martes, 21 de diciembre de 2010

Siempre me pasa lo mismo

Recuerdo desde chiquilla que siempre me sucedía lo mismo, yo creo que desde ese entonces ya se vislumbraba lo que iba a ser mi vida en un futuro: cuando llegaba algún día feriado, puente o vacaciones me daba ese dolorcito pesumbroso de "¡Nooooo! ¡pero si yo quiero seguir viniendo a la escuelaaaa!".

He de aceptar que en la primaria no sentía eso pero ya en la secundaria si, y era muy incómodo para mi ver que la mayoría se alegraba cuando a mi me estaba llevando la tristeza por dentro.

Ahora que lo recuerdo nunca antes lo había platicado, claro, una declaración así amerita una mirada de incredulidad mezclada con fastidio y si hay confianza, un buen zape en la nuca por ser tan ñoñita (bueno, es que así decimos aquí, no sabría como expresarlo en otras palabras).

Y hoy... ¡ay de mi! ya han pasado chorrocientos años (no tantos claro, exagero) ¡y me pasa lo mismooooooo! yo creo que en alguna de mis anteriores vidas cuando aún no evolucionaba a ser vivo, fuí pizarrón de escuela, o banca, o mapa-mundi o algo así porque me encanta estar ahí metida, creo que nací para eso y ahí soy felíz.

Desafortunadamente recaí en el resfriado y ayer estuve bastante mal y no pude ir pero como dejé un experimento en el horno, con gripa y todo fui para allá a checarlo, claro, me tapo muy bien para no ir regando bichos por todos lados pues soy respetuosa de la salud de los demás, pero tenía que ir a poner en un lugar seguro ese experimento, a recoger papeles que me servirán estos días de vacaciones, y a "darles el abrazo" a mis amigos de ahí (2 amigos en realidad, no tantos).

Y si no fuera porque desconectaron la energía eléctrica quizá me hubiera puesto a trabajar como en un día normal aunque estuviera más desierto que una escuela en vacaciones (no hay mejor ejemplo). Y pues ¡ni hablar! estuve el tiempo necesario y me regresé a mi casa (no sin antes irme a comer una pizza con ellos para conmemorar la Navidad entre amigos).

Les muestro unas fotos que tomé hace unos días de mi laboratorio-oficina que recién reacomodamos para darle mayor espacio al lugar, comparto el lugar con una compañera que ya pronto se mudará y me quedaré sola otra vez pero mientras comparto con ella. Les muestro mi casi segunda casa a la cual extrañaré de aquí al 5 de enero en que me toca regresar:

La parte de afuera de mi lab, yo conseguí unos adornitos alusivos a la ocasión y entre todos los pusimos en ese y otros dos laboratorios que tenemos.

Ese es mi escritorio con algunas de mis cosas: unos cuadernos, mi plantita, el casco para andar en la bici, los anteojos de mi compañero ¡ah! y mi mochila fiel también salió a cuadro.

Detalle de mi escritorio.

Aquí yo en la puerta del laboratorio.

Ha sido un gusto compartirles mi sitio de trabajo y así cuando me asome por aquí quizá ya no lo extrañe tanto.

¡Saludos y abrazos a todos!

13 comentarios:

Gamar dijo...

Yo también la pasaba bien en algunas clases de la secundaria, especialmente cuando nos tocaba laboratorios o materias interesantes, pero lamentar los días sin clases jamás.
Pero no hay duda que un trabajador así es un tesoro para cualquier empleador.
Casualmente. Muy casualmente también puse una foto donde se ve algo de mi lugar de trabajo, aunque nunca está tan ordenado como el tuyo.
Beso y que te mejores de una vez.

Myriam dijo...

Pues si Gamar, lo mío es un poco extraño. No te negaré que han habido ocasiones en que si me da gusto pero eso es cuando sé que hay algo todavía mejor que hacer, algo así como un viaje, pero cuando no, como en esta ocasión en que sólo me quedaré en mi casa a hacer lo de siempre, me da algo de pesar.

Y si, ayer vi con mucho agrado tu entrada, me la leí completita pero se me estaba dificultando respirar por la nariz tan tapada que traía y mejor dejé mi comentario para hoy.

Y también vi la nueva foto de tus nenas :D

Roberto dijo...

Myriam, bien sabes que a las fotos de tu rincón de trabajo le falta lo más bonito (del mundo)...

TU

:)

Gamar dijo...

No me pasa con la escuela, pero si con mi negocio, donde tengo mi taller y aunque esté enfermo me escapo para ir a hacer algo, que siempre es mejor que estar sin hacer nada en casa.
La foto es para que se viera algo de la plaza, que prometí fotos propias y no ando con tiempo de ir a sacarla. Las que posan son mi hija menor y mi mujer.
De nuevo te deseo que te mejores y felices brindis.

Myriam dijo...

Roberto ¡muchas graaaciaaas!

¿Sabes? si había incluido una foto mía pero a la mera hora la quité, ya sabes que soy muy crítica conmigo misma y la foto no me gustaba del todo. Sin embargo me halaga tanto tu comentario que consideraré seriamente volverla a poner.

...¿la pondré o no la pondré? :)

Te mando un beso grandísimo Roberto.

Myriam dijo...

Gamar, entonces nos pasa igual que realmente nos gusta estar en nuestro lugar de trabajo a como de lugar. Yo adivino que Roberto, aunque no lo dijo, también adora su lugar de trabajo y eso me parece muy bien, no hay nada mejor que estar feliz con lo que se hace para vivir.

Algo me imaginé que el fondo de la foto donde sale tu familia era el jardincito de la plaza de Salliqueló. Pues muy bien, muy lindas las dos :) y muy linda la plaza.

Y yo sigo esperando que también nos platiques más en tu blog de lo que haces en tu taller.

Un abrazote.

Myriam dijo...

Roberto, lo pensé un poquito más y decidí complacer tu petición: puse una foto mía, pero ¡claro! la reduje a tamaño mini porque casi no soporto el close-up a menos que sea muy necesario, o sea, les dejo ver la generalidad pero no el detalle en esta ocasión. Tomen en cuanta que acabábamos de limpiar el lugar y que yo andaba algo malita. Bueno, sólo la puse para darte gusto y lo hice con mucho cariño.

¡Beso!

Roberto dijo...

Aun en esa foto reducida a tamaño mini se destaca y enfatiza la verdad de mi comentario previo.

Beso desde Buenos Aires.

Víctor dijo...

Tu sitio no es muy grande, pero caben sin problemas Bellota y Burbuja.. ;-)

¿Ya estás mejor?

Myriam dijo...

Victorcito, son más bien Bombón y Bellota, Burbuja no aparece porque está en una misión y va de viaje justo ahorita :)

No es muy grande mi sitio, lo bueno es que el otro lab donde trabajo si esta un poco más espacioso.

Pues si, ya ando mejor, me sigo cuidando pero ya mejor que es lo bueno.

¡Beso!

Myriam dijo...

¡Gracias Roberto! tu siempre le ves el lado bonito a lo no tan bonito.

Abrazos y besos.

Levemente dijo...

Y además, Víctor, en su sitio no se congela, aparentemente, ni se le cae (casi) encima porque hay otros laboratorios en el planeta queeee... je.

Víctor dijo...

Mira, apareció Bombón en cuanto oyó comentar algo de que Bellota y Burbuja podrían estar haciendo vida independiente (aunque luego no fuera así). Misterios de la Navidad.. :-)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...