sábado, 2 de julio de 2011

Estos tiempos modernos

Antes para descubrir una ley universal de la naturaleza o para pasar a la posteridad por escribir tres letras y tres rayitas acomodados estratégicamente así como en el caso de v=d/t y además que se las creyeran a uno, no había que cursar de 12 años de eduación básica, otros 3 de educación superior, y quizá otros 6 de educación más superior que la anterior que ya era superior de por si.

El algún momento alguien con una bola y un trozo de madera colocado a modo de rampa demostró que la distancia recorrida por un móvil en caída libre es directamente proporcional al cuadrado del tiempo que tarda en rocorrerla. Su único material de laboratorio fue ese y quizá para ese entonces sus aparatos de medición eran su pulso a modo de reloj y una cintita roja cuyo tamaño tomó como unidad de longitud.


Más extremo es el caso de sus más antiguos predecesores griegos los cuales para determinar el funcionamiento de la naturaleza, lo único que requerían era encontrar una banca cómoda para recostarse, poner la vista en el infinito y pensar y pensar, al fin que ahí en la mente se creaban las únicas cosas que valían la pena. El origen del mundo, los fenómenos meteorológicos, los hombres, los dioses y todo lo demás formaba parte de un universo unificado en el que las cosas se ubicaban en un orden armónico y que este orden, este cosmos, podía ser comprendido únicamente con la inteligencia humana simplemente observando los fenómenos cotidianos. Entonces al final sólo pensando los hombres podían comprender el origen y el orden de todo lo que nos rodea. Nada de ensuciarse las manos inclinando tablas ni recogiendo pelotas, nada de eso.


Pero el tiempo va pasando y sucede como en todo en la vida, que el que llega al último le toca lo que va sobrando y generalmente lo que queda no es lo más apetecible o cómodo que uno quisiera. Es como en el cine, si llegas tarde te tocan los asientos pegados a la pared o hasta el frente bajo el riesgo de que salgas de ahí con tortícolis.

Pero a pesar de los años resulta que para descubrir algún fenómeno de la naturaleza uno no puede dejar de filosofar. La ciencia llamada "de frontera" no puede desligarse de ese acto de imaginar, conjeturar, modelar y al final, aventurarse con una idea, incluso podría considerarse que la física de Newton que es uno de los mayores científicos de la historia, era considerada una filosofía de la naturaleza expresada en un difícil lenguaje matemático así como lo muestra su gran obra el Principia:


Y la relación con la filosofía aún no desaparece pues aún a los graduados de un doctorado en ciencia se les adjudica el título de Ph. D. o "philosophiae doctor", "doctor philosophiae" o como dirían en mi tierra "doctor en filosofía" siguendo con esa antigua tradición de considerar a la ciencia como una construcción filosófica de la idea que se tiene de la naturaleza.


Ahora bien, aunque el científico después de muchos años conjeture alguna idea sobre la naturaleza de un cierto fenómeno, solamente Dios sabrá si logró conocer la realidad o no, pero si está respaldada por fundamentos bien justificados quizá no haya acertado en la verdad pura del fenómeno, pero por lo menos si la estará abrazando ahora más estrechamente de lo que estaba antes. Si el fenómeno en cuestión fuera un ente y tuviera conciencia, se sentiría cada vez más acechado y perturbado en su intimidad por el investigador, pero aún así se reiría de él pues en realidad podría pasar muchísimo tiempo más como para que descubran su verdadera naturaleza por completo.


Pero de esto se trata la investigación, de acercarse al fenómeno como lo hacen los toreros a los toros, quizá con reservas y algo de respeto, pero con mucho de ganas y valentía esperando ver si sale uno de ahí victorioso o con un cuerno retorcido atravesado por donde más duele.

Entonces ahí es donde yo me cuestiono que será más difícil, investigar esto que está tan, pero tan lejos:


O esto que está tan, pero tan cerca pero que no permite que nadie se acerque más allá de lo debido:


Y como el que llegó tarde al cine, ahora a los que queremos "descubrir algo" nos toca agrarrar una de las ramas de una de las ramificaciones de una de esas áreas que se desprendió de una ciencia básica que tiene aplicación tecnológica, rentabilidad económica y es ambientalmente amigable según la legislación de la región del país en donde realizamos la investigación, o sea, casi nada difícil ¡uff! y el pulso ahora nadamás uno se lo tienta para saber que tan presionado anda para entregar un reporte o alguna presentación que haga saber a los demás que SI estamos avanzando y que SI estamos "descubriendo algo importante".

Quizá los lectores y amigos que leen estas líneas ahora se den una idea de que la autora de este blog está pasando por una época de ausencias debido al trabajo pesado y ¿por qué no decirlo? de ardua reflexión filosófica para saber finalmente quién soy, a dónde voy, para qué estoy en este mundo y de paso ¿cuál es "la #$%@& verdad" de los materiales que estoy fabricando? claro, aunque cada vez los conozco mucho más no dudo que todavía y a mis espaldas se rían de mi. Pero la contienda aún no termina y aún tengo, espero, mucho tiempo por delante para seguir torturándolos diplomáticamente para sacarles la información que necesito.


Por el momento me quedo con la urgencia de reportar y con las ganas de seguir reflexionando sobre el tema, pero el tiempo apremia y hay que entregar resultados. Claro, uno no es de palo y a veces, sobre todo cuando no se tiene nadie al rededor, es imprescindible externar las inquietudes pues a veces pensando en voz alta uno mismo encuentra soluciones a los problemas que a veces se antojan muy complicados.

Un saludo a todos.

13 comentarios:

Levemente dijo...

Recuerda, querida amigüi, que los grandes matemáticos, físicos, astrónomos... de la historia(Aristóteles, Platón, Arquímedes...) también fueron filósofos.

Y ya que comienzas tu escrito mencionando la educación básica y la superior... en México, ¿han mejorado, o empeorado (como ha sucedido en España) a lo largo del tiempo? Se ve que no dan con la tecla en las políticas de educación en este país.

Gamar dijo...

Es así de simple. Cuando no entendemos como funciona algo, no nos esforzamos en descubrirlo, sino que inventamos alguna divinidad para que sea responsable.
¿No les enseñan eso en la universidad?
La humanidad no tiene remedio.

Myriam dijo...

Así es Leve, al final uno siempre termina filosofando, especulando e imaginando que podría ser que está sucediendo, claro, hay que hablar con evidencia en la mano pero eso es lo emocionante de hacer investigación, aventurarse a decir algo que nadie más antes ha dicho sobre un tema que puede ser que sólo en su casa sepan de que rayos trata, pero de esa manera se ponen pequeños ladrillos para la gran edificación final que es la de conformar un conocimiento de algo importante y que puede servir.

Te cuento, acá en general la educación pública universitaria es buena, la que deja mucho que desear es la primaria y secundaria, sobre todo es por la cuestión de los sindicalismos y las malas pagas, pero a nivel superior existen excelentes univeridades aunque más bien se debe decir que hay excelentes profesores. El problema es la fuga de cerebros, pasa como en el futbol que los mejores elementos se van al extranjero donde son bien aprovechados y bien pagados.

Esa es la situación Leve-amiguis. Te mando un beso y un abrazo :)

Myriam dijo...

Pues no precisamente aunque si me tocó conocer a un profe que le brindaban un espacio en la universidad para proponer sus teorías sobre Dios y la Física, claro, estamos hablando de una universidad de provincia.

Y no, la humanidad no tiene remedio, a veces vemos que las cosas no son como nos las han contado y nos empeñamos en seguir creyendo en que si. Lo bueno es cuando te liberas de todo eso y ves que después de todo no pasa nada ni te cae un rayo encima si no le adjudicas todas las explicaciones posibles a un ser divino.

Saludos y un beso.

Nautilus dijo...

Fue Galileo Galilei. El primer científico, es decir, la primera persona en combinar pensamiento abstracto con experimentación en modo sistemático fue Galileo Galilei. El tipo de pensamiento que encarnó Galileo fue el de una clase emergente desde el siglo XI-XII, llamada burguesía, cuyo afán mercantil -centralizado en las ciudades y en el librepensamiento racional, calculable, mensurable- causó la caída del feudalismo -el tipo de organización sociopolítica de la edad media, donde un señor disponía de gente que trabajaba sus tierras y él, a cambio, los protegía-. Arquímedes también usó el método experimental, aunque no escribió sus modus operandi ni tuvo -por muchas razones- las repercusiones que trajeron trabajos como Il Saggiatore, o Diálogos sobre los máximos sistemas del mundo. Galileo descubrió la ley de caída de los proyectiles, el principio de inercia -que después Newton retomaría y sistematizaría en los monumentales Principios Matemáticos de la Filosofía Natural-, y argumentó en favor del heliocentrismo. Como precursores de Galileo yo citaría a Arquímedes, a las reglas de Merton y a Leonardo da Vinci, que intuyó el principio de inercia. Sumado a su contexto y teniendo una educación matemática óptima, el camino al "descubrimiento" parecería ser algo muy probable. De pronto el Universo se hizo enorme, y las criaturas humanas se tornaron pequeñas. Galileo usó sus anteojos -telescopio- y encontró muchas más estrellas de las que puede percibir el ojo humano a simple vista. Eso desató una feroz polémica: ‎"Hubieras reído estrepitosamente si hubieres oído las cosas que el primer filósofo de la facultad de Pisa dijo en mi contra, delante del gran Duque, y de cómo se esforzaba con ayuda de la lógica y de conjuros mágicos, en discutir la existencia de las nuevas estrellas"(Carta a Johannes Kepler, bajo la pluma de Galileo Galilei). Los profesores de física suelen repetirnos -a mi, al menos- que la ciencia es experimental, que -como escribe Richard Feynman en sus Lecturas de Física- se desliga de la filosofía por "ajustarse" a los "hechos". Galileo mismo insiste en sus textos de "hechos irreductibles". Pero si uno presta atención, eso no es totalmente cierto. Por ejemplo, consideremos el principio de inercia. Este es contrario a nuestro sentido común, más aristotélico, pues nos sorprende saber que sin fricción una cosa se seguirá moviéndose como se mueve, en línea recta y a la misma velocidad. Aristóteles se equivocó, dijo Galileo, y pasó a demostrar su proposición de que la razón del frenado y la posterior detención del objeto se debían atribuir a la acción del rozamiento. ¿Pero donde están las superficies "infinitamente lisas" de Galileo? No son observables, ciertamente. Porque lo que "observamos" guarda una conexión sustancial con lo que "proponemos", y sólo contrastando muchas experiencias encontramos el "recorrido". Galileo también escribió un tratado donde intentaba calcular el tamaño del infierno que describe Dante Alighieri en La Divina Comedia. También hay que justipreciar que dibujaba muy bien -esto puede verse en sus dibujos de la luna- y además su prosa es una huella indeleble del barroco italiano. Galileo, qué enorme figura. Un abrazo.

Roberto dijo...

Myriam, excelente tu reflexión sobre la ciencia y sus métodos y propósitos.

Verdaderamente muy bueno tu párrafo.

Besos desde Buenos Aires.

Víctor dijo...

Quiénes somos, a dónde vamos, y para qué estamos en este mundo, son circunstancias variables. Lo único inmutable es "la #$%@& verdad" de los materiales que estás fabricando. :-)

Víctor dijo...

Y recuerda que si das con un elemento nuevo de la tabla periódica, deberás llamarlo Myriamdonio

Myriam dijo...

Nautilus, es excelente y aporta mucho el complemento que le has hecho a mi entrada aunque a decir verdad ante tanto dato interesante más bien la que parece que complementó soy yo.

Si, me refería a Galileo al cual yo lo tengo como el indicador de la primera aplicación formal del método científico a la investigación. Durante los primeros años de lalicenciatura reprodujimos un par de sus experimentos incluyendo ese del plano inclinado y es increible que sistemas experimentales tan simples puedan arrojar datos tan increiblemente parecidos a lo que citan los libros, comprobar eso por mano propia no deja de ser sorprendente.

Y si, esto de sacarle información al polvo y a los bloques de cerámico podría oírse de lo más aburrido pero no, creeme que yo a veces ya los considero como seres que están ahí nadamás mirándome y sonriendo viendo que gracias hago para exprimirles la información. Todo esto que escribí es como un boceto de como percibo a la investigación, es exactamente como un toro, te le acercas y te cornea, pero luego ya te vas acercando más sin miedo hasta que consiges treparte en su lomo y arrancarle algunos pelitos, pero nadamás, está bien difícil pensar que uno ya lo dominó.

Bueno, pues nuevamente gracias por tu aprotación. Un abrazo fuerte amigo!

Myriam dijo...

¡Gracias Roberto! escribir de ciencia entre tanto científico siempre es un reto pero lo que trato de hacer es una especie de caricatura de las cosas que experimento al hacer mi trabajo, no me gustan mucho las entradas formales pues para formalidad ya con lo que a veces me solicitan aquí es suficiente, además a mi me resulta más divertido abordar los temas así.

Te mando muchos besos querido Roberto.

Myriam dijo...

¡Jajajaja! Víctor, me sacaste la primera carcajada del día y mira que ya estaban dando las 5 de la tarde y no me había salido ninguna.

Y tienes razón, que me importa si voy o vengo, si hago bien o hago mal en esta vida, nada de eso importa comparado con sacrles "la #$%&$ verdad" de mis materiales, avanzo poco a poco y espero en un futuro no muy lejano (que no pase de diciembre de preferencia) poder ya publicar la "bigrafía no autorizada" de mis materiales y con eso obtener el bendito título con el que le retribuiré a la sociedad mexicana su apoyo y patrocinio para que yo haya estudiado todo este tiempo.

En fin, que la presión me está haciendo ya verles ojos y boca de gomita a mis cerámicos y ya hasta creo que platico con ellos... yo creo que me hacen falta unas vacaciones.

¡Besitos, besitos amigo!

Moan Crisp dijo...

miauuu excelente reflexion.
yo tambien estoy con algo sobre este tema, te lo paso cuando lo tenga y me das tu opinion.
edgar.

Myriam dijo...

Muy bien, me encantará leer eso Edgar, estaré pendiente por tu tejado para ver cuando lo publicas. Beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...