lunes, 4 de junio de 2012

"Yo soy 132" desde mi punto de vista (I)...

«Panem et circenses...»

De un tiempo a la fecha, más concretamente desde que inció la época fuerte de las campañas electorales para presidente de este país, se ha dejado venir una ola asfixiante de publicidad política por todos los medios habidos y por haber para convencernos de que uno de ellos es el candidato que todo México esperaba y que todos los demás son cuentos baratos. Y cuando digo que se están valiendo de todos los medios habidos y por haber no digo mentiras:

 
Quiero contarles resumidamente la historia política que estamos viviendo hoy en día por estas tierras procurando mantenerme en una postura apartidista y puntualizando en orden cronológico los hechos más relevantes de todo este relajo, claro, desde el punto de vista de una ciudadana normal como yo.

Es un tema que cada día nos tiene a la espera de un nuevo y emocionante capítulo así como cuando uno vió en la tele noche a noche esas finas telenovelas de "María la del barrio" o "Destilando amor" que nos dejaban a todos antes de dormir pensando un rato en que sucedería en el programa del día siguente.

Bien, todo se remonta a unos meses atrás cuando la contienda electoral empezó discretamente con el destape (alguno de ellos anticipado) de los 4 candidatos a la presidencia: Don Enrique, Doña Josefina, Don Andresmanuel (y lo escribo así porque ya todo mundo lo fusiona así al hablar) y Don Gabriel. Y los menciono así anteponiendo su título "nobiliario" porque me copié el estilo de como los llaman en ciertas publicaciones. He aquí una imagen para que los conozcan:



Agilicemos el cuento. Todo iba relativamente bien y en evidente obviedad de quien era el candidato, quizá no de las mayorías ni el de mejor reputación pero si el de más influencia en los altos bandos, mejor equipo promotor, mayores recursos y toda una parafernalia mejor armada, todos los sexenios era lo mismo con su partido, ante tal poder dificilmente se puede ir en contra en cualquier nivel que uno se encuentre. Protestillas por aquí, algún chistorete de mal gusto por allá, alguna caricatura proponiendo una postura opuesta más allá, pero todo en relativa calma.

Uno de los candidatos, ese el más influyente del que les hablaba, incluso se casó hace un tiempo con la actriz telenovlelera de moda y ¡bufff! sus bonos subieron como la espuma dentro de ciertos sectores de la sociedad. Ostentación de riqueza, fama, prosperidad, sonrisas perfectas y una campaña muy bien armada:



Ok. El pueblo de México, siento decirlo porque yo soy de esos, mientras no falte lo indispensable y no se metan con uno más de lo debido, podemos aguantar la inequidad hasta grados insospechados, sacrificando vida, saludad, bienestar, felicidad, calidad de vida ¿por qué? pues porque más vale malo conocido que bueno por conocer, porque ¿para qué esforzarse si nada va a cambiar? porque si todas las veces es lo mismo ¿qué podría ser distinto ahora?.

Una parte importante de la población de este país vive (¿vivimos?) así, viendo pasar las cosas que otros si pueden hacer porque no tenemos bien puesta la valía ni la conciencia de que nuesto potencial da para mucho más que eso. La tele históricamente ha sido y sigue siendo un gran instrumento de control para todo este pueblo mexicano del cual formo parte:



Bien pues una mañana, una mañana lindaaa (así como dice la canción en video que les pondré al final de la entrada) resulta que Don Enrique durante su participación en la Feria Internacional del Libro fue incapaz de nombrar los libros que han dejado huella en su vida, y confundió nombres de autores y obras. Un verdadero "oso" como diríamos aquí, enfrente de periodistas y la clase intelectual del país, verdaderamente penoso.



Está de más decirles que a partir de ese momento a los mexicanos, que no nos gusta la fiesta, el relajo y la broma exacerbada nooo, se nos dió un excelente pretexto para echarle montón y las bromas y burlas desde ese momento no pararon de lloverle. ¿Cómooo? ¿el super-candidato tuvo en resablón vergonzoso enfrente de todo mundo? si, así fue, aunque eso en realidad no era lo peor, lo peor estaba por venir. He aquí algunas burlas que la gente le empezó a decir usando el diseño amarillo y morado característico de una una de las librerías más importantes de este país

 

Sucede que hubo un factor clave que, por ejemplo, hace seis años en la otra elección presidencial no existía y que, yo creo, por lo mismo de su reciente aparición, todo el equipo promotor de esa mega-campaña política no considero y que fue la mecha que encendío toda un espectáculo pirotécnico de dimensiones de carnaval chino: las redes sociales.

Se necesitaba un pretexto y las redes sociales fueron una mecha rociada con gasolina. Yo creo que más insultos y burlas en un sólo día nadie ha recibo como él, y bueno, pues resulta que su hija adolescente no acostumbrada a recodearse en esos ambientes tan duros y pantanosos no aguantó la presión, digamos que "se quebró" pero de un modo que dejó al descubierto la cruda verdad del espíritu real de toda esa clase política que nos gobierna y nos ha gobernado por décadas

A la niña se le hizo fácil mandarnos un saludito a la 1 de la mañana... y cuando saliera el sol ya nada volvería a ser igual:



O lo que es lo mismo nos "pendejeó" a todos y puso bien en claro como es que "ellos" nos ven a todos los demás... ¿qué más se puede decir? por respeto a la niña mejor yo me guardo mis opiniones. Obvio, desde ese día las cosas nunca más volvieron a estar igual. Imagenes como esta empezaron a salir a borbotones en la red:


Y bueno, de ahí a la fecha a este candidato se le ha pusto la situación color de hormiga. Es decir, era un edificio monumental su parafernalia política pero le quitaron un tabique vital en la base, entre otras cosas, con este "pequeño" error de su hija y ha sido bueno porque fue como que el pueblo de México despertó y se dió cuenta de que si podía reaccionar y exigir lo que por muchos años se le ha negado: justicia.

Por otra parte la estamos pasando mal porque la contienda política se está poniendo tan agresiva que es deveras enfermiza la cantidad de bombardeo político que recibimos todos los días ¡ya! nos tienen hasta la coronilla de spots, anuncios y pancartas con sus caras y sus voces todo el santo día, algunos periodicos y periodistas comprados, mentiras, demagogia... un caos.

...Pero ya mejor les dejo para mañana la segunda parte de mi relato, a mi me apasiona el tema pero tampoco la idea es cansarlos.

Un abrazo y un beso de las buenas noches para todos desde este México ahogado de propaganda política.

7 comentarios:

Gamar dijo...

Acá se les dice Don a los viejos.
O sea, que en poco me dirán Don Gabriel también.
Yo tengo tan mala imagen de todo ser político partidario, que no solo que esto no me extraña, sino que hasta parece infantil al lado de las cosas que sabemos de nuestros políticos.
Sabemos que roban y los votan en una elección. Pero también los vuelven a votar en las odiosas reelecciones.
De no creer.
Así es como somos por estos lares, mientras no nos toque directamente a nosotros se los deja hacer, pero ojo que no es tan distinto en Europa.
Saludos desde muy lejos.

Myriam dijo...

Acá oficialmente no hay reelecciones aunque todos sabemos que entre ellos mismos se van cediendo el poder y a final de cuentas los que manejan los hilos del país son los mismos.

Dicen que el poder corrompe ya sea voluntariamente o a la fuerza pero al final no creo que haya blancas palomitas en los sitios más influyentes del gobierono.

En fin, que por eso creo que todo es un circo y todos nos hacemos tontos a nosotros mismos haciéndonos creer que se cumplen las leyes y la democracia siendo que a unos cuantos, la clase política, esas cosas les tienen sin cuidado.

Más tarde continuo con mi historia, ahora ando en media jornada laboral (porque pertenezco a la prole jeje) pero más tarde escribo un poco más.

Un beso hasta allá Gabriel, el Don se lo quitamos porque usté está aún muy joven.

Víctor dijo...

Myriam, gracias por subir esta entrada tan interesante.. :-)

Había leído en el periódico esto del movimiento "yo soy 132", y me interesaba mucho conocer tu opinión, ¡que de ti me puedo fiar! Aunque para eso veo que tendré que esperar al segundo capítulo..

Lo que cuentas en este primer capítulo me suena terriblemente familiar, jeje, salvo por la cuestión de la familia de los candidatos, que aquí suele pasar bastante desapercibida (al menos, hasta ahora)

En fin.. aquí estamos metidos en un buen jaleo por culpa, en gran parte, de nuestros políticos.. no tengo ni ganas de hablar de ellos. Lo grave del asunto es que no han venido de Marte, ni nadie nos los ha impuesto, sino que desde hace muchos años los elegimos libremente. ¡No tenemos disculpa posible!

Besos

Myriam dijo...

Pues a nosotros si nos imponen a los candidatos por los que debemos votar y los pocos valientes que se lanzan como independientes pasan completamente desapercibidos.

Bien, pues continuo con el relato, la verdad es que no lo quiero hacer muy pesado pero es que quería platicarles los antecedentes más escandalosos de toda este fenómeno social :)

¡Saludos!

Víctor dijo...

No me he explicado bien. Aquí los cantidatos también nos vienen "impuestos" por los partidos políticos. Nadie puede presentarse con intención de ganar si no es con el apoyo de un partido, salvo en pueblos pequeños. Me refería a que nadie nos obliga a votar a esos candidatos impuestos. Podemos no votar, votar en blanco, o meter en la urna una rodaja de chorizo. Pero en la medida en que votamos a los candidatos impuestos, somos responsables de que salgan elegidos, claro.

angel lago villar dijo...

Pues que decirte que ya no se haya dicho. Si es que el mundo está hecho así y ya solo queda indignarse y poco más. A ver si pronto podemos vivir en Marte y nos vamos solo la gente "maja" como nosotros :-)

Myriam dijo...

Víctor: me encantó eso de meter la rodaja de chorizo jajaja, ya me imagino que cuando saquen todas las boletas van a salir todas transparentes de la grasa jeje.

Ángel: mejor que los que no sean majos se vayan a Marte y que nos dejen aquí a todos los demás :)

¡Saludos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...