viernes, 30 de diciembre de 2011

Confesión


Los quiero
Son mis amigos
Son importantes
Me resultan necesarios
Aprendo de ustedes
Tomo ejemplo
Los quiero como son
Pero no podrían ser mejores
Los quisiera abrazar
Pero no puedo
Pero los quiero
A todos y cada uno de ustedes
Y mucho
Y mi deseo de Año Nuevo es que pueda yo seguir siendo su amiga muchos años más
Y que sepan de mi cariño y que les llegue íntegro hasta allá donde estàn
No sé que más decir más que los quiero.


Porfavor amigos tengan un excelente inicio de año 2012.
Si conducen no tomen, y si toman, inviten.
Les envío un abrazo simbólico que abarque todo el globo terráqueo y llegue hasta ustedes.

Myriam

jueves, 15 de diciembre de 2011

En los "yunaited"

De repente salió un viaje de trabajo y para finalizar ahora me encuentro visitando a unos amigos que viven en el estado de Tennessee. He estado muy lenta ultimamente en lo que se refiere a poner entradas pero como diríamos aquí: "no andaba muerta, andaba de parranda".

Les pongo una foto de un arbustito que enncontré que se me hizo muy navideño y muy gringo también. Les dejo besos y abrazos.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Despeinada

Hoy he aprendido que hay que dejar que la vida te despeine, por eso he decidido disfrutar la vida con mayor intensidad…

El mundo está loco.. Definitivamente loco…
Lo rico, engorda. Lo lindo sale caro.
El sol que ilumina tu rostro arruga.
Y lo realmente bueno de esta vida, despeina…

- Hacer el amor, despeina.
- Reírte a carcajadas, despeina.
- Viajar, volar, correr, meterte en el mar, despeina.
- Quitarte la ropa, despeina.
- Besar a la persona que amas, despeina.
- Jugar, despeina.
- Cantar hasta que te quedes sin aire, despeina.

Así que como siempre cada vez que nos veamos yo voy a estar con el cabello despeinado… sin embargo, no tengas duda de que estaré pasando por el momento más feliz de mi vida.

Es ley de la vida: siempre va a estar más despeinada la mujer que elija ir en el primer carrito de la montaña rusa, que la que elija no subirse.

Puede ser que me sienta tentada a ser una mujer impecable, peinada y planchadita por dentro y por fuera.

El aviso clasificado de este mundo exige buena presencia: Peinate, pónte, sácate, cómprate, corre, adelgaza, camina derechita, ponte seria…

Y quizá debería seguir las instrucciones pero ¿cuándo me van a dar la orden de ser feliz?

Lo único que realmente importa es que al mirarme al espejo, vea a la mujer que debo ser. Por eso mi recomendación a todas las mujeres:

Entregate, Come rico, Besa, Abraza, Haz el amor, Enamórate, Relájate, Viaja, Salta, Levántate temprano, Corre, Vuela, Canta, Ponte linda, Ponte cómoda, Admira el paisaje, Disfruta y sobre todo, deja que la vida te despeine!!!! Lo peor que puede pasarte es que, sonriendo frente al espejo, te tengas que volver a peinar.


Tomado de un discurso de una famosa actriz norteamericana. Dedicado a los partidarios del cabello despeinado :D

domingo, 13 de noviembre de 2011

¡Me gané el ramo!



Fui a la boda de mi prima y me levanté cuando lanzó el ramo. Me dije: ¿por qué no? y bueno, resulta que cuando lo lanzó eran tres pequeños ramitos. Sólo me puse un poco de puntitas levanté los brazos y uno de los listones se atoró en mi dedo y ¡me lo gané!.

El ahora esposo de mi prima me dijo que eso era una premonición y que sólo me daba un consejo: "no te pongas demasiado exigente". ¡Glups! no sé si algo me sabe o me lo dijo al tanteo pero le dije que lo tomaría en cuenta.

Al final fue un buen fin de semana porque lo terminé contenta. ¡Saluditos!

jueves, 10 de noviembre de 2011

Y mientras seguiré pensando...

Esta también es de las que amerita irse a sacar las hojas de lechuga del refri para cortarse las venas.

Fue el mejor video que encontré, el original no lo prestan pero aún y con los coros de las fans la canción es todo un poema.



¿Cómo estás? ¿qué tal te va?
¿allí es de día o es de noche?
¿es bonita esa ciudad
para ir de vacaciones?

¿Y el hotel era verdad
que es tan romántico y lujoso,
como en la publicidad
con esas playas de las fotos?

En Madrid está lloviendo
y todo sigue como siempre
solamente que no estás
y el tiempo pasa lentamente.

Estoy loco por que vuelvas
¡hace tanto que te fuiste!
no te irás a enamorar allí
lo prometiste.

¡Por favor! cuando puedas llámame
que mi soledad y yo
sin ti no nos llevamos bien.

Me paso el día planeando
nuestro encuentro imaginario.

Te besaré, como nadie en este mundo te besó,
te amaré con el cuerpo, con la mente y con el corazón
vuelve pronto te esperamos, mi soledad y yo.

Ya no te entretengo más
sé que te está esperando alguien.
Dile que debe hablar más bajo
al que ha dicho que no tardes.

Sólo un último favor
te pido antes de colgar,
dile que te cuide mucho,
¿me prometes que lo harás?

Y ahora cálmate
que no note que has llorado,
disimula que estás bien
como yo lo hago.

Y mientras seguiré pensando
en nuestro encuentro imaginario

Te besaré, como nadie en este mundo .....

martes, 1 de noviembre de 2011

Una tradición muy viva


"Según la creencia de la civilización mexicana antigua, cuando el individuo muere su espíritu continúa viviendo en Mictlán, lugar de residencia de las almas que han dejado la vida terrenal. Dioses benevolentes crearon este recinto ideal que nada tiene de tenebroso y es más bien tranquilo y agradable, donde las almas reposan plácidamente hasta el día, designado por la costumbre, en que retornan a sus antiguos hogares para visitar a sus parientes y aunque durante esa visita no se ven entre sí, ellos mutuamente se sienten".

Tomé este párrafo de una página de Internet muy bien documentada sobre la celebración del "Día de Muertos" que se festeja los días 1 y 2 de noviembre aquí en México. En realidad estas fechas distan mucho de ser motivo de tristeza, como quizá puedan apreciar en las fotos que he tomado todos estos días la fiesta del Día de Muertos es motivo de festejo y de pasar un muy buen rato en compañía de la familia y realizando actividades tradicionales que se mantienes desde épocas prehispánicas.

La primera foto es una manta con la que mi papá decoró la entrada de la casa. La verdadera tradición mexicana procura alejarse de los símbolos tradicionales del Halloween aunque como de seguro sucede en sus localidades, cualquiera que esta sea, la ola halloweenesca nos ha invadido casi en su totalidad.

En el edificio donde trabajo nos cooperamos para poner una ofrenda y ayudamos todos un poco para montar un Altar de Muertos:


Actualmente, el Día de Muertos en México, representa una mezcla de la devoción cristiana con las costumbres y creencias prehispánicas y se materializa en el tradicional altar-ofrenda, una de las tradiciones más mexicanas. El altar-ofrenda es un rito respetuoso a la memoria de los muertos, su propósito es atraer sus espíritus preparándoles las cosas que les gustaban en vida para que en estos días que vienen de visita coman, beban, fumen y se sientan nuevamente como en casa aunque sea sólo por un rato.

Uno de los elementos básicos de un buen altar es el "papel de China" (así se llama) de muchos colores para cubrir mesas y paredes. Con este mismo papel se hacen adornos que son verdaderas artesanías que se llaman "papel picado" porque dibujan imagenes alusivas a la fecha pero solo con agujeritos, antes se hacían a mano pero ahora ya hay máquinas cortadoras que los elaboran.

Aquí unas imagenes de el trabajo en grupo para pegar los papeles en paredes y los papeles picados sobre ellos:




Había muchos y de muchos colores así que los acomodamos en el piso mientras que se decidía donde irían pegados:


Otro elemento infaltable de un buen altar es la flor de Cempazuchitl o Zenpasuchitl, conocida tradicionalmente como la flor de muerto, pero técnicamente corresponde con el nombre de caléndula, una maravilla mexicana de color amarillo o anaranjado y con olor muy característico:



También empezamos a sacar la fruta de las bolsas. La fruta y los alimentos que le gustaban al difunto son otro elemento importante del altar:


Las calaveritas de dulce, chocolate, amaranto o cualquier otro material comestible no pueden faltar. Se acostumbra que lleven una cinta o papelito en la frente con el nombre de un amigo no necesariamente muerto, de hecho uno a veces va al mercado y se busca ahí entre montones de calaveras para llevar aquella que es tocaya de uno:



Ahí abajo de los plátanos está una chiquita que corresponde al "Cubículo 17" o sea, el lugar donde tengo mi espacio allá en el Instituto:


Otro elemento indispensable es el muy polémico "Pan de Muerto" que aunque tiene un nombre desafortunado no está relleno de cadáver alguno, es simplemente pan esponjoso con azúcar encima que se toma con chocolate caliente en estos días junto con la familia:


Al final ¡el altar quedó precioso! y colocaron la foto de un compañero de un laboratorio vecino que desafortunadamente hace poco falleció. Así es esto, pero nadie lo toma con solemnidad dolosa, es un modo de mostrarle cariño y bromear con él, incluso sus amigos le pusieron un cigarro en la boca, y créanme, nadie lo toma a mal, también tiene una cerveza al lado. Se cumplió el objetivo: un altar hermoso y colorido.


¡Y bueno! las celebración ahí no terminó. Hoy me organicé con mi amiga Vero y nos fuimos a una feria que se hace en Coyoacán con motivo de estas fiestas de día de muertos. Aquí la manta que anunciaba el evento:


En esa plaza y sus alrededores las manifestaciones artísticas giraban alrededor del mismo tema: la muerte.




¡Y más altares!:




Acá tomé una foto de un personaje de la historia cultural de México que admiro mucho y que casualmente estaba representada también en forma de calavera: Sor Juana Inés de la Cruz.


Y luego los locales de venta de comida y artesanías, todos arreglados muy acorde a la fecha:







Y finalmente ¡la comida! yo llevaba mucha hambre así que le entramos duro a los "productos del maíz" que aquí consumimos de manera habitual por aquel legado alimenticio también de nuestros ancestros prehispánicos.

Enchiladas de mole (mis favoritas):


Tamales de cochinita:


Pan de Muerto:


Y lo mejor de todo, una nieve de flor de Cempazuchitl, había que experimentar probando la flor de los muertos en versión congelada. Una delicia que comparto con todos ustedes:



Y bueno, aquí termino mi reportaje sobre esta arraigadísima tradición mexicana. Están invitados a compartirla cuando ustedes quieran.

¡Abrazo!

miércoles, 26 de octubre de 2011

Mi querido amigo


Estoy orgullosa de que sea mi amigo. Sinceramente y sin ninguna obligación me ha apoyado y mostrado cariño desde ya hace algunos años y además él sabe que es mi modelo de "sensatez y paciencia", no por nada le digo que es mi Gran Maestro.

Me quebré la cabeza pensando que regalo podría darle para que mañana lo reciba tempranito en la puerta, más bien, en la ventana de su oficina y buscando, buscando hallé la canción perfecta.

Los que me conocen saben que me vería muy falsa si le dedico una pieza musical clasica de esas que le gustan porque no estoy muy letrada en esa área pero lo que por lo menos si sé es que le gusta Julieta Venegas y de ese tema si sé más. Le busqué la mejor canción que podría encontrar y di con esta que es simplemente perfecta. Corresponde ya a la última etapa de Julieta Venegas cuando su música era un poco más "oscura" y urbana, no tan pop, tiene un sonidito más sincero y más apegado a la esencia mexicana.

Amigo Roberto, sabes que te quiero mucho y te digo que lo que más valoro de todo es tu comprensión y tu cariño incondicional. Es una suerte tenerte como amigo y lo mejor de todo es que vamos a ser amigos por siempre ¿verdad?.

Mis mejores deseos para ti y un abrazo inmenso que te haga sentir todo mi cariño. Sé que las empanadas son para ocasiones festivas allá en tu tierra y no sabes lo que daría por compartir unas contigo justo ahora y más si son de las "picantes" jeje, pero estas algún día las compartimos y eso es lo que importa.

¡¡Feliz Cumpleaños Roberto!!



Si pudiera yo tenerte aquí hablándome de nada
y cuánto mas y cuánto mas seguro es lo que me falta
si pudiera recuperar lo que no me tocó porque ya no hay
porque llegué muy tarde seguro es por ahí
tiempo suficiente me falla cada vez
vida suficiente me falla otra vez
Si sólo tuviera un lugar para expresar mi necesidad
y alguien escuchara lo que tengo aquí eso sería
si tuviera respeto de quienes no me toman en cuenta
si sólo vieran de lo que soy capaz es eso lo que me falta
seguro así sería feliz
tiempo suficiente me falla cada vez
vida suficiente me falla otra vez
seguro así sería feliz...
si pudiera recuperar
si sólo tuviera un lugar
tiempo suficiente me falla cada vez
vida suficiente me falla otra vez

viernes, 14 de octubre de 2011

Gimnasia

Van unas fotos que encontré hace poco de cuando iba a la gimnasia. Eran principios de los 80's y mis papás nos llevaban todas las tardes "voluntariamente a fuerzas". Si me gustaba pero a veces prefería quedarme en casa viendo la tele, pero claro, esa no era una buena razón y queriendo o no nos llevaban.

Sin embargo ahora digo como dicen los argentinos: "¡Que razón tenían mis viejos!", fue algo que me sirvió mucho y en su momento consiguió hacerme ágil y tener buenos reflejos.

En fin, les comparto las fotos, en ese entonces todavía no usaba anteojos y estaba peque así que a ver si me reconocen. ¡Saludos!



jueves, 6 de octubre de 2011

¿Será la edad?

Desde hace mucho tiempo me planteé una teoría que para comprobarla tendré que esperar que pasen algunos años más.

Mi teoría es musical/generacional y consiste en lo siguiente:

Hay música que yo he oído desde pequeña y que siempre desde ese entonces pensé que era música con la que no me identificaba, que a mi no me dejaba nada pues era música de "adultos" y ellos eran los que le encontraban gusto y sentido a algo así:



Pasaron los años y las sigo escuchando y aunque son clásicos de la música no sé si sólo nacional o mundial, a mi siguen sin aportarme algún tipo de emoción positiva (dije "a mi" no digo que no aporten nada al resto de la población).

Entonces me imagino que los adultos a los que antes les gustaba ahora son adultos en plenitud y quizá dentro de 25 años más, como es la regla en la naturaleza, ellos ya no estén (quizá yo si, ¡o quién sabe!) y hasta ese entonces me daré cuenta si es que se sigue tocando aún en la radio o en las fiestas o en cualquier lugar por la calle como de cuando en cuando se escucha por aquí.

Es decir, si para ese entonces ya no viven los que les gusta hoy en día ¿quién la escuchará en ese entonces?. En teoría ya no se debería escuchar nunca más y a los que no nos gusta tanto, finalmente ya no nos perturbaría.

También antes la música mexicana me parecía como para borrachos, quizá influeciada por lo que yo veía en algunas fiestas a las que asistía y donde la combinación música ranchera-borrachos era una mancuerna casi infaltable:



Hace esos mismos 25 años atrás, esta música me resultaba completamente innecesaria, igual me imaginaba una escena de borrachos panzones que resultaba completamente repelente a mi mundo infantil.

Pero casualmente hoy día le tengo un...¿cómo podría decirlo?... cierto gusto. Porque digo, esa frase de:

"Si vieras yo como te recuerdo y en mis locos desvelos le pido a Dios que vuelvas"

pues viéndolo bien... no está tan mal del todo.... creo yo.

El problema es cuando uno se reconoce a si mismo cortandose las venas con ejotes al escuchar algunas otras canciones que no sólo antes eran únicamente aptas para borrachos panzones, sino que ahora hasta a uno mismo le dan ganas de ir por su caballito de tequila o mínimo una cerveza para cantarla a todo pulmón golpeando la mesa y abarazando al mejor amigo/a que al final, junto con Dios que todo lo ve, es el único que en ese momento nos comprende:



"Te miré llegar
me acerqué a tu vida
y te dejaste amar
y ahora resulta que te vas.

Te entregue mi amor
me hiciste dichosa y te hize un favor
y ahora me heredas el dolor.

¡Quién iba a pensar que un dia me habías de abandonar!
¿quién, quién?
¿quién iba a pensar que un dia por ti iba a llorar?
llorar, llorar
llorar, llorar..."


Yo no sé si será la edad, pero mi teoría empieza a cambiar. Esto debe de ser como oleadas donde se acaba una pero viene atrás la otra, igual con la gente, antes a una generación quizá no nos gustaban, pero de repente por el transcurso normal de la vida, las vivencias hacen que te empieces a identificar y a encontrarles ese "por qué" antes oculto como misterio ancestral.

Y no es un caso aislado, ya son muchas las señales que me dicen a gritos que "ya me alcanzó la edad":



"Mira como ando mi amor por tu querer
borracha y apasionada, nomás por tu amor,
mira como ando mi bien
¡muy dada a la borrachera y a la perdición!

Tú, sólo tú
has llenado de luto mi vida
abriendo una herida en mi corazón.

Tú, sólo tú
eres causa de todo mi llanto
de mi desencanto y desesperación..."


Pero un día... un día habrá al lado un amigo/a para corearlas y un tequilita para entonarnos ¿alguien se apunta? (yo pongo el tequila).

¡Salud...os!

domingo, 2 de octubre de 2011

Lo que fui a hacer


Los últimos días anduve ausente preparando un trabajo para presentarlo en un congreso que se llevó a cabo en Puerto Vallarta, en el Estado de Guadalajara aquí en México. En realidad ha sido uno de los proyectos por los que más he luchado para sacar adelante y finalmente todo salió bien aunque me desgasté mucho más de la cuenta y apenas es que empiezo a retomar mi vida y me pongo al corriente de mis pendientes.

Lo que presenté fue un trabajo donde hice énfasis en la adición de un agente "enlazante" o "compatibilizante" entre la fase cerámica (señalada como A en el diagrama) que es hidrofílica, y la fase polimérica o plástica (llamada B) que es hidrofóbica.


Habían estado presentándose problemas colaterales por la falta de un buen acomplamiento entre ambas fases pero según los resultados encontré un ácido (que físicamente parece una sal) que hace el rol de una "cadena" que enlaza ambas fases y crea una interfase intermedia entre las dos.

Como saben, mi finalidad es crear un aislamiento eléctrico con rellenos de polvo cerámico así que este estudio fue un paso intermedio entre la creación de mis materias primas básicas y mi material aislador final.

Finalmente el material presentó una dispersión homogénea del polvo en la matriz de silicón, y hubo practicamente nada de aglomeración de la fase cerámica, lo cual para mis propósitos es bueno. En la foto mi material presenta unas rajaduras en la superficie, pero no fue del material propiamente sino fue mi brusquedad al despegarlo del molde la que lo hizo romperse, pero bueno, aquí lo imnportante es ver la bonita dispersión que adquirieron las partículas en el silicón.


Bueno jóvenes, esto es un resumen de mi último trabajo pa' que tengan evidencia de que si estoy produciendo algo para bien de la humanidad (bueno, no es para tanto) pero créanme que si a últimas fechas pareció que andaba distraída y ausente, no era nada personal, era más bien que estos aisladores tienen que salir a la buena o a la mala. Mejor a la buena.

Besos y abrazos a todos :D

viernes, 30 de septiembre de 2011

No es lo que parece


Si estoy en la playa, si hay un clima increíble pero ha sido de estricto trabajo (¡ajá!).

Pero ya regreso a mi realidad hoy en la tarde jeje este congreso ya terminó.

¡Saludos!

sábado, 24 de septiembre de 2011

Para Gamar



Sólo lo mejor para ti en tu día y siempre.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Todo depende del espejo con que se mire

Este es un video fuerte pero que me gusta mucho. Recurro a él de cuando en cuando. Muchas veces quise ponerlo en el blog pero no lo hacía porque no es tan lindo. Lo que me llama la atención es ver los ojitos de la chica porque verdaderamente esta sufriendo por algo que los demás no ven y que quizá nunca verán. Igual le dirán loca y la gente se alejará de ella pero la realidad es esa y no se puede cambiar. Simplemente el video me gusta.


miércoles, 14 de septiembre de 2011

¿¿¿Para mi???


Llegué a la casa y un aroma de flores me recibió.

Como siempre llegué, dejé la mochila en cualquier lugar y fui a saludar a mis papás. El clásico díálogo de ¿cómo te fue?, "Bien, todo bien" y no sé que más les dije hasta que caí en la cuenta otra vez en el olor de las flores y ví que había un gran ramo sobre la mesa.

Yo: ¿Y esas flores?
Mamá: (Volteando hacia mi) Te las trajeron a ti
Yo: (Con cara de extrañeza extrema) ¿¿¿A miii???
Mamá: Si
Yo: ¿¿De quieeén?? (con mi cara extrañándose más)
Mamá: De un muchacho
Yo: ¿¿A miiií?? (mi cara no podía deformarse más para denotar más extrañeza)
Mamá: Si
Yo: ¿¿¿A MIIIÍ??? (señalándome a mi misma para enfatizar)
Mamá: ¡Siií!
Yo: (Mientras caminaba hacia el ramo) ¿¿¿¿A MMMIIIÍ????
Mamá: ¡¡Que siiií!! mira, ahí dice.

Y bueno, me acerqué y leí.

¡Ahhh! eran de mi amiga de toda la vida por motivo de mi cumpleaños (aunque fue hace casi dos meses).

Y mi mamá me jugó una "bromita".

Bueno, le ha de haber dado curiosidad ver mi reacción ante una situación tan inusual como esa y seguro no quería morir sin antes saber como se vería la cara de su hija si le galantearan y le enviaran flores. No la culpo.

¡Y yo que estaba a tres segundos de creérmela!.

Pero no, yo ya sé que esas cosas no pasan.

Corrección: esas cosas no me pasan a MI.

Pero por tres segundos me la creí. Me imaginé que los príncipes azules dejan flores en la puerta de las casas para iniciar una historia de admiradores anónimos como en los cuentos.

Pero no, los príncipes no van a dejar flores a las puertas de las casas.

Por lo menos no a la puerta de MI casa.

Yo ya sé que si eso pasa, no me pasa a MI.

¡Bueeeno! mejor le busqué un buen vaso para colocarlas con agua y mirarlas.

No cabe duda que mi amiga tiene buen gusto pues de que son bonitas, son bonitas :D.

¡Saludos!

lunes, 12 de septiembre de 2011

¡Y dicen que es sencillo!

A veces si y a veces no, pero específicamente hoy es uno de esos días.

Es cierto que está bueno no tener a quien rendirle cuentas ni a quien tener que reportarse dos o tres veces al día, eso si. El problema es cuando quisieras tener a alguien cerca para ir por un café y platicar, o ya sin ser muy ambiciosos, alguien con quien aprovechar una hora libre en la tarde para ir a comer (pues obligadamente uno tiene que comer) y no encuentras a nadie, entonces es ahí donde la cosa ya no está tan buena.

Unos están sabrá Dios donde, otro/as estan con sus respectivos novios, otros están en sus casas con sus familias como (supongo) debe de ser, y ¿uno qué? a veces me voy al centro comercial y me siento a comer feliz y sin mayor problema, pero hoy específicamente no tengo ánimo. Iniciativa no me falta pero ánimo si.

Como me dijo sabiamente hace ya varios años un gran amigo cuando le pregunté por qué había decidio quedarse soltero a lo cual él me dijo más o menos así: "No es que haya decidido quedarme soltero, es más bien que las cosas se prestaron para permanecer soltero..." o sea, que no es desición, es simplemente que habemos personas que por alguna razón no nos toca vivir eso. Ojalá todos los días uno tuviera el ánimo a tope para hacer todo lo que hay que hacer en esta vida sin una persona respaldando y acompañando, ojalá uno pudiera simepre platicar con uno mismo y sentirse satisfecho con eso, ojalá uno nunca tuviera que ver con cierta envidia las familias felices de los demás, ojalá eso se pudiera prolongar por todos los días de nuestras vidas y así andar solo no sería problemático en ocasiones.

Mientras tanto ya pasé por la hora de la comida y escrbo estas líneas en los minutos que me faltan para regresar a trabajar. Por cierto, apenas es lunes... ojalá que el ánimo y el optimismo de soltera vuelvan pronto a mi.

jueves, 8 de septiembre de 2011

Kilómetros de inspiración en 400 páginas

"Siempre comienzo estas competiciones con unos objetivos elevados, pensando en hacer algo especial. Después de cierto punto de deterioro físico, los objetivos son reevaluados a la baja, hasta el punto en que me encuentro ahora, donde lo más que puedo esperar es no terminar vomitando sobre mis zapatillas"


EPHRAIM ROMESBERG,
ingeniero nuclear y ultramaratonista
después de correr las sesenta y cinco millas
de la ultramaratón de Badwater





Estos días cuando visité el blog de mi buen amigo Ángel me encontré con sorpresa que su última entrada que trata sobre recomendaciones de libros "de correr" está encabezada con la imagen de un libro que a últimas fechas terminé de leer. Por esta razón se me hizo oportuno hacer esta entrada para hablar un poco de lo que encontré en su lectura.

Por momentos este ya puede parecer un runner-blog pero créanme que tengo en mente algunas entradas sobre temas de mi trabajo de investigación, pero como ese tema da vueltas en mi cabeza todo el santo día, el del running jala poderosamente mi atención en mis ratos de relax.

El libro (el cual muestro con mi elegante sweater consentido para andar de floja en mi casa) fue regalo de otro súper amigazo del alma que es Víctor el cual me lo envió con motivo de mi pasado cumpleaños. Bueno, cuando lo recibí me emocioné muchísimo y durante un par de semanas me acompañó incondicionalmente en mis trayectos casa/instituto/casa y fue tan grata su lectura que hasta lamentaba tener que abandonar el trajín del metro porque me quedaba "picada" con su lectura, afortunadamente siempre volvía a amanecer y era una nueva oportunidad para meterme en la lectura y la historia.

Básicamente el libro trata de la experiencia del autor, un periodista común y corriente en el sentido de que igual pudo haber sido contador, profesor o cocinero, pero que se interesó en el escabroso tema de ¿por qué algunas personas SI ESTÁN HECHAS para correr y otras, como él, al menor esfuerzo se lesionan, se sofocan o empiezan a sufrir con la experiencia?.

Pues a partir de esta pregunta el autor Christopher McDougall emprende un viaje a México donde le han contado que se encuentra un hombre que podría ayudarle a hacer un enlace entre él y su cámara de reportero, y una de las tribus o etnias de súper atletas que sin saber nada de técnicas avanzadas para correr, tecnología en calzado deportivo, suplementos alimenticios o iPods con aplicaciones para training pueden correr por horas o días enteros en caminos inhóspitos y bajo condiciones que para la mayoría resultarían bastante hostiles. Dicha etnia es la Tarahumara o Rarámuri que se ubica al norte del país y cuyas viviendas se encuentran en lo alto y profundo de las Barrancas del Cobre, una belleza natural orgullo de México pero poco accesible para el ciudadano común.

De las cosas más interesantes que me dejó su lectura fue, primero, saber que desde nuestros origenes los humanos somos seres corredores y que nuestro pie posee una arquitectura fabulosa que lo hace apto para correr descalzo, así como lo hacen los tarahumaras o los nigerianos los cuales sobresalen siempre en las competiciones atléticas por su velocidad y alta condición física precisamente porque desde niños corrieron descalzos o con suelas rústicas cuya única función es proteger al pie de objetos punzocortantes, pero nada de calzado con soporte, amortiguamiento o sistemas de aire. De esta manera acondicionaron sus pies a tope de una manera que nadie más que ellos lo hacen. En base a esto, el autor a través de su investigación apoya la idea de que la elección del calzado es fundamental pues investigaciones han determinado que éste puede ser el causante de las lesiones más frecuentes en el corredor y además opina que la innovación en los zapatos deportivos o "zapatillas" como le llaman en otros países, sólo obedece a motivos mercantilistas y no necesariamente a fomentar el bienestar del corredor.

Una de las alternativas que se han ingeniado para poder aplicar este principio del "menos es mejor" en el running son unos zapatos muy curiosos llamados Vibram FiveFingers que son casi una segunda piel para el pie que se calzan como un guante lo hace en las manos:


No faltará decir que a partir de leer eso saqué las pantuflas con suela de cuero delgado que me regalaron en navidad y lo empecé a utilizar como mi calzado para estar en casa y de esa manera empecé a sentir el duro suelo bajo mis pies lo cual me hace pensar que un un primer paso para conectarme más con las raíces de un caminar más natural :D.

Bien, pues por otra parte también se menciona mucho el papel del caracter espirirtual o emotivo a la hora de correr. En igualdad de condiciones físicas una misma carrera puede significar un goze para una persona y una verdadera tortura para otra, eso depende mucho del estado mental de la persona. Como experiencia recuerdo que en una de las carreras que he participado me encontré en la línea de salida a un amigo que me empezó a platicar de sus entrenamientos programados que le estaban dando muy buenos resultados, de su nuevo reloj que tiene un dispositivo que se ajusta al torso y que monitorea, pulso, velocidad, calorías quemadas, respiración y no sé que mas cosas, y además criticó mi mal descanso previo y mi poca asistencia a la pista de mi escuela para practicar (¡pero si yo aparte de todo tengo que elaborar dieléctricoooos! si no se hacen solos, no es excusa pero tampoco soy mi propia jefa). Eso hizo que saliera con el ánimo medio caído y terminando esos 10 km, me surgió un dolorcito en la rodilla derecha y yo nunca antes me había lesionado. No pasó a mayores pero el libro cuenta una anécdota parecida donde curiosamente los tarahumaras que son personas profundamente espirituales atribuyen el daño a la "mala vibra" que uno de los corredores depositó sobre otro en algún momento durante la carrera. Que curioso, justo como me pasó a mi.

Entonces, es importante el ánimo y la actitud que tiene uno al correr. Es un momento de introspección, donde uno mismo se conoce, donde se empiezan a sentir cosas que del diario no se sienten. Sudar, cansarse, vencer lo intimidante que puede ser ver pasar gente rebasando a los lados o una pendiente demasiado pronunciada son sensaciones que dejan una eseñanza que se puede aplicar a demás aspectos en la vida: "nada se consigue sin esfuerzo", "las mejores cosas de la vida no tienen precio", "el que quiere, puede" y "no hay que llegar primero, sino hay que saber llegar" (ah no, esa es una canción) y así, muchas cosas increibles que deja el someterse a si mismo a pruebas que ponen al límite nuestras capacidades.

Así pues, es sorprendente saber que todos hemos nacido para correr. Como dice el mismo libro: si los nadadores requieren aprender técnicas para nadar bien, también podemos aprender técnicas para correr adecuadamente, ser eficientes y evitar lesiones y para ello no necesitamos grandes recursos, simplemente una buena técnica y una buena actitud.

¡Muchas gracias por el libro y muchas gracias por la inspiración!

Saludos.

viernes, 26 de agosto de 2011

Les comparto

Una foto del domingo pasado. Me gustó porque nunca me habían tomado una foto así en acción. 8 km de pura felicidad:


lunes, 22 de agosto de 2011

El encerrón

Todo mundo le decía que no pensara en esas cosas, que lo importante era disfrutar lo que hacía en ese momento y que ya habría un día en que se debería preocupar por eso, pero que ahora no, según decían aún estaba muy jóven. Un tiempo hizo caso a esas recomendaciones y se la pasó medianamente bien, bueno, ¿para qué engañarse? hubo ocasiones en que si se la pasó completamente bien, pero ya había pasado más de un par de años de eso y ella aún no veía claro.

Secretamente se empezó preocupar pues había cosas que no es que ella no quisiera que sucedieran sino que simplemente no sucedían. Si todo dependiera de ella podría ponerle solución pero en estas cosas uno siempre depende de alguien más.

Se venía el tiempo y ella pensaba que ya se le estaba pasando la hora. A su edad muchas ya habían salido de eso y ahora tenían vidas productivas y ya se dedicaban a educar a otros más pequeños. Pero ella no, en realidad era para preocuparse. Si simplemente pudiera quedarse todo el tiempo feliz ahí entre sus papeles, sus libros y su computadora y de cuando en cuando salir a la calle a tomar un café o a hacer un viajecito todo sería perfecto, pero no, la naturaleza de la vida dictaba que ya se le estaba pasando la hora.

Realmente preocupada por esa situación decidió hacer una cita con el doctor que le había estado dando seguimiento en los últimos años y le explicó su situación. Mientras le contaba no pudo evitar que los ojos se le pusieran rojos pero obedeciendo a su dureza de carácter se tragó esas lágrimas que no iban a resolver nada y menos frente a él.

Entonces, el doctor humanizándose un poco, le dio un consejo que advirtió era muy personal y que sólo obedecía a su experiencia pero que obviamente de manera científica suele funcionar. Ella lo escuchó con atención abriendo cada vez más los ojos. Mientras lo escuchaba ella pensó que todo eso era muy drástico y muy aventurado y que nunca, ni en otros tiempos había hecho algo así por muy apurada que hubiera andado.

Lo que él le recomendó así ya sin más tapujos fue darse un buen encerrón de unos tres días por lo menos. Le recomendó que aprovechara esa época en la que se avecinaban las vacaciones para intentarlo una vez más pues quizá en ese periodo el ambiente veraniego le ayudaría a estar más relajada y podría obtener mejores resultados. Lo importante es que tuviera a la mano todo lo necesario pues estando de vacaciones todos los negocios y servicios estarían cerrados así que difícilmente iba a conseguir algo de emergencia por lo que tenía que planear bien todo, checar el calendario y calcular bien sus tiempos y cuando creyera que era el momento, darse ese encerrón y ¡a fuerza que iba a salir de ahí con eso resuelto!

-¡Glups! Pero… ¿en vacaciones? Yo siempre suelo estar esos días con la familia ahí en la casa… lo van a notar- dijo ella.

-¿¿Ves?? Por eso no resuelves nadaaa- le dijo el doctor perdiendo su compostura habitual porque se empezó a desesperar. -¡Tú sola te estás dando cuenta de cuál es tu problema y si no le pones solución ya será tu responsabilidad!- le dijo en un tono que nunca le había escuchado.

-Pues… está bien- dijo ella un poco avergonzada por toda esa charla. Ahora su preocupación era por cumplir con aquello que le habían encomendado.

E hizo eso: preparó todo, fue a una farmacia del centro a conseguir lo que le hacía falta pues sólo ahí conseguiría de ese tipo de cosas raras que necesitaba y aunque era penoso ir hasta el centro a conseguirlo con tanta gente ahí amontonada sobre los mostradores, eran días de asueto y los proveedores que usualmente llevan esas cosas a domicilio también estaban de vacaciones. Incluso alistó comida para tenerla a mano cuando le diera hambre y estuviera demasiado ocupada tratando de resolver ese asunto.

Tenía todo listo pero al final se dio cuenta de un pequeño detalle: le estaba haciendo falta un amigo para llevar a cabo su plan. Hubo uno al que se encontró casualmente en el chat, le platicó su proyecto y el otro sin protestar mucho se ofreció a “ayudarle”.

¡Y para que contar el intermedio! sólo basta decir que después de los tres días terminó hecha una piltrafa, cansada, mal comida, mal dormida, sucia y despeinada, ¡y con un dolor de espalda! que sólo se iba a arreglar con un buen masaje, pero con una sonrisa de oreja a oreja de esas que pocas veces le salía natural.

Todo había salido bien y su amigo, que no compartía su preocupación pero que muy “caballerosamente” se había prestado a ayudarle en su proyecto, también estaba contento de haber contribuido a que ella lo lograra y se la pasara bien.

Aunqueee… en realidad para esa hora él ya estaba bien aburrido de haberle enviado mails cada media hora para desearle éxito en su trabajo y para decirle por millonésima vez que confiara en ella misma, que era capaz de llevar a cabo esa maldita reacción, que su proyecto iba a estar terminado para la fecha en que se lo pedían, que los gráficos le estaban quedando muy bien y toda esa linda letanía de palabras de aliento que los amigos se dicen cuando se necesitan en momentos difíciles.

Ella terminó el verano con el trabajo y el reporte terminado y muy feliz de haber sido capaz de salir de ese pendiente que ya le carcomía el ánimo desde hace algunos meses.

Pero claro, por salud mental su amigo después de eso se tuvo que dar vacaciones de ella y la marcó como “bloqueada” en todas sus redes sociales casi hasta la Navidad.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...