jueves, 23 de septiembre de 2010

Andando de galerías

Uno de los lugares que visité en más de una ocasión con Roberto, sobre todo para comer, fue una plaza comercial muy bonita llamada Galerías Pacífico que se encuentra en la intersección de la calle Florida y la avenida Córdoba. Según me informé es uno de los centros comerciales más importantes y tradicionales de Buenos Aires.

El edificio es obra del ingeniero Emilio Agrelo y el arquitecto parmesano Roland Le Vacher y fue proyectado en 1888 como sede de la tienda por departamentos Au Bon Marché tomando como inspiración las grandes galerías europeas que contaban con algunos adelantos tecnológicos de la época como los ascensores mecánicos, la iluminación y la calefacción centralizadas.



Debo mencionar que uno de esos días hacía tantísimo frío que tuvimos que pasar mucho rato ahí adentro, el clima afuera era insoportable, sobre todo para alguien como yo que no está acostumbrada a los fríos que se manejan por aquellos lugares.

Por otra parte, puedo decir que en cuanto a tiendas, en ese lugar hay unas muy bonitas y de todo un poco, pero lo realmente relevante es el edificio, todo el ambiente es muy artístico y muy europeo, como casi todo en Buenos Aires

En el piso de arriba nos encontramos con algunas salas para exposiciones temporales donde supusimos que nuevos artistas exponen su obra, algunas cosas fueron buenas y de otras todavía no sé bien que pensar, como todo en el arte :)

También entramos al Centro Cultural Borges donde había una gran variedad de información y fotografías de este personaje ilustre de la Argentina.

Aquí arriba yo en la entrada de una de las galerías.


Mas exposiciones, creo que todo mundo decimos esto en algún momento: "eso hasta lo podría haber hecho yo" jeje, una disculpa a la artista, esto es sólo una apreciación de alguien que no entiende mucho de arte.

Y luego una exposición fotográfica...


A continuación, más exposiciones pictóricas y escultóricas, y yo ahí...



Algo interesante fue que en ese mismo lugar se encuentra la llamada "Escuela Argentina de Tango" que incluso ha sido mencionada en reportajes en la televisión mexicana pues hace pocas semanas fue sede de una competencia (de tango, claro) donde una pareja mexicana fue a competir y creo que les fue bien.

Después llegó la hora de comer, y nos acercamos a la zona de fast food, muy bonita por cierto ¿eh? muy bonita, ahí si que superan a las zonas de comida de los shoppings mexicanos que yo conozco. Y pues yo ahí estoy apareciendo otra vez.



¡Bueno! ¿qué les puedo decir? en ese lugar había de todo y para todos los gustos, unos días fueron ensaladas, otros carne, pero en esta ocasión tocaron unas empanadas que mi amigo Roberto clasificó como "picosas" :) y claro, yo accedí a probarlas para conocer el sabor y aspecto de una auténtica empanada argentina y tambien para definir de que nivel de "picor" estábamos hablando :) jejeje. Estaban ¡deliciosas! pero de picante... pues no, realmente no :) :) :)


Vinito para variar, ¡riquísimo! y aunque eran botellitas inocentes, la verdad es que al final si me marearon un poco..


¡Y las empanadas! que cosa más deliciosa...


Y para cerrar magníficamente la cena ¡una tarta de frutas rojas!, o sea, a mi me valió sorbete el peso (y no me refiero a la moneda nacional) y comí como una reina, como si los kilos que se pudieran acumular se fueran a desvanecer por arte de magia una vez de vuelta en México. No saben que cosa más rica y que bien se siente por unos días dejar de ser esclava del me siento gorda y comer como bendita.


Bien, pues aquí termino un relato más de esta gran experiencia de andar en rumbos desconocidos pero sintiéndome como en casa, aún sigo feliz por la experiencia.
.

10 comentarios:

Levemente dijo...

Qué edificio tan maravilloso… y vaya viaje completo.

Je, je… hablarle de picante a una mexicana, como que no, je. Por cierto… siempre que me topo con alguien a quien le agrada la comida picante le pregunto porqué. No acabo de entender qué placer puede haber en que hierva la boca, el gaznate… ¡y hasta el estómago! Claro que… imposible comprenderlo todo.

¿Botellas inocentes de vino?... ¿Cómo es eso?... ¿Así se le llama allí al tamaño pequeño?, je.

Esteeeee, entre sentirse gorda y estarlo… ¡hay una gran diferencia! Y que tú, no, no, ¡no! Ni siquiera en cursiva.

Roberto dijo...

Myriam, qué bueno eso de "sintiéndome como en casa" en tu última frase, me pone muy contento de verdad.

Un beso.

Víctor dijo...

Un Malbec...mmmmmm

¡Cómo te han cuidado, Myriam!

Leve, leí una vez que el picante lo provoca una sustancia (nosequé-nina) vinculada al placer.. aunque hace unos días me tome unos pimientos de Padrón que se me saltaban las lágrimas, y no de placer precisamente.

Myriam dijo...

Leve, pues si hubo de todo en el viaje, claro que yo siento que me faltó más por hacer pero lo que vi y conocí me pareció muy interesante.

Yo creo que el chiste del picante no es que sea de un grado tal que hasta te revienten las orejas, es más bien llegar a ese punto "placentero" que menciona Víctor, es, decir, el picante debe estimular pero no dominar sobre la comida salvo en raras excepciones como por ejemplo en los tacos, la comida "normal" debe tener un buen equilibrio entre picor y sabor.

Y ¡jajaja! pues yo las consideré inocentes por lo chiquitas y elegantes que se veían pero ya cuando uno se toma toda la botellita, así como si fuera una Coca-Cola el efecto no es el mismo, ¡no señor! jaja yo lo único que iba notando es que cada vez se sentía menos el frío de allá afuera jajaja :D

Y gracias por eso de que no estoy gorda, jaja, ya sabes que habemos algunas mujeres que tenemos ese trauma encima.

Besos amiguis!

Myriam dijo...

Roberto, en realidad no me sentí tan fuera de mi ambiente, la verdad es que en general todo es muy parecido aunque lo único diferente es que allá abundan los guapos/as y acá no ¡jajaja!

Myriam dijo...

Victorcito, ya vi imagenes de los pimientos del Padrón y bueno, se ven de respeto, quizá lo conveniente para mi en caso de un picante nuevo sería comer un poquito y checar si tienen un picor decente antes de llegar a esos niveles. Te diré que a mi me ha pasado en otros tiempos y no está tan padre eso de andar sudando y escurriendo de la nariz por un picante muy agresivo, tampoco crean que soy "tragafuegos" jejeje pero si lo tolero bastante bien.

Abrazote.

Myriam dijo...

Victorcito, ya vi imagenes de los pimientos del Padrón y bueno, se ven de respeto, quizá lo conveniente para mi en caso de un picante nuevo sería comer un poquito y checar si tienen un picor decente antes de llegar a esos niveles. Te diré que a mi me ha pasado en otros tiempos y no está tan padre eso de andar sudando y escurriendo de la nariz por un picante muy agresivo, tampoco crean que soy "tragafuegos" jejeje pero si lo tolero bastante bien.

Abrazote.

Roberto dijo...

Myriam, mirando por segunda vez las fotos, veo que la quinta contando de abajo hacia arriba te muestra casi tan bonita como eres en realidad. Al menos el día que estuvimos en las galerías eras la más bonita de ese ámbito y yo era, sin duda, el más envidiado...

:) :) :)

Myriam dijo...

¡Jajajaja! Ay Robertooo :)

Pues yo la veo y la vuelvo a ver y no encuentro eso que me haría "la más bonita" del lugar, incluso creo que no es mi mejor foto pero ¿sabes? se me hace un gran halago de tu parte y el pensar que en algún mundo paralelo o que en la mente de alguien yo sea la más bonita es un privilegio que pocas mujeres tienen.

Gracias Roberto, me has alegrado la noche y eso ha hecho que te ganes un abrazo estujante y un beso cariñoso :)

P.D. Y tu eres la persona más amable de todo Buenos Aires

Roberto dijo...

¿Un abrazo estrujante...?
¡Ay, qué bien suena eso...!

:) :) :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...