miércoles, 14 de septiembre de 2011

¿¿¿Para mi???


Llegué a la casa y un aroma de flores me recibió.

Como siempre llegué, dejé la mochila en cualquier lugar y fui a saludar a mis papás. El clásico díálogo de ¿cómo te fue?, "Bien, todo bien" y no sé que más les dije hasta que caí en la cuenta otra vez en el olor de las flores y ví que había un gran ramo sobre la mesa.

Yo: ¿Y esas flores?
Mamá: (Volteando hacia mi) Te las trajeron a ti
Yo: (Con cara de extrañeza extrema) ¿¿¿A miii???
Mamá: Si
Yo: ¿¿De quieeén?? (con mi cara extrañándose más)
Mamá: De un muchacho
Yo: ¿¿A miiií?? (mi cara no podía deformarse más para denotar más extrañeza)
Mamá: Si
Yo: ¿¿¿A MIIIÍ??? (señalándome a mi misma para enfatizar)
Mamá: ¡Siií!
Yo: (Mientras caminaba hacia el ramo) ¿¿¿¿A MMMIIIÍ????
Mamá: ¡¡Que siiií!! mira, ahí dice.

Y bueno, me acerqué y leí.

¡Ahhh! eran de mi amiga de toda la vida por motivo de mi cumpleaños (aunque fue hace casi dos meses).

Y mi mamá me jugó una "bromita".

Bueno, le ha de haber dado curiosidad ver mi reacción ante una situación tan inusual como esa y seguro no quería morir sin antes saber como se vería la cara de su hija si le galantearan y le enviaran flores. No la culpo.

¡Y yo que estaba a tres segundos de creérmela!.

Pero no, yo ya sé que esas cosas no pasan.

Corrección: esas cosas no me pasan a MI.

Pero por tres segundos me la creí. Me imaginé que los príncipes azules dejan flores en la puerta de las casas para iniciar una historia de admiradores anónimos como en los cuentos.

Pero no, los príncipes no van a dejar flores a las puertas de las casas.

Por lo menos no a la puerta de MI casa.

Yo ya sé que si eso pasa, no me pasa a MI.

¡Bueeeno! mejor le busqué un buen vaso para colocarlas con agua y mirarlas.

No cabe duda que mi amiga tiene buen gusto pues de que son bonitas, son bonitas :D.

¡Saludos!

5 comentarios:

Levemente dijo...

Lo que no ha pasado hasta ahora, puede ocurrir en cualquier momento; cuando menos se espera o incluso cuando ya dejó de esperarse. Entretanto... lo verdaderamente importante, creo yo, es recibir la flor... más allá de qué mano proceda.

Estás reteguapa en la nueva fotografía que has colocado en la derecha (o que yo me acabo de dar cuenta). ¡Sí, sí... lo estás!

Myriam dijo...

Pues si Levecita, al final de todos modos me contenté con la flor y las coloqué de muy buena gana en el vaso con agua.

Pues si un día pasa se los contaré aquí, de momento no, las únicas flores que atraviesan mi puerta son las que compramos en el mercado... y estas jejeje.

Y lo de la foto jaja, pues ¡bueno! la lucha se le hace jajajaja.

Abrazote amiguis :D

angel lago villar dijo...

ja,ja,ja..¡¡Qué bueno tus papis!! ¡¡Así ha salido una hija tan maja como tu!!

Ya no hay príncipes azules...lo único azul que queda son los PITUFOS :-D

Un abrazote

Víctor dijo...

Buaaaaaaa, mis amigos no me regalan flores... quizás a otros les pase, pero no A MI.

:-)

Besossss

PD. Leve tiene razón en eso que dice, y me refiero a sus dos párrafos.

Roberto dijo...

Bueno, Myriam... tus amigos no te mandarán flores pero creo que te quieren mucho... ¿no?

Besos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...