte. :-)

Un abrazo

Víctor dijo...

"que son"..

Myriam dijo...

¿Si verdad? hicimos buena mancuerna el subte y yo :)

Recuerdo que ese día iba un poco vestida de caja fuerte, o sea que no se me hallaba la combinación jeje, imaginate tu, camiseta blanca y sudadera azúl como si fuera a salir a correr, luego saquito fiusha como si fuera a ir trabajar, bufanda negra, pantalón azúl marino y botas café, bueno. Lo bueno es que a Roberto no le pareció tan mal jejeje.

Gamar dijo...

Esos vagones de madera son los de la línea A.
Es como bien dijiste, la primera línea de subterráneos en muchos kilómetros y se conservaron esos mismos vagones, restaurándolos por supuesto, pero no en su esencia y terminaciones. Si no me equivoco son ingleses, comos casi toda la red ferroviaria.
El esto de las líneas tienen coches mucho más modernos, pero no tienen ese "no se que" de los de la línea A.
Además cuando toman una curva, todo el coche se inclina como si fuesen a desarmarse, pero si duraron mas de 100 años sin desarmarse...
Es cierto que por muchos años no se mejoró nada y recién en estos últimos 10 años o algo más, se comenzó a ampliar la red.
Las horas pico son alrededor de las 7 u 8 de la mañana y la tarde, donde se llena completamente, pero Buenos Aires es una ciudad que no utiliza demasiado ese tipo de transportes y por eso hay tantos autos y congestionamientos casi constantes.
Sigo con interés tus impresiones de mi ciudad natal.
besos

Myriam dijo...

¡Gracias por complementar la información Gamar! :) lo que se me hace extrañísimo es eso que dices que la gente no acostumbra usar ese sistema de transporte, dime, ¿por qué es eso? es alguna razón de practicidad o es simplemente que allá no es "chic" andar en subte. Ojalá me (nos) puedas aclarar ese dato.

Pues sólo conocí esa línea, la de los vagones conservados a la usanza original, quizá en otra visita pueda recorrer la ciudad en otras líneas.

Y muchas gracias por estar pendiente de mis impresiones. la verdad es que aún tengo mucho que decir de Argentina y sigo buscando en mi interior esas palabras para describirla.

¡Beso querido Gamar!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...