miércoles, 20 de abril de 2011

Estoy enamorada

Hace mucho que no me pasaba, es más, ni siquiera tengo la certeza de que me hubiera pasado antes, o por lo menos no con tal intensidad.

Llevaba años negándome a madrugar, pero ahora soy capaz de despertarme muy temprano sólo pensando en que se acerca la hora de nuestro encuentro. Con mucho ánimo me visto y me peino de acuerdo a la ocasión, y saber que al final vamos a estar ahí juntos y que lo voy a sentir, hace que la emoción y las ganas de que suceda sean mucho más fuertes.

Yo solía pensar mucho en tener algo así, pero creí que eso estaba sólo reservado para chicas muy guapas y en forma, que desde siempre se han cuidado para poder aspirar a tener algo siquiera parecido. Pero no, a pesar de mi inexperiencia a mi me tocó el mejor, y poco a poco y con algo de timidez me fui metiendo hasta que conseguí hacerlo mío.

Y ahora que lo tengo, veo hacia atrás aquellos años en los cuales no era tan feliz y me pregunto por qué me costó tanto trabajo arriesgarme e intentarlo si yo sabía que justo eso era lo que me hacía falta para estar completa, para sonreir.

Habemos mujeres a las cuales se nos dificultan esas cosas, en parte por no creer en las capacidades de una misma, y en parte por la familia y sus prejuicios bienintencionados: que si estás segura, que si en la casa no se acostumbran esas cosas, que si sabes que al final puedes salir lastimada, o peor aún, que te puedes quedar incapacitada para volverlo a intentar.

Pero nada, me arriesgué y hasta ahora va funcionando de maravilla. Cada momento con él es como flotar en un aire fresco y perfumado que me acaricia la cara a cada paso. En esos fugaces ratos se me olvidan los problemas y sólo acierto a ser feliz.

Estoy ilusionada y muy profundo en mi corazón quisiera que eso durara para toda la vida, pero... eso no lo sé. Yo estoy con toda la disposición pero no soy la única que lo ama, la competencia es grande y sólo si me esfuerzo mucho podré quizá convencerlo de que se quede conmigo y algún día me prefiera entre las demás.

Pero no lo culpo, es tan lindo que cualquiera, incluso hombres, me consta, quieren estar con él.

Mientras tanto lo voy a disfrutar, ahora que recién empezamos no debo ponerme pesimista y debo simplemente disfrutar de los momentos que compartimos. Será que es el típico enamoramiento de los primeros meses donde no me importa ni el cansancio, ni desvelarme, ni desmañanarme y ni dejar de hacer otras cosas para estar con él, y donde todo lo que sucede alrededor suyo, hasta las pequeñas molestias, para mi son un delite que no quiero, ni puedo, dejar.

No cabe duda que hay momentos en donde uno no encuentra la salida, pero de repente se abren las puertas, o las ventanas, y entra el amor sin avisar, y ahora estoy inundada de él.

Y como estoy enamorada, todo a mi alrededor me recuerda lo bien que me hace sentir. Tanto, que hasta lo veo anunciado en televisión recordandome cariñoso y emocionado que pronto tendremos una de nuestras inolvidables citas:


jueves, 14 de abril de 2011

Buena música esta noche

El martes pasado me fui a un concierto con mi hermano de, según me dijo, el mejor bajista del mundo de esta época: Víctor Wooten y su banda denominada The Wooten Brothers.

Yo no sabía nada de él pero durante un rato me puse a ver y escuchar cosas sobre el y pensé que quizá me agradaría porque sonaba a jazz mezclado con otros ritmos, además de covers de canciones famosas.

Aleccionada de manera express, me encontré con mi hermano en el Teatro de la Ciudad, enclavado en el centro de la Ciudad de México. Llegando ahí ví que era un teatro de dimensiones modestas así que no hubo nada de aglomeraciones ni filas. Muchas veces lo había oído mencionar y otras tantas lo había visto, pero nunca había entrado:


Ya adentro me siguió poniendo al tanto de la vida y obra del personaje que fuimos a ver, y ahí me enteré que ha grabado muchos discos, sobre todo acompañando a otras bandas que lo incluyen en diferentes presentaciones y en sus discos.

Mientras tanto, hice algunas fotos del interior del teatro, aunque sin flash fue difícil que salieran bien la mayoría, pero en esta se puede apreciar el aspecto de las instalaciones:


Y después de la terecera llamada comenzó el concierto. La música era muy buena, pero en vivo no tenía igual.


Sería difícil que yo intente explicar el estilo que manejaban, así que saqué algunos pequeños videos de lo que se vio y escuchó ahí, pero claro, en Internet se encuentran cosas mucho mejor grabadas y les incluyo una pequeña muestra al final.







Hasta aquí mi pequeño reportaje. Saludos y ¡hasta la próxima!.

sábado, 9 de abril de 2011

Esto ya no se puede detener

De repente empiezan a salir carreras de la nada. Quizá es que antes no estaba al pendiente del tema y se me pasaban inadvertidas, pero resulta que hace tres días me enteré que se llevaría a cabo una "carrera recreativa" de preparación para la "gran carrera" del 22 de mayo, todo esto organizado por el IPN al cual pertenezco.

Mi primer sentimiento fue decir: ¡¡SII!! ¡SI VOY!, pero pregunté a mis amigos y nadie iba a asistir, eso me desanimó un poco pero al final decidí que si iba, así que a pesar de que andaba somnolienta, me levanté, me bañé e hice el viaje de casi una hora para llegar a las instalaciones del Estadio de mi campus (acá le llaman Unidad Pofesional) y no bien crucé la reja de la zona y me di cuenta de lo bueno que había sido haberme decidido a ir.

Había gente que iba sola como yo, gente en pareja y otros más en grupo y uniformados que son los que más intimidan. El estar ahí, el respirar aire que corre libremente, el ver tanta gente haciendo deporte de diferentes tipos, deveras que inspira. Me empecé a animar y a disfrutar de la mañana.

Afortunadamente siempre cargo con el teléfono celular y con la cámara pude hacer estas fotos. La primera es de mi llegada al Estadio. Aún no había tanta gente y me dio muy bien tiempo de registrarme:

Era una carrera recreativa de entrada libre así que no hubo números ni camisetas. El registro consistió en apuntar mis datos en una hoja y decir si participaba en la ruta de 3 o de 5 km, y claro, no me podía imponer menos que los 5 km que ya había conseguido completar la semana pasada. Finalizando el registro me pusieron una estampita de color en la ropa para identificarme.

Y empezó el calentamiento. El sol ya empezaba a brillar con fuerza y yo me lamenté de no haber llevado una gorra, bueno, ahí si me falló pero no me vuelve a pasar:




Luego le pedí a alguien que me tomara una foto, no me podía ir de ahí sin dejar constancia de mi asistencia:


Luego nos llamaron al campo del Estadio para hacer calentamiento con un instructor. Estuvo buenísimo, ahí platiqué con un señor y una chica que iba sola igual que yo. Esto de las carreras es buen sitio para conocer gente sin duda:



Y esta foto la tomé en la zona de salida. Supongo que por ser una institución escolar, había más juventud que en la de la semana pasada. Los chiquillos de 16 años hasta brincaban ya del ansia por salir corriendo, claro, eso también me ponía a pensar que sería difícil competir con chavitos que traían la pila bien cargada de energía. Pero yo contenta. Con la música todo se me olvida y me meto en lo mío:


Esta foto la tomé ya corriendo por el circuito que marcaron. Me encantó estar corriendo por ahí, pasé muy cerquita de mi escuela y eran mis rumbos escolares de todos los días. Me sentí como en casa.

En esta foto se aprecia una familia que llevaba un par de niñas chiquitas, quizá 7 y 4 años, la de 4 años no salió porque se retrasaba un poquito más, pero me encantó porque desde la salida le decía a su mamá: "Mami, ¿a qué hora vamos a desayunar?" y un rato más tarde ahi en la carrera le seguía preguntando lo mismo ¡ternurita!. Creo que a su edad yo solo pensaría en eso mismo.


Ya no tomé fotos de mi llegada a la meta la cual consistió en una vuelta a la pista de atletismo alrededor de la cancha de futbol. Una persona abajo del arco de llegada decía los tiempos y el mío fue de 00:29:54, un poquitín mejor que el de la semana pasada.

Al final nos dieron nuestro lunch que consistía en un Powerade, un bote con agua, una palanqueta de amaranto (dulce típico de acá a base de semillas) y un plátano. El ambiente estuvo perfecto y ya entonces todo mundo se empezó a "descalentar" y a tomarse las fotos conmemorativas:


Lo único que puedo decir es que ¡Me encantó, me encantó! yo no sé como pude pasar tanto tiempo de mi vida sin hacer esto. Como decimos aquí: "de aquí soy". Simplemente me encanta. Uno debe buscar siempre algo que hacer que produzca satisfacción y que mejore la calidad de vida, y esto simplemente siento que es lo mío y seguiré adelante mientras se pueda.

Me ha gustado mucho relatarles y compartirles esta nueva experiencia.
Estoy felíz.

jueves, 7 de abril de 2011

Esto ya parece el Arca de Noé



Ahora es un perrito, un cliente de mi papá quedó muy agradecido así que le dijo que le quería dar uno de los perritos de su criadero. Se supone que ahora el perrito es "de abolengo" y no como la Sally que era de origen corriente cruzado con callejero. Pero como a mi eso de las razas no se me da, me he olvidado del nombre de la raza que me dijeron.

Seis tortugas, un cullo y ahora el perrito. Mi mamá ya está a un pelín de protestar, y yo no sé en que momento fue, pero ahora ya soy la comisionada para prepararle y llevarle el desayuno al roedor todas las mañanas.

Algún día se la van a senteciar a mi hermano de: "o tus animales o tú" jeje, pero mientras el cumple con cuidarlos y mantenerlos limpios. Y yo le doy de comer, pero a mi que no me ponga encima las patitas ese cullo porque me da un hormigueo de ansia, no soy nada buena para los animales.

¡Ah! por cierto, se llama "Taco". Mi hermano había dicho que si el próximo perrito después de Sally era gordito, se llamaría Hamburguesa, pero como este es muy flaquito se llamó Taco, supongo que por lo alargadito.

¡Bueno! pues ya que le hacemos :) más que apoyarlo y darle sus croquetas.

Saludos caninos.

martes, 5 de abril de 2011

Reportaje de mi primera carrera

Bien, pues felizmente puedo sentarme a platicarles lo que sucedió el domingo pasado que fue cuando participé en mi primera carrera "formal".

El sábado previo fui a recoger mi camiseta y como un plus a los participantes nos regalaron un arbolito bebé para plantarlo en nuestras casas. Afortunadamente mi papá tiene su pequeño jardín en la azotea y el lo va a cuidar. Fue otra alegría el haber recibido la camiseta, no tanto por la prenda en si, sino por su significado: ahora ya formaba parte de ese suceso. Mientras esperaba a que me la entregaran, platiqué con algunas otras corredoras aficionadas y su entusiasmo me contagió, deveras que es otro mundo al cual me he sentido afortunada de poder ingresar por primera vez.

Aquí les muestro mi camiseta ya con mi número pegado:


Bueno, pues de sábado para domingo prácticamente no pude dormir, no sé si fue porque cambiamos a horario de verano y temía quedarme dormida, o por el café que me tomé antes de ir a la cama, o porque estaba nerviosa. Yo creo que fue un poco de todo. Me levanté tempranísimo, me di un baño y me vestí con la ropa que había preparado una noche anterior y antes de las 7:00 am ya estaba listísima. Mis papás me acompañaron y ellos también se dieron un baño aunque era muy temprano, todos estábamos muy entusiasmados.

Salimos y aún estaba oscuro, ¡que loco! me sonreí de estar haciendo esas cosas por el puro placer de hacerlas, es decir, sabía que no iba por una medalla (en realidad los premios fueron unos zapatos deportivos pues era una carrera para recaudar dinero) pero el simple hecho de participar era emocionantísimo.

Llegamos muy temprano, nos estacionamos y media hora antes de que empezara la carrera justo a las 8:00 hrs me bajé, me puse cerca de la salida y empecé a calentar. Ahí tomé estas fotos:



Unos minutos antes de las 8:00 nos convocaron a colocarnos cerca de la salida. Me ubiqué en un muy buen lugar, yo seguia calentando, brincando un poquito y no dejaba de mover los pies, además estarse quito era imposible, la adrenalina subia a cada momento:





Antes de dar la salida, cantamos el himno nacional, me pareció un detalle muy simbólico, y aproveché para tomar un video, a ver que les parece:



Después de esto, dieron la salida. No puedo explicar la emoción, fue una cosa rara. Pero me inundó una alegría que no había sentido antes, claro, supongo que es porque nunca había estado en una carrera. En ese momento mi papá me tomó una foto:


Yo sé bien que necesitaba correr con algo de música en los oídos, al hacer un esfuerzo de este tipo he notado que si me distraigo, mi respiración, mi ritmo, todo, me empieza a fallar y me fatigo prematuramente, entonces ya bastante distractor era ver a la gente rebasarme, no podía escuchar también sus pisadas detrás de mi, ya hubiera sido mucho, así que un día antes seleccioné y le puse a mi teléfono celular sólo "música marchosa" (como diría nuestro amigo Civilis) que me ayudara a animarme y a mantenerme conentrada en lo mío.

Durante mi trayecto y bajo el riesgo de distraerme, saqué el teléfono e hice una foto para compartirlas con ustedes. Se las muestro a continuación:


Aguanté bastante bien durante un rato pero luego tuve que caminar algunos tramos, aún así hice los 5 km en aproximadamente 35 minutos, para mi es un buen tiempo, o sea, 7 minutos por kilómetro. Claro, el que ganó hizo 11 minutos, pero ¡bueeeno! esos son otros niveles.

No llegué primera pero tampoco llegué última, creo que llegué a un tiempo adecuado, y llegué bien, todo en orden, contenta, no llegué muerta aunque si muy sudada ¡y muy feliz! cruzar la meta fue una emoción única, no sé porque en el último tramo sale energía de quien sabe donde, quizá es el ver a la gente a los lados a la expectativa de todos los que llegan, que motiva a dar un último buen esfuerzo.

A mi papá se le pasó el momento de mi llegada a la meta pero yo tomé esta foto de todos los que llegábamos y que nos dirigíamos a recibir nuestro Gatorade de cortesía jeje.



Finalmente, mi papá me tomó esta foto, ahí yo estoy muy contenta, mis papás también, yo creo que para ellos también fue una experiencia nueva y me da gusto haberlos hecho partícipes de esta ocasión especial para mi. Claro, en todo momento también tuve en mente a mis amigos del blog y me siento muy feliz de poder compartir este pequeño logro con ustedes.



Bien, pues el próximo reto es el 22 de mayo, espero mañana irme a inscribir y me prepararé para mejorar mi tiempo y llegar en buenas condiciones a ese día.

¡Un saludo a todos!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...