jueves, 14 de abril de 2011

Buena música esta noche

El martes pasado me fui a un concierto con mi hermano de, según me dijo, el mejor bajista del mundo de esta época: Víctor Wooten y su banda denominada The Wooten Brothers.

Yo no sabía nada de él pero durante un rato me puse a ver y escuchar cosas sobre el y pensé que quizá me agradaría porque sonaba a jazz mezclado con otros ritmos, además de covers de canciones famosas.

Aleccionada de manera express, me encontré con mi hermano en el Teatro de la Ciudad, enclavado en el centro de la Ciudad de México. Llegando ahí ví que era un teatro de dimensiones modestas así que no hubo nada de aglomeraciones ni filas. Muchas veces lo había oído mencionar y otras tantas lo había visto, pero nunca había entrado:


Ya adentro me siguió poniendo al tanto de la vida y obra del personaje que fuimos a ver, y ahí me enteré que ha grabado muchos discos, sobre todo acompañando a otras bandas que lo incluyen en diferentes presentaciones y en sus discos.

Mientras tanto, hice algunas fotos del interior del teatro, aunque sin flash fue difícil que salieran bien la mayoría, pero en esta se puede apreciar el aspecto de las instalaciones:


Y después de la terecera llamada comenzó el concierto. La música era muy buena, pero en vivo no tenía igual.


Sería difícil que yo intente explicar el estilo que manejaban, así que saqué algunos pequeños videos de lo que se vio y escuchó ahí, pero claro, en Internet se encuentran cosas mucho mejor grabadas y les incluyo una pequeña muestra al final.







Hasta aquí mi pequeño reportaje. Saludos y ¡hasta la próxima!.

4 comentarios:

Víctor dijo...

Esa sí que es forma de ver un concierto: en un bonito teatro, con buena vista del escenario, y sentada como debe ser.. :-)

Este Victor Wooten me ha gustado más que otros ídolos tuyos, jeje

Besos

Gamar dijo...

Muy interesante la salida.
Tanto vas a un congreso sobre materiales, a una reserva ecológico o a un teatro a ver jazz, o algo así.
La verdad es que creo que le pusieron el mote del "Mejor bajista" para llevar público.
Tiene una gran habilidad y destreza, pero cuando en pos de lograr virtuosismo se pierde la verdadera búsqueda musical de la armonía y de transmisión de sentimientos, comienza a perder mi atención.
Sin dudas me hubiese encantado poder estar y de ser posible en primera fila, para apreciar la técnica que usa. Hasta el exótico guitarrista, que supongo será su hermano, usa técnicas muy extrañas y llamativas, pero le aseguro que no pongo una de sus canciones en el auto. Y creo que esa es la medida para saber si es música o es una clínica de técnicas de digitación.
Si es capaz de asistir a este tipo de recitales, podría ser buena acompañante para mi.
La última vez que fui a un festival de jazz con la familia me aguantaron 3 temas y comenzaron a abandonar el barco.
Un beso.

Myriam dijo...

Así es Víctor, fue una buena oportunidad de escuchar buena música. A mi me hubiera gustado más sentarme enfrente pero yo no sé de que manera se asignan los boletos cuando uno los compra por Internet y ya fue pura suerte que nos tocara ahí.

Fue un buen concierto, casi 2 1/2 horas de música que se aprecian mucho mejor con un buen sonido y cuando el auditorio no es tan grande y desde cualquier punto se puede apreciar la ejecución de los músicos.

Fue recomendación de mi hermano y en esta ocasión no se equivocó.

¡Un abrazo para ti!

Myriam dijo...

Gamar, yo creo que este es un caso como el de algunos gimnastas chinos que dominan ya tan perfectamente la técnica y son tan hábiles haciendo lo que hacen, que luego ya empiezan a hacer malabares y piruetas de fantasía.

Estos hermanos dominan por completo sus instrumentos y ya en el espectáculo se dan el lujo de jugar con ellos y hacer cosas con ellas como esa de sentarse y tocar con la guitarra como si fuera guhzeng, u otra que hacen de cruzar el bajo y la guitarra y uno puntea su propio instrumento pero toca las cuerdas del otro ya es así como tocadas de fantasía.

Pero desde mi punto de vista, mientras lo hagan bien por mi que hagan lo que quieran, total, uno paga por ver el show que dan.

Creo que si puedo ser buena acompañante para un concierto de este tipo y de muchos otros, claro, siempre que sea de buena música no importando tanto el género. Para mi lo importante es conocer, al final si no me gusta ya sé que eso no me gusta, pero no me negaría a escuchar nada prematuramente. Lo que si es que el jazz es de mis favoritos así que con eso no tengo ningún problema.

Beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...