miércoles, 22 de agosto de 2012

Corriendo en la montaña


El domingo pasado participé en una de las carreras más esperadas por mi en este año y eso es debido a que se lleva a cabo afuera de la ciudad en una zona montañosa con un clima bien diferente al de la Cd. de México y además porque es a campo traviesa, es decir, entre toda la naturaleza en su forma más pura posible pasando por piedras, lodo, charcos, subidas y bajadas muchas veces resbalosas.

El año pasado asistí pero este año la diferencia fue que mi hermano también se animó a participar y nuevamente inscribí a mi sobrina a las carreras infantiles lo cual le dio un plus muy especial ya que fue una carrera muy familiar y muy solidaria porque todos aguantamos el frío y la lluviecita que a ratos se dejaba venir.

Yo tengo cuenta en facebook y ya puse ahí las fotos, la ventaja de allá es que es mucho más fácil subir fotos y poner texto y ya, y acá he notado que el blogger requiere de más paciencia porque hay que editar bien texto y fotos para que no quede desacomodado y como me ha escaseado el tiempo libre últimamente es por eso que ando retrasada con entradas en el blog, pero en vista de que no todos mis amigos se han feisbucseado aún, pues pongo acá las fotos más algunas extra que la verdad me han gustado mucho.

Primero el aspecto del lugar al llegar, las carpas para el guardarropa, abastecimiento y servicios médicos. Al fondo los cerritos con neblina se veían impresionantes, deveras que no hay nada mejor que el contacto con la naturaleza:



En estos eventos no hay tantos participantes, bueno, yo le echaría que fuimos unos 1,500 lo cual no es nada despreciable, pero es que ha habido carreras de 10,000 gentes y pues si contrasta con esta porque es más "discreta", claro, no todo mundo se echa el paquete de manejar fuera de la ciudad a tempranas horas para irse a dar una buena enfriada allá en el cerro, sólo los más locos jeje. Como a las 8:40 am los corredores nos empezamos a poner sobre la línea de salida:


Unas tomas ya a unos minutos de salir, la emoción estaba a todo, pero ¡ups! yo andaba con problemas estomacales y eso me hacía dudar un poquito, además el tener a mi hermano ahí al lado también era un factor de distracción y como que no me concentré como en otros tiempos al salir, en fin, que no siempre se tienen las condiciones adecuadas pero aún así había que hacer una buena carrera:





Yo seguía admirando el verdor de los cerros con la neblina encima, eso me impresiona mucho. Como que yo creo que ya me hace falta salir de la ciudad más seguido:


¡Y vámonos! cuando me di cuenta ya estaba corriendo y empezando 3 km de pura subida ¡uff! estuvo severa la pendiente pero feliz de estar ahí y verme rodeada de otros corredores que, como yo, lo único que queríamos era divertirnos y vencer ese reto que nos habíamos impuesto a nosotros mismos:



Aquí les dejo unos segundos de video que grabé ya cuando estábamos en el recorrido. Ahora que lo veo me hago una profunda pregunta: ¿qué es lo que hace que cientos de personas, hombres y mujeres "de bien" estemos a esas horas ahí, con ese frío, ensuciando de lodo zapatos que algunas veces cuestan bastante, a expensas de darnos una buena resbalada y otros más etcéteras que se podrían mencionar? no lo sé, mi opinión es que eso de alguna manera nos hace sentir vivos de una manera que no sentimos cotidianamente:



Y al poner este video encontré este otro de la misma carrera pero la que se hizo el año pasado y en la cual también participé. Lo veo y no lo creo, el clima estuvo aún peor y la gente feliz. Al final del video se ven los niños en las carreras infantiles con los pelos pegados a la cara por la lluvia ¡y felices! ¿por qué? aún no entiendo:



Pero regreso al tema, la carrera complicada y más porque me estrené en los 12 km que es una distancia que nunca había hecho ya en competencia. La verdad es que estoy ¡feliz! ya pasaron 2 días y a pesar de que sigo sin terminar de reponerme del todo estoy feliz.

En estas fotos yo llegando a la meta, que bien se siente eso caray:


Luego ya fui por mi Gatorade, mi plátano y la medalla, yo iba con el alma de fuera pero no sé si ya lo dije pero estaba ¡feliz!:


Luego cual Cenicienta, me pidieron mi zapatilla para quitarme delicadamente con una navaja el chip que registró mis tiempos:


¡Y bueno! aquí les presento a mi hermano, el hizo la de 6 km y cuando llegué el ya se había cambiado así que no nos tomamos la foto uniformados, pero ya que alguien más de la familia se integre a las carreras es para mi un gustazo tremendo:


Terminando la carrera tomé unas imagenes del ambiente, naturaleza, animalitos, vendedores de cosas deportivas, etc. Una verdadera fiesta:


¡Y bueno! la más pequeña de la familia ya lista y feliz para participar en la carrera infantil, aquí Camila posando con su número, que loca niña, más bien, que loca la tía que ya le anda contgiando estas cosas de la corredera jeje:


Ahí esta Camila muy quitada de la pena esperando con otros corredorcitos a que los llamen a tomar sus posiciones:


Ahí estoy yo atrás dandole apoyo moral antes de iniciar. Como pueden ver el papá de al lado hace lo propio:


Y aquí la medalla de Camila al terminar:


Fue una jornada feliz, no me pregunten como amanecí porque decirles que "con un movimiento muscular robotizado" es poco, pero claro que lo volvería a hacer, después de más de un año de andar metida en esto sigo igual o más entusiasta.

No hay mejor forma de terminar esta entrada diciéndoles que estoy feliz, estoy feliz, estoy feliz.

¡¡Besos!!

11 comentarios:

Roberto dijo...

Como vemos, Myriam, a la más bonita de México le ha surgido una importante competidora: ¡su propia sobrina! Igual tienes que quererla mucho y ¡sacarle fotos...!

B E S O S desde Buenos Aires.

angel lago villar dijo...

Yo, que tenía el alma en vilo, me ha emocionado este reto superado y creo que tu sobrinita-discipula va a darnos miles de alegrias.
Un abrazote enorme a ambas...y al hermano ¡¡no nos olvidemos!

Levemente dijo...

¡A tomar por saco el extenso comentario que había escrito!... en el crítico momento de escribir la contraseña que pide, error y a mejor vida. En fin, intentaré reproducirlo...

Decía... que poco a poco vas aumentado la distancia de tus carreras... ¡éxito en el estreno de los 12 km!

Que... qué verde, frondoso y hermoso paisaje... ¡y lodoso!

Que incluso nos brindas el sonido de tu respiración y casi tu latido en esta entrada ;-)

Añadía que escojo, entre todas las imágenes, esas que inevitablemente me vuelven caníbal... ¡ñan-ñan... me la camilacomo!

Leveabrazo Myriamcienta :-)

Víctor dijo...

Me quedo con el paisaje y con el ambiente lluvioso.. tenía que oler magníficamente bien por allí arriba (alejándose uno un poco de los corredores, eso sí, jaja).

Vemos que ya le has pegado a Camila con el virus running.. ¡tiene tiempo de prepararse antes de las Olimpiadas de 2032!

(a mi también me tiene frito el editor de blogger.. y las demostraciones de que no soy un robot, ni te cuento.. estoy empezando a pensar que lo soy, visto lo que me cuesta pasar la prueba a veces)

Francisco M. dijo...

Hola Myriam, que tal todo?

Espero que bien.

Este tipo de iniciativas deportivas siempre vienen muy bien, ademas de entre otras cosas, porque el deporte es salud y esta muy bien practicarlo.

Muchas gracias por compartir las fotos con todos nosotros.

Besos,
Francisco M.

Myriam dijo...

Roberto, muchas gracias por los halagos aunque he de pasarte el dato de que la Camila cada vez se está poniendo más tremenda, somos 6 adultos y apenas si podemos con ella. ¡Qué épocas donde los papás controlaban a los hijos con una mirada! ahora que miradas ni que nada, los niños están desatados y no me extrañaría que un día nos hagan rehenes y dominen al mundo.

Pero por lo menos la cosquilla de las carreras ya la trae. Hay niños incluso más grandes que estando en un lugar así no aguantan la presión y lloran y Camila así como otros niños disfrutan la "competencia" y le entran con todo a la corredera, eso a mi me hace muy feliz.

Un abrazo enorme querido Roberto, gracias por tus lindas palabras para mi y mi sobrinita.

Myriam dijo...

¡Gracias Angelito! sabes que serás de los primeros en enterarte de las hazañas runneras que tengamos por acá. Muchas gracias por tu apoyo y por vivir junto conmigo esta cosa tan loca que es la pasión por correr, correr, correr!!

Myriam dijo...

Levecita, ya retiré la verificacion de palabras porque si es una lata, lo que pasa es que me empezaron a mandar mensajes de spam y por eso lo puse pero ya lo quité.

Ya sabes que te reservo las piernitas porque es lo más ñam-ñam que tiene mi sobrinita jeje.

Y bueno, así es, ahí se oye también mi respiración para que quede constancia de que algún día estuve viva en este planeta Tierra.

Un abrazo amiguis. Te mando mi cariño íntegro desde acá.

Myriam dijo...

Así es Víctor, el incremento en la complejidad del blogger hace que le piense más cada vez que quiero poner una entrada pero aún así vendrán muchas otras nuevas cosas en este sitio, nadamás que haya un poco más de tiempo.

Y si Victorcito, el olor de allá era otra cosa, fuera de broma yo creo que hasta me dolió la cabeza de tanto oxígeno pues considero que en la vida cotidiana mi cuerpo requiere de mucho menos para sobrevivir y estando en un lugar así uno absorbe demasiadad dosis de oxigeno puro y el cuerpo se descompensa jaja.

Abrazo y beso para ti amigo!

Myriam dijo...

Todo bien por acá Francisco! así es, el deporte es salud pero es muchas cosas más. Es algo así como dialogar con uno mismo y cada que uno termina de correr se encuentra con la noticia de que se es mejor persona que cuando se inició la carrera.

Un abrazo y mis mejores deseos para ti Francisco!

Francisco M. dijo...

Hola Myrian, si tienes razon es muchas cosas mas, ahi estoy de acuerdo contigo, como casi con todo lo que dices.

Nunca lo habia mirado bajo ese punto de vista de "dialogar con uno mismo", habia escuchado todo tipo de cosas y leido tambien, pero ese punto de vista, no.

Me parece muy interesante, lo tendre en cuenta para proximas actividades.

Igualmente simpatica, a seguir bien :)

Saludos desde Andalucía,
Francisco M.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...