sábado, 16 de junio de 2012

Angelada

Hay canciones que nos remontan a otros tiempos y esta que les comparto es una de ellas. En ese tiempo cuando la escuchaba me encontraba en la antesala de lo que sería una nueva etapa en mi vida, creo que la mejor, con muchas experiencias y muchas aventuras, con mucho trabajo, sacrificio y satisfacciones.

Casualmente esta semana y estos últimos tiempos han estado muy llenas de ángeles de todo tipo lo cual me resulta novedoso y muy emotivo. Siento como que algo está pasando en el aire que me hace voltear los ojos hacia ese tema. Luego recordé esta canción que siempre me pareció hermosa y que algo mueve dentro de mi cada que la escucho, como si tuviera una llave que me abre algo internamente y me permite sentir de manera muy intensa.

Eran tiempos de inocencia, donde apenas comenzaba a "sentir", donde la ilusión era todavía mucho más grande que la que tengo hoy aunque de hecho hoy todavía es muy grande... pero antes era infinita, de esas que movían montañas. Hoy sé que a veces aunque se quiera no se pueden mover montañas si no es con la ayuda de alguien más, pero si la otra persona no quiere pues no se moverá nada, todo quedará igual. Ese es uno de los aprendizajes que me quedan después de todo este tiempo, ¿que serán? ¿unos 15 años? algo así más o menos.

Veo con respeto y agradecimiento todo este periodo, me embarqué en una de las mejores historias que pude haber vivido, fui afortunada porque toda esa ilusión me llevó lejos, muy lejos y no lo digo por la distancia. Lo mejor es que afortunadamente pude volver de ahí como si nada. Ni una sola tragedia, nada que lamentar, nada que no deseara, nada que reprochar, quizá solamente sacudiéndome un poco la ropa para sacarme el polvillo que se me pegó en el camino pero nada que con una buena lavada no se pueda arreglar.

¿Cuál será o cuál está siendo la próxima canción emblemática? no sé, quizá la estoy viviendo y no me puedo dar cuenta, ya lo sabré en algunos años más cuando mire para atrás y sienta cual es la llave que me abre a las vivencias de otra nueva etapa.

Hoy sólo quiero compartirles que tengo la fuerte sensación de como que "ya llegué", que "ya pasó", que "lo logré", que "regresé con bien", que "misión cumplida", que "a lo que sigue", etc. Claro, eso sólo lo sé yo y ahora ustedes.

Los quiero porque son mis amigos, agradezco a los que han tenido paciencia y su cariño ha sido infinito. Agradezco a los que han respetado mis tiempos, mis creencias y mis opiniones. Reconoceré siempre que su compañía ha sido fundamental para alimentar mi ánimo en numerosos momentos. Aprecio mucho todas buenas influencias que he recibido de ustedes y la compañía que me han brindado. Hay detalles que han tenido conmigo que sólo son de hermanos y como tales sepan que los quiero.

Todo está bien, todo está bien. A final de cuentas estoy feliz. ¿Ha valido la pena? si, si ha valido la pena, ¿lo volvería a hacer? si lo volvería a hacer.

Esta es sólo una pausa para agradecer a toda la gente que se ha cruzado en mi camino en todo este tiempo, todas han dejado algo en mi que me ha ayudado a evolucionar. Los reproches no están en mi lista de cosas pendientes, tampoco el resentimiento, todas esas cosas las dejo atrás. Hoy soy felíz, me invade la nostalgia pero "el hueco" ha desaparecido. Siempre tuvieron razón, tenía todo para ser feliz y apenas es que me estoy dando cuenta, pero todo es parte de un proceso, todo viene a su tempo y se necesita de mucha ayuda para descubrirlo.

Bien, sigo personalmente con mi reflexión pero les dejo mi cariño a todos y cada uno de ustedes.

Esta es la canción que motivó esta entrada y la dejo aquí como una ofrenda y reconocimiento a la linda vida que se me ha regalado en este tiempo. Como si con ello pudiera tomar mi pase de entrada a una nueva etapa donde ya puedo relajarme y decir con mucha paz... ya todo lo difícil pasó.


4 comentarios:

Víctor dijo...

Nuestra pequeña Myriam se nos hace mayor.. :-)

angel lago villar dijo...

¡Qué bonito es leer esto!

Coincido con Víctor en que es una señal de madurez, de que solo importa las cosas importantes.

A veces, podemos volver a equivocarnos pero nunca nos pueden reprochar que no lo hemos intentado.

Y el pasado solo debemos recordar lo que nos hace bien, lo que nos ayuda.
Y dar gracias a lo malo que nos ha enseñado como experiencia para vivir mejor el presente.

Con todo esto te imagino un futuro estupendo porque eres una persona increíble.

Un abrazo muy fuerte.

Myriam dijo...

¡Jajaja! Víctor, me hiciste sentir como si recién hubiera empezado con los signos de la pubertad jajajaja.

Beso.

Myriam dijo...

Gracias querido Ángel, aunque te diré, el futuro el día de hoy no lo veo ni claro ni borroso, simplemente no lo veo y eso es raro porque generalmente suelo tener más o menos una idea de lo que creo que vendrá, pero este no es el caso. Sin embargo estoy optimista y segura que lo que vendrá será bueno y me hará feliz.

Un beso amigo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...