domingo, 1 de mayo de 2011

La Plaza de las Tres Culturas

Hace ya unas semanas me fuí de paseo a un sitio de interés cultural e histórico aquí en la Cd. de México, al cual había ido sólo de paso atendiendo algún otro pendiente, pero nunca me había detenido a turistear en el lugar.

El metro nos lleva a todos lados y el primer lugar por el que pasamos fue el Jardín Santiago construido de 1960 a 1965 en la colonia Unidad Habitacional Nonoalco-Tlatelolco en los terrenos que fueron los patios de maniobras de la estación de carga de los Ferrocarriles Nacionales de México.

Nunca había estado en ese parque pero me pareció un rincón muy confortable y elegante enclavado en el bullicio populoso de la Ciudad de México. Hicimos ahí una pausa, nos sentamos a ver los detalles del parque y a la gente que, igual que nosotros, se detenía a ver los arcos, los pilares y las construcciónes de estilo muy europeo que adornan el lugar.




Luego caminamos un poco más y nos encontramos con la Plaza de las Tres Culturas o Plaza de Tlatelolco la cual es una plaza ubicada en el centro de la Ciudad de México, en la Delegación Cuauhtémoc. Su nombre proviene del hecho de que los conjuntos arquitectónicos ubicados en su alrededor provienen de tres etapas históricas diferentes:

Cultura de Tenochtitlan, previa a la Conquista de México por los españoles y está representada por una serie de pirámides y ruinas prehispánicas, del pueblo mexica llamado Tlatelolca. En esta época y en este lugar, existía un famoso mercado que abastecía de todo tipo de mercancías provenientes de la Mesoamérica a los habitantes del Valle de México. Ésta es la etapa de la Primera Cultura.








Cultura Española, desde la Conquista de México hasta su independencia, representada por un convento y el templo católico de Santiago, del periodo colonial. En la zona se fundó el Colegio de Santa Cruz de Tlatelolco, a cargo de los evangelizadores españoles Bernardino de Sahagún y Juan de Zumárraga. Los conquistadores tenían la costumbre de construir sus templos cristianos exactamente sobre los templos prehispánicos ya que, además, así aprovechaban las piedras para la construcción. Ésta es la etapa de la Segunda Cultura.





Cultura del México moderno, representada por la Torre de Tlatelolco, sede hasta 2005 de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y actualmente sede del Centro Cultural Universitario y Memorial del 68 de la UNAM, así como los edificios habitacionales, conocidos como Conjunto Urbano Nonoalco Tlatelolco. Varias de estas edificaciones son la obra del destacado arquitecto Mario Pani Darqui. Ésta es la etapa del sincretismo criollo y corresponde a la Tercera Cultura.









Así pues, uno de los atractivos de este lugar es poder apreciar tres diferentes tipos de arquitectura realizados en muy distintas épocas de la historia de México, en un mismo terreno en pleno centro de la capital. En las siguientes fotos traté de capturar las tres esencias de la plaza:







Terminada nuestra visita al lugar, regresamos al Eje Central a tomar el trolebús que nos llevaría de regreso a casa. En el camino al paradero del trole tomé algunas fotos donde al fondo aparece la bonita bandera del país.





Insisto en que eso de pasar mil veces por el mismo lugar y nunca visitarlo es un común denominador de las personas que vivimos en las ciudades y que ya no le tomamos interés a los sitios de interés cultural de tan a la mano que los tenemos. En mi caso finalmente puedo decir que ya conozco ese sitio el cual sólo había visto de lejos al pasar, incluso sabiendo que las excavaciones arqueológicas siguen y que siempre habrá algún nuevo vestigio interesante que visitar.

Hasta aquí mi reportaje. Saludos y hasta la próxima.

14 comentarios:

Amkiel dijo...

Una buena forma de descubrir la ciudad de uno es cuando hay que enseñársela a otros.

Levemente dijo...

Es curioso... realmente sucede así: no conocemos nuestros propios lugares, por lo general. Salvo que un día, por vaya usted a saber qué razones, dé por elaborarse rutas. O, por como dice Amkiel, tener que ejercer de Cicerone.

¿Por qué nos ocurrirá así?... ¿será que no sabemos valorar lo que tenemos cerca?... ¿por qué será, será...?

Por lo demás... me resulta chochate ver mezcladas construcciones antiguas con modernas. Casi que no me gusta. Pero "la plaza de las tres culturas"... suena requetebién. De hecho me encantan los nombres de casi todos los monumentos de tu tierra, para mí impronunciables. Quechua no es, ¿verdad?

Gamar dijo...

Cuán cierto es eso de pasar cientos de veces por un lugar sin prestar atención. Pero en tu caso lograste encontrar la forma de hacer que hasta nosotros a miles de Km conozcamos tu ciudad.
Curiosamente vi hace muy poco una entrada en la que se muestran fotos de mi Buenos Aires vista por un mexicano
http://www.taringa.net/posts/imagenes/10270909/Buenos-Aires-vista-por-un-Mexicano.html
Gracias por el paseo.
Beso

Myriam dijo...

Muy cierto Amkiel, llevo ya algunos años tomando fotografías y tratando de experimentar intensamente cada una de las experiencias que tengo pues me gusta esa sensación de poder transmitor, no sólo información sino también emoción.

Por la prisa, esta entrada me ha quedado más bien informativa, pero el sentimiento que me da siempre en lugares así, es de incredulidad que estemos viendo y tocando cosas de tiempos que ni haciendo un esfuerzo sobrehumano podríamos llegar a ubicar bien.

Y las piedras siguen ahí edificadas, el tiempo las gasta pero nada las ha maltratado tanto como la mano del hombre.

Me gusta compartir con todos los rincones interesantes de mi ciudad y del país en general, yo estoy muy orgullosa de ser mexicana a pesar de lo mal que a veces nos pintan ante la comunidad internacional.

¡Saludos y espero te haya gustado la entrada!

Myriam dijo...

Levecita, no, quechúa no es, ese es de los incas y gentes de los andes jeje los cuales están más al sur.

La lengua que se hablaba en estos sitios es el náhuatl, también llamada lengua mexica de la cual, aún tenemos una gran cantidad de palabras en uso cuyo origen se remota a esos tiempos.

Por ejemplo acá en México a los niños, sobre todo si son tremenedos, uno les dice "escuincles" palabra que proviene del náhuatl itzcuintli, "perro", pero nadie lo dice por decirles perros a los niños, sino porque es una costumbre muy arraigada. A todo mundo (de los de acá) alguna vez alguien nos ha dicho escuincle y nadie se enoja.

Tenemos entonces muchas palabras de origen náhuatl muy arraigados, o incluso nombres propios muy populares, como Xochitl o Citlalli.

Y si, si son impronunciables algunos pero desde peques en la ecuela nos enfrentamos a eso cuando nos toca la clase de historia de México y nos hacen aprender nombres de dioses y de tlatoanis o reyes aztecas.

Por ejemplo ¿cómo te caería que en un examen te pregunten por un tal Huitzilihuitl o por Tlahuizcalpantecuhtli? jejeje, mejor me recito ese de tres tristes tigres...

Myriam dijo...

Si Gamar, incluso hace poco supe que muy cerca de mi escuela hay ruinas arqueológicas así al paso de la gente y de los carros, como lo más normal, una casa por ahí, y una pequeña pirámide por allá, todo enclavado en la ciudad.

Me di ya una vuelta por el link que mencionas y envidio a ese que escribió en la entrada por acordarse de los nombres de las calles y de los edificios tan bien. Yo no soy buena para eso, es información que no puedo almacenar. En el momento disfruto el ambiente, tomo las fotos, pero no me pongo a pensar en los tecnicismos del lugar y el nombre es uno de ellos.

Por lo que leí la persona es de Monterrey, y bueno, Monterrey es una ciudad grande y con dinero la cual solo una vez visité de pasada y sólo un día, pero lo que vi me hace sospechar que su punto de vista diferiría con la de un habitante de la Ciudad de México, a menos que también lo conociera muy bien.

De todos modos ver las fotos y lugares que alguna vez vi, es lindo y motivante. Sin duda tiene razón mi profe que dice que son "la Suiza de América", en realidad es muy bonito y los edificios son uno de sus mayores atractivos. Sin embargo, haciendo una comparación en otro aspecto, debo opinar que el movimiento que se vive en mi ciudad es mucho más acelerado y eso le da un toque distinto, será porque somos muchísimas más personas concentradas en muy poco espacio y nos tenemos que mover rápido como hormigas. Es decir, en algunos aspectos tienen más cosas bellas, como los edificios y los hombres y las mujeres, pero por otra parte la vitalidad yo la siento más fuerte en mi ciudad, no sé en Monterrey.

Bueno, primero tengo que darme una vuelta para allá para ver por que ese chico opina lo que opina, pero las fotos, eso si, son muy buenas.

Un beso grande para ti.

Roberto dijo...

Myriam, muy atractivo el paseo y excelentes las fotos que tomaste.

Estar en ese lugar debe ser algo muy especial por el ambiente que dan las tres arquitecturas distintas que mencionas en tu relato.

Besos desde Buenos Aires.

Víctor dijo...

Gracias por el paseo, Myriam.. :-)

Por lo que veo, en Ciudad de México debe ser todo ENOOOOORME. Me imagino lo cansado que debe ser vivir en esa ciudad.

Las fotos en las que has buscado que apareciese una muestra de cada cultura, están muy bien... yo hubiera intentado hacer exactamente lo mismo, jeje..

Besos

Myriam dijo...

Así es Roberto, aunque en realidad prácticamente al sitio alrededor de cualquier vestigio arqueológico en la ciudad de México podría ponersele de nombre "Calle de las Tres Culturas" o "Parque de las Tres Culturas" porque lo denso de la urbainización es tal que seguramente a un ladito, detrás o encima de alguna edificación prehispánica hay algun edificio más o menos nuevo.

Particularmente este es un sitio con muchísima historia en todas sus etapas, y más recientemente en 1968, días antes de celebrarse las Olimpiadas de México, esta plaza presenció una de las matanzas de estudiantes que más ha llenado de vergüenza a los mexicanos.

¡Saludos!

Myriam dijo...

Así es Victor, la Ciudad de México es enorme aunque en el mapa parecería que no lo es tanto. Difícilmente uno puede conocer todos los rumbos de aquí, pero el servicio de transporte es muy amplio y barato y se puede llegar bien a todos lados.

Y si, con las fotos quería resaltar el atractivo principal de este lugar que es ver el conjunto de edificios de diferentes épocas.

¡Saludos amiguis!

Nautilus dijo...

¡ Hey ! Que todavía falta que comente yo. Siempre retorno de las cenizas, como el ave fénix. Y aquí me tienes de nuevo. Me fascinaron las fotos de las ruinas tlatelolcas; todo me recordó a un cuento de Jorge Luis Borges, "La Escritura del Dios". Que en america latina hay culturas mixtas se puede ver en todas tus fotos. En argentina tambien existen diversidad de culturas, desde los que tienen ascendencia europea por los inmigrantes, como es el caso de mi familia de parte de madre, hasta los pueblos originarios, que están muy olvidados y siempre luchan por sus derechos civiles y su dignidad. Al menos en mi país, mientras ocurra el olvido de nuestras raíces, no podremos decir que existen todas las culturas por igual, y ni siquiera un gobierno como el actual ha demostrado un cambio en ése aspecto. Un cariñoso abrazo desde aquí, mi habitación, perdida entre el sueño y la vigilia.

Levemente dijo...

Gracias por la náhuatlaclaración ;-)

Myriam dijo...

De nada Levecita, cuando quieras platicamos más sobre el tema.

¡Abrazo!

Myriam dijo...

¡Hola Nautilius! siempre un gusto leerte.

Pues acá aún hay tanto de "raíces" que es imposible dejar de tomarlo en cuenta, acá hay muchos programas para la integración de la cultura autóctona mexicana a la sociedad actual y hay avances importantes en eso, aunque no se negará que los tintes de menosprecio a ella tanto como hace siglos como en nuestos días, son persistentes.

También te envío un abrazo desde mi habitación, mi pequeño mundo donde mi yo sensible y mi yo sensata, se ayudan a autosostenerse en este camino que me tocó seguir.

¡Beso!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...