domingo, 13 de marzo de 2011

Minerales y paseo por las alturas

Siguiendo con algo de la reseña de mi paseo de fin de semana a Taxco, Guerrero hace unas semanas, hay que hacer notar que es un pueblo que tradicionalmente se dedicó a la extracción de la plata en minas que se encontraban en ese lugar.

Una de las tiendas de artesanía en plata que visitamos tenía su propia mina-museo y con sólo entrar a ver si uno se lleva algo de las cosas que venden, permitían darse una vuelta por una sección de una mina que antes permitía extraer el material de ahí.

La mina, aparte de plata, también proporcionaba otro tipo de minerales los cuales tenían exhibidos en ese lugar en mostradores creados en las misma pared rocosa. Aquí una muestra de la variedad de materiales y objetos encontrados en el sitio:








Estas última cosas alargadas son fósiles de animales tipo lombrices que se encontraron en el lugar,

Un chavito como de unos 14 años fue nuestro guía de turistas durante el recorrido, se vé que ya se sabía muy bien todos los datos y fechas porque su explicación fue bastante buena y respondía muy bien a las preguntas. Aquí le tomé una foto mientras se encontraba hablando y mostrándonos los utensilios y herramientas típicos de los mineros de ese lugar:


Luego nos invitó a que nosotros nos tomáramos una foto en ese mismo lugar y ahí estoy yo:


Saliendo de ahí nos dirigimos al teleférico de la ciudad. Tomamos un transporte colectivo que nos llevó a lo alto de un cerro donde, por una cuota bastante accesible, pudimos viajar de ida y vuelta en un teleférico que es un atractivo turísitico muy importante del lugar. Aquí unas fotos de la estación y del paseo:






Y unas fotos aéreas. En momentos así uno no puede evitar que pasaría si el cable se rompiera:





Luego, allá en la parte más alta había un hotel muy bonito el cual pudimos visitar, y también algunos locales de artesanía y comida para gastar un poco de dinero:


Y bueno, como buenas mexicanotas nos fuimos rápido a buscar la michelada, o sea, la cerveza con sal, limón y picante, y una botana (yo traté de elegir la más light aunque tenga un cerdito en el empaque) también con su dotación de salsa Valentina. Claro, al rato me dio un poquitín de acidez en la panza pero, total, uno no come de esas cosas todos los días.


Finalmente tomé un video mientras viajábamos en la cabina del teleférico. No hay que olvidar que iba con mi amiga Verónica y que a ella le cedí el derecho para narrar los videos de este viaje. Como podrán ver, a veces decimos muchas tonterías, pero eso es lo mejor, olvidarse un rato de los números y simplemente pasársela bien, como niñas en vaciones:


Saludos y proximamente seguiré con mi relato.

7 comentarios:

Levemente dijo...

¡Qué bien, bien que Myriam nos lleva cada taytanto de excursión!, je.

¡Y no pienses en según qué cuando vayas en teleférico, pol dió!

Aquí, en Spain, se dice que del cerdo... gustan hasta los andares.

Y por cierto... ¿la cervecita os la tomasteis antes o después del viaje por los aires?... Je, je, tiene pinta de que antes, pero en cualquier caso da gusto escucharos tan divertidas.

¡Abrazo amigüi!

Pd. ¿Será que al turista se le cobra de más porque sencilla y descaradamente se le roba?

Víctor dijo...

jaja, Myriam, ahora sí que no puedo decir que tienes una "voz seria"... esta vez no.

Muy divertido el paseo.. Y me uno a vuestra discusión en la cabina: ¿mil metrooooooooooos? ¡muchos metros me parecen esos!.. diría que son más bien 300. ¿Por qué no buscas el dato en internet, a ver quien tiene el ojo más afinado?

Felicidades a Verónica por el cumpleaños, y besos para ti.

PD. Leve.. vender caro no es robar. Robar sería si te obligasen a comprar. Otra cosa es que tu tentación de comprar sea tan fuerte que constituya una obligación, pero eso no es problema ni culpa del que vende..

Myriam dijo...

Si Levecita, es inevitable pensar eso aunque sea por un instante, yo ni me quería mover para no tensar aquello más de la cuenta.

Y si, acá es muy comer eso que traigo en la mano, ya así procesado no tiene tanta grasa. Prefiero eso a las frituras de harina, aunque claro, también me gustan.

Pues creo que si medio que roban y medio que lo disimulan. Por ejemplo, aquí en las tiendas es común que pongan siempre un bote de salsa para que uno le ponga el picante que quieras a lo que quieras. En particular esa salsa Valentina es de lo más barato que te puedas imaginar, está hecha a base vinagre, chiles y especias, es baratísima, pero al pregutarle si tenía salsa me dijo que si, pero ¡a 1 peso la porción! y yo ¿la porción? ¿pues de cuando acá se tiene una porción determinada para la salsa si siempre es al gusto del consumidor? pueden ser 5 gotas o pueden ser varios mililitros. Aparte, por lo barato con un peso te podrías echar más de lo que tu éstómago puede soportar, entonces, es un robo. Pero por otra parte, un peso no es nada, pero equive más que a un chorrito de salsa. Es difícil de evaluar. Pero como bien dice Víctor, nadie nos obliga, la cosa es que cuando traes el antojo fuerte, tienes que soltar el dinero.

La michelada nos la tomamos cuando hicimos el descanso en la partemás alta, claro, como no hay muchas opciones te cobran lo que quieren. Pero bueno, la disfrutamos que fue lo importante.

Un saludo amiguis, pronto vendrán más reportajes de paseos que ahora si se me juntó el material. ¡Beso!

Gamar dijo...

Pero que lugar tan visitable.
Sería bueno poder recorrer esas minas y transportarse a la época en la que estaban sobre la tierra esos objetos encontrados.
Me falta el video, porque tarda mucho en cargar, pero ya voy a verlo.
Me alegro que lo pasaran tan bien.
Saludos desde muy lejos.

Myriam dijo...

¡Por fin que ya sueno como ser humano y no como un ente del planeta de los serios!

Me dió mucha risa eso del kilómetro de altura aunque en realidad no me constaba pues no todos los dís uno se encuentra postes de señalización en el aire para indicar el kilometraje así como sucede en las carreteras jeje, pero ya investigué como me sugeriste y ni ella ni yo tuvimos razón: son solo ¡173 m de altura! mira, entonces salimos muy exageraditas. La distancia hoorizontal recorrida fue de 800 metros. Yo creo que si hubiera sido 1 km de altura ya hubiera parecido que íbamos en el ascenso de un avión jajajaja.

Bueno, pues no me robaron abiertamente con lo de la echada de salsa pero la verdad es que debería haber una ley que regule los costos de ese vital elemento alimenticio, o que vaya incluido en el costo del producto porque así hasta le amargan a uno la botana jajajaja.

¡Beso!

Myriam dijo...

Si Gamar, el lugar es muu visitable y muy barato, y aunque hay gente que abusa un poquitín, aun así sigue siendo barato, lo malo es que a nosotros se nos ocurrió ir a comprar cosas de plata, ya sabes, anillos, aretes y esas cosas, y terminamos debiéndonos entre nosotras y a nosotras mismas, se van los ojos con tanta cosa tan bonita que venden ahí.

Y ojalá veas el video, ahi ya hay una prueba que también rio jajaja.

Cualquier día te vienes a dar una vuelta que yo te invito, y también a Leve y a Víctor, que para eso tienen a su amiga que los espera acá.

¡Beso!

Levemente dijo...

Vender caro no es robar; es abusar. Pero vender a precios diferentes a lugareños y a turistas (generalmente extranjeros que hablan una lengua distinta) es robar. ¿O acaso, por ejemplo en hostelería, independientemente de que exista una "carta de precios", no se las ingenian en más de un restaurante-bar para engrosar la factura de, supongamos, un norteamericano que ha decidido disfrutar de una paella?

Ejem, ejem... estos ojitos lo han visto así queeee.... si ocurre aquí, ocurre en Pekín y claro, en México también se las apañarán.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...