miércoles, 15 de mayo de 2013

Las sobrinas y las yerbas

Siguiendo con la temática de la alimentación, los argentinos, los mexicanos y anexas, recordé algo que me ha dicho reiteradas veces un amigo bonaerense también lector asiduo al blog sobre que los mexicanos comemos muchas "yerbas del camino" a lo cual yo le he contestado cariñosamente que ellos comen todo "lo que corre por su vida en el monte" jejeje, claro, todo dicho en son de broma.

Por ello, hoy se me ocurrió poner unas fotos de mis sobrinitas ya aprendiendo el arte de la "mexicanización gastronómica" desde pequeñas.

En las primeras fotos tenemos a Camila ya aprendiendo a hacer tortillas de maíz mientras les colocaba una hojita de aromático pápalo encima. Hay que checar sus estrictos estándares sanitarios de almacenaje de las yerbas jeje


¡Aummm! entre tortilla y tortilla unos buenos mordidones a las hojas. Las manos todas llenas de masa...


Al final calentamos en un comal las tortillas y nos pudimos hacer unos "mini-taquitos" que no por minis dejaron de llevar todos elementos de rigor de un buen taco (i.e. más yerbas)...


Luego nos fuimos a la Central de Abastos de la ciudad a surtir de frutas y verduras a la familia y mientras esperábamos la baby traía las molestias propias de los primeros dientitos y se le dió una cebollita de cambray para aminorar el dolor...


y siguió, siguió mordisqueando y chupando. Que paladar resistente el de estas niñas jeje.


¡Bueeno! también era un pretexto para poner fotos de las sobris, que tan simpáticas y tremendas que están.

¡Abrazos a todos mis amigos y lectores del blog!


11 comentarios:

Roberto dijo...

Las sobrinas son MUY bonitas como la TÍA.

Saludos desde Buenos Aires.

Levemente dijo...

¡Qué grande está Camila!... de aquí a nada se hace una mujercita. ¡Y qué espabilada la peque!

Y a mí, como de costumbre, más si acompañas con hierbas y tacos, es verlas y... ¡ÑAN-ÑAN-ÑAN!... se me abre el apetito hasta límites incontrolabes :-D

Pd. Jaja... qué risa con eso de "ellos comen todo lo que corre por su vida en el monte".

Víctor dijo...

jeje, sip, Camila ya está muy grande, cómo pasa el tiempo! Ahora en un rato salgo yo para el cumple de mi sobrina Alicia, que hoy hace tres años y también está ya hecha todo un personaje.

Y en cuanto a Regina comiéndose una cebolleta con esa edad... por eso creo que aquí le quitarían la custodia a los padres, y por supuesto a la tía, jajaja

Besos

angel lago villar dijo...

Hola amiga:
Creo que tus sobrinas se van a convertir en un fenómeno en Internet ;)
Despiertan simpatía y ternura por todas partes.

Pregunta ¿Esa cebolla tiene el mismo gusto que la europea? Si es así o más fuerte ya comprendo como les gusta los alimentos picantes: ¡¡Desde pequeñitos os enseñan!! :D

Un abrazo,

Martin dijo...

Que bestias!!!!
Como le dan a una bebe una cebolla!!!
Se hace difícil comprender algunas cosas con idiosincrasias tan distintas y sobre todo en la alimentación.
Acá decimos "Todo bicho que camina va a parar al asador"
Y lograr que los mas chicos coman verduras es todo un trauma, pero no extraña ver a un bebé mordisqueando un hueso cuando los padres comen un asado.
Estamos tan lejos de las costumbres alimenticias como geográficamente.
Confieso que nunca comí comida mexicana, tal vez me sorprenda y me vuelva un fanático.
Felicitaciones por las sobrinas y espero poder probar pronto una buena mexicana.
Perdón, una buena comida mexicana.
Beso

Víctor dijo...

Ejem Myriamcita, ya te vale......

Myriam dijo...

¡Gracias Roberto! ahí van creciendo las sobrinitas poco a poco.

Recibo con mucho gusto tu saludo desde Buenos Aires, no sabes cuanto me gustaría estar ahí y que me lo dieras personalmente.

¡Beso!

Myriam dijo...

Leve, tienes toda la razón, el fin de semana pasado nos sorprendió repasando no se cuantas veces un video de Justin Bieber ¡y hasta le dijo a su mamá que le soltara el cabello para moverse mejor!.

Yo a su edad todavía me prendía al cantar "A la rueda, rueda de San Miguel, San Miguel, todos cargan su caja de miel..."

¡Abrazo y beso amiga!

Myriam dijo...

¡Jajajaja! que risa Vïctor :) nada de quitarle la custodia.

¡Ya me imagino a Alicia con sus tres años! ahora no sólo debe recitar poemas sino ensayos completos, que bárbara! tu sobri es una genio.

Pues de cuando en cuando pondré una foto para compartir con ustedes su evolución.

Besos y abrazos mi querido Victorcito, no, te juro que no me vale, si yo siempre estoy pensando en ustedes.

Myriam dijo...

Así es Angelito, desde chiquillos empezamos a desarrollar el gusto por lo picoso, Camila por ejemplo ya come pepinos con sal, limón y chle que es una botana (tapa) clásica en las mesas mexicanas, o algunas otras cosas que ya empiezan a tener un cierto gusto picoso. Yo creo que las cebollas pican igual aquí que allá.

Acá hacemos una buena carne asada y asamos también esas cebollitas y las comemos también como acompañamiento de "la taquiza".

¡Besos y abrazos!

Myriam dijo...

Martin (Gamar) jejeje, que risa lo que me dices.

Si, tenemos diferentes maneras de crecer y lo sorprendente es que al final del camino los niños de aquí y de allá crecen igual de bien y de sanos, claro que la carne debe tener un plus porque además ustedes son bien guapos.

Verás que un día comeras comida mexicana con todas las de la ley, hasta las servilletas serán mexicanas jejeje.

¡Abrazotes!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...