miércoles, 20 de abril de 2011

Estoy enamorada

Hace mucho que no me pasaba, es más, ni siquiera tengo la certeza de que me hubiera pasado antes, o por lo menos no con tal intensidad.

Llevaba años negándome a madrugar, pero ahora soy capaz de despertarme muy temprano sólo pensando en que se acerca la hora de nuestro encuentro. Con mucho ánimo me visto y me peino de acuerdo a la ocasión, y saber que al final vamos a estar ahí juntos y que lo voy a sentir, hace que la emoción y las ganas de que suceda sean mucho más fuertes.

Yo solía pensar mucho en tener algo así, pero creí que eso estaba sólo reservado para chicas muy guapas y en forma, que desde siempre se han cuidado para poder aspirar a tener algo siquiera parecido. Pero no, a pesar de mi inexperiencia a mi me tocó el mejor, y poco a poco y con algo de timidez me fui metiendo hasta que conseguí hacerlo mío.

Y ahora que lo tengo, veo hacia atrás aquellos años en los cuales no era tan feliz y me pregunto por qué me costó tanto trabajo arriesgarme e intentarlo si yo sabía que justo eso era lo que me hacía falta para estar completa, para sonreir.

Habemos mujeres a las cuales se nos dificultan esas cosas, en parte por no creer en las capacidades de una misma, y en parte por la familia y sus prejuicios bienintencionados: que si estás segura, que si en la casa no se acostumbran esas cosas, que si sabes que al final puedes salir lastimada, o peor aún, que te puedes quedar incapacitada para volverlo a intentar.

Pero nada, me arriesgué y hasta ahora va funcionando de maravilla. Cada momento con él es como flotar en un aire fresco y perfumado que me acaricia la cara a cada paso. En esos fugaces ratos se me olvidan los problemas y sólo acierto a ser feliz.

Estoy ilusionada y muy profundo en mi corazón quisiera que eso durara para toda la vida, pero... eso no lo sé. Yo estoy con toda la disposición pero no soy la única que lo ama, la competencia es grande y sólo si me esfuerzo mucho podré quizá convencerlo de que se quede conmigo y algún día me prefiera entre las demás.

Pero no lo culpo, es tan lindo que cualquiera, incluso hombres, me consta, quieren estar con él.

Mientras tanto lo voy a disfrutar, ahora que recién empezamos no debo ponerme pesimista y debo simplemente disfrutar de los momentos que compartimos. Será que es el típico enamoramiento de los primeros meses donde no me importa ni el cansancio, ni desvelarme, ni desmañanarme y ni dejar de hacer otras cosas para estar con él, y donde todo lo que sucede alrededor suyo, hasta las pequeñas molestias, para mi son un delite que no quiero, ni puedo, dejar.

No cabe duda que hay momentos en donde uno no encuentra la salida, pero de repente se abren las puertas, o las ventanas, y entra el amor sin avisar, y ahora estoy inundada de él.

Y como estoy enamorada, todo a mi alrededor me recuerda lo bien que me hace sentir. Tanto, que hasta lo veo anunciado en televisión recordandome cariñoso y emocionado que pronto tendremos una de nuestras inolvidables citas:


9 comentarios:

angel lago villar dijo...

¡¡¡Cómo has jugado con las palabras!!

Y este Amor te será fiel, hasta que tu quieras :-D

Lo que es real es que te lo estás pasando genial con el "Running".

Me alegro muchísimo.

Un besazo muy fuerte.

Gamar dijo...

Pero que bien sentirte así.
Me alegro mucho que estés tan enamorada.
Tendré que comenzar a correr a ver si me pasa a mi.
Beso

Myriam dijo...

Si Angelito, esto es inmejorable, hoy en la mañana fui y me asombro porque de repente no creo que en tan poco tiempo ya haya progresos, pequeños claro, pero al fin progresos.

Esos días en que me sofocaba o corria 200 m y tenía que descansar un poco han pasado, ahora ya le puedo dar la vuelta completa al vivero sin parar y esos son alrededor de 2km y eso me hace feliz. Pero bueno, aún soy miedosa y no me animo a más de las carreras de 5 km, pero bueno, será poco a poco y sobre todo viendo el ejemplo de gente inspiradora como tu que me animaré a dar más cada vez.

¡Saludos y que vayan bien esos entrenamientos!

Levemente dijo...

Leve, disfrazada de Lope de Vega, dice: "Esto es amor, quien lo probó, lo sabe".

Leve, disfrazada de Jorge Luis Borges, dice: "Es el amor, tendré que ocultarme o huir".

;-)

Víctor dijo...

Me pasa como a Gamar.. con entradas como éstas, me estás provocando unas ganas tremendas de echar a correr.

Besos.. y enhorabuena.. :-)

Myriam dijo...

Si Gamar, puedes intentarlo, aunque yo creo que dependiendo de la personalidad, es la actividad que uno va a preferir hacer. Yo no soy buena para hacer esfuerzos de ese tipo con alguien presionándome a un lado, entonces es por eso que me gusta porque es algo que puedo hacer individualmente, pero a los que les gustan más los deportes en conjunto, seguro que correr les puede resultar aburrido, pero inténtalo, quizá cuando lo hagas te sientas igual que yo.

Beso.

Myriam dijo...

Levecita, tu no tienes que ocultarte, yo sé bien que tu eres otra apasionada de las actividades acuáticas como buens sirena que eres, y también tu disciplina es admirable y envidiable. Por eso me da mucho gusto tener amigos como ustedes, de donde se pueden tomar tan buenos ejemplos y donde uno se inspira para ser mejor.

Un abrazo amiguis.

Myriam dijo...

Víctor, no estaría mal que me propusiera intentar contagiarlos a todos de esto que siento y que me gusta tanto.

Así pasa con las pasiones, y es que ya eran muchos años de contenerlo y ahora se me sale sin poderlo controlar, espero no llegar al punto del hartazgo pero así me sale y me alegra saber que comparten conmigo lo bien que me siento ahora.

Un abrazo amigo, seguiré insistiendo en el tema y quizá un día alguien más se animará y ya nos compartirá sus impresiones.

¡Abrazo y beso para ti!

Levemente dijo...

Je, je... ¿cómo va ese amooorrrr?... ¿sigue hasta las trancas?

¡Cómo me alegra que te hayas animado amigüis!

Ya sabes lo que se dice... "quien mueve las piernas, mueve el corazón". Y cuánto más se mueva... más latirá... y cuanto más latidos... ¡más amor! ;-)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...